López Obrador critica la reforma energética impulsada por el PRI y el PAN

Buscan aumentar el IVA para tapar el hoyo que dejará la privatización de Pemex, advierte Obrador

Según Martí Batres el blanquiazul hace el trabajo sucio al gobierno a cambio de Baja California

 

La reforma energética propuesta por los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) es un acto de irresponsabilidad supina y un engaño para la población, ya que con ella se pretende entregar 60 por ciento de los recursos petroleros al sector privado y empresas trasnacionales, sostuvo Andrés Manuel López Obrador en un mensaje difundido ayer en YouTube.

Las reformas energética y fiscal van de la mano, porque los que gobiernan traman quedarse con las utilidades del petróleo y aumentar el impuesto al valor agregado (IVA) en todos los productos de consumo generalizado para tapar el hoyo que dejará al erario la privatización de la paraestatal. De aprobarse dicha reforma ya no habrá dinero para la educación pública, vivienda ni para el desarrollo del país y eso producirá más violencia e inseguridad, destacó el ex candidato a la Presidencia de la República.

Convocó a los ciudadanos a impedir que unos cuantos roben la riqueza petrolera y se continúe afectando la economía popular; además, invitó a participar en la asamblea que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) llevará a cabo el 8 de septiembre en el Zócalo de la ciudad de México.

En conferencia de prensa, Martí Batres, presidente del Morena, dijo que el PAN, con la presentación de algunos lineamientos de su propuesta de reforma energética, hace el trabajo sucio al gobierno federal, a cambio de la gubernatura en Baja California.

Gustavo Madero Muñoz, presidente del PAN, “actuó de prisa y, como en la época de las concertacesiones salinistas, anunció su propuesta energética a cambio de evitar el conteo de voto por voto en Baja California para que su candidato se quede como gobernador del estado. Recurrió a un discurso lastimero y de perdedores