Gran caída del ingreso y aumento de la pobreza durante los seis años que gobernó Calderón

Durante los seis años que gobernó el presidente Felipe Calderón Hinojosa –entre 2006 y 2012–, el ingreso que percibieron los hogares mexicanos tuvo pérdidas, de acuerdo con los datos oficiales publicados este martes, que mostraron una caída en la capacidad de compra de bienes y servicios durante un periodo en el que se presentó una de las mayores crisis económicas a escala mundial en ocho décadas.

El ingreso en los hogares mexicanos se redujo 12.75 por ciento durante el sexenio pasado y el de cada persona disminuyó 7.12 por ciento, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2012, la percepción promedio trimestral en los hogares mexicanos fue de 38 mil 125 pesos, mientras en 2006 fue de 43 mil 698 pesos, según los datos de la ENIGH, una publicación bianual del Inegi que ofrece el más amplio panorama sobre la fuente de ingreso y el destino del gasto de las familias del país.

Todos los datos están expresados en pesos constantes de 2012, lo que significa que las cantidades fueron actualizadas por inflación para hacerlas comparables.

Durante los pasados seis años, sólo en un bienio, el comprendido entre 2006 y 2008 –antes del estallido de la crisis que provocó en 2009 una recesión en México–, las remuneraciones de los trabajadores con salario fijo, una de las fuentes de ingreso consideradas en la ENIGH, crecieron 0.1 por ciento, pero en los siguientes dos bienios se contrajeron 7.9 y 4.9 por ciento. En contraste, las transferencias, que pueden ser tan diversas como subsidios gubernamentales o ayuda entre familiares, se incrementaron 12 por ciento, aproximadamente.

Los hogares mexicanos dedican la mayor parte del ingreso a la compra de alimentos, bebidas y tabaco, transporte, educación y esparcimiento. Sin embargo, de 2006 a 2008, entre el cambio del gobierno federal y el inicio de la crisis, ese gasto se contrajo 0.2 por ciento, y para el periodo 2008-2010 el deterioro en el gasto para alimentos fue de 3 por ciento.

Las cifras del 2010 al 2012

La ENIGH contiene datos que van de 2006 a 2012; sin embargo, el Inegi destacó los resultados del último bienio, en el cual se observa que en 2012 el ingreso corriente promedio por hogar aumentó 1.5 por ciento respecto de 2010, por lo que los mexicanos dispusieron de 38 mil 125 pesos trimestrales.

En la colonia Almarcigo Sur, en la zona de La Presa, en Ecatepec, estado de MéxicoFoto Roberto García Ortiz

El ingreso de los hogares más pobres, ubicados en el primer decil, creció 5.5 por ciento en 2012 al compararse con los datos de 2010 y ubicarse en 6 mil 997 pesos trimestrales, pero ese decil en 2008 percibía 7 mil 136 pesos trimestrales y, de acuerdo con las propias cifras del Inegi, entre 2006 y 2012 el ingreso de esos hogares en realidad se contrajo 10.4 por ciento.

El Inegi señaló que existen grandes diferencias por deciles de hogares, ya que el 10 por ciento de los de menores ingresos dedican 46.4 por ciento de su gasto a alimentos, bebidas y tabaco, mientras que el decil más alto dedica sólo 14.4 por ciento.

En los hogares con más ingresos se destina 19.9 por ciento a educación y esparcimiento, y en los más pobres 5.2 por ciento.

A pesar de estas diferencias, lo cierto es que durante el sexenio pasado todos los hogares mexicanos sufrieron una contracción en su ingreso: los del primer decil pasaron de percibir 7 mil 796 pesos en 2006 a 6 mil 997 en 2012, y los del decil más alto redujeron su ingreso de 155 mil 715 pesos trimestrales a 133 mil 300, aproximadamente 14.5 por ciento.

En qué gastamos

La encuesta refleja que además del gasto en alimentos, las erogaciones más fuertes del decil de ingresos más bajos se concentran en vivienda y combustible (5.8 por ciento) y en transporte y comunicaciones (9.8).

En tanto, los gastos más fuertes del decil de mayores ingresos se concentran en educación y esparcimiento (19.9 por ciento). seguidos de transporte y combustibles (19.7).

El quinto decil, con un ingreso trimestral promedio de 23 mil 914 pesos, que ha tenido una contracción de 11.6 por ciento en los seis años recientes, gasta 35 por ciento de su ingreso en alimentos, bebidas y tabaco; 16.7 en costear transporte y comunicaciones, y 10.4 por ciento en educación y esparcimiento.

El Inegi señaló que los resultados de la ENIGH 2012 están ajustados a las proyecciones demográficas que el Consejo Nacional de Población (Conapo) realizó el 16 de abril de 2013.