La alianza de dirigentes sociales y estudiantiles que amenaza a la nueva mayoría de Bachelet

Hace cinco meses comenzaron las conversaciones entre la Izquierda Autónoma, Revolución Democrática y algunos rostros del movimiento social para aunar fuerzas si es que llegan al Parlamento y ocupan espacios de decisión. Aunque el grupo no está zanjado, esperan poner las convergencias programáticas de sus candidatos en los espacios de la política formal, especialmente en temas que tienen apoyo transversal, como la educación pública o la asamblea constituyente.

El lunes 3 de junio, pasadas las 10:45 de la mañana, frente a la Plaza de la Ciudadanía, en la Alameda, se anunciaron las tres candidaturas parlamentarias de la Izquierda Autónoma(IA): el ex vicepresidente de la FECh, Francisco Figueroa, por Providencia-Ñuñoa; Gabriel Boric por Magallanes y Daniela López, ex presidenta de la Federación de la Universidad Central, por Valparaíso.

Pero no sólo líderes de la Izquierda Autónoma estaban en la cita. Acompañando el acto estaban, además, tres miembros de Revolución Democrática (RD): Mario Orellana (coordinador de redes ciudadanas), Sebastián Depolo (secretario general) y Tatiana Urrutia (coordinadora de acción política).

Son precisamente estos dos últimos nombres, más el de Miguel Crispi, coordinador general de RD, quienes llevan las conversaciones que desde enero sostiene el grupo con la Izquierda Autónoma para cuajar una red de líderes del movimiento social que puedan defender un esquema programático común en el caso de llegar al Congreso en las próximas elecciones parlamentarias.

Por el lado de la IA los negociadores han sido Francisco Figueroa, Matías Goyenechea y Úrsula Schüler.

Las conversaciones que se han llevado a cabo en la sede de Revolución Democrática y la Corporación La Morada –donde está la fundación ligada a la IA, Nodo XXI– sufrieron un decaimiento mientras RD negociaba su participación en primarias formales, pero nunca se han detenido. Y en estas últimas semanas se han intensificado.

Depolo confirma las reuniones: “Estamos iniciando un proceso de diálogo, viendo cómo aquellas candidaturas independientes se coordinan. No se trata de un pacto, pero nos interesa que un grupo amplio de candidaturas independientes pueda llegar al Parlamento. No sólo para el gobierno que venga, sino que para las transformaciones que Chile requiere