El jefe del Ejército argentino negó ante la Justicia cualquier vinculación con la dictadura

César Milani negó las acusaciones que lo involucran con violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura. El lunes, la Comisión de Acuerdos del Senado comenzará a tratar el pliego de su ascenso.

En medio de las acusaciones realizadas por un ex detenido y las denuncias de la oposición, el jefe del Ejército, César Milani, se presentó espontáneamente ayer ante un juzgado federal de La Rioja y negó cualquier vinculación con violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura cívico-militar. La presentación se realizó pocos días antes de que el Senado comience el tratamiento de su ascenso, que arrancará el próximo lunes en la Comisión de Acuerdos. El kirchnerismo cuenta con los votos para emitir dictamen, aunque luego será clave la posición que adopten algunos de sus aliados cuando el tema llegue al recinto. Desde organismos como el CELS, Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo manifestaron que las denuncias deben ser investigadas, pero que hasta el momento no cuentan con elementos para impugnar a Milani por su actividad durante la dictadura.

“El general Milani se presentó de forma inesperada en una declaración espontánea