La policía hondureña reprime a estudiantes que protestaban contra la Ley de Educación Superior

El proyecto de reforma de la Ley de Educación Superior fue el detonante para que un grupo de estudiantes del Movimiento Amplio Universitario (MAU) se enfrentaran con la Policía en los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), tras ser desalojados del bulevar Suyapa, frente a la máxima casa de estudios.

Los estudiantes universitarios se tomaron en horas de la tarde el paso frente al portón principal de entrada al centro de educación superior, donde colocaron barricadas con piedras, provocando un caos vehicular.

Los jóvenes salieron a protestar, según ellos, en defensa de la autonomía de la UNAH, que consideran se pone en peligro con las reformas a la Ley de Educación Superior, que otorgaría independencia a las universidades privadas y limitaría la facultad constitucional del Alma Mater de organizar y dirigir la enseñanza universitaria.

En virtud de ello, los manifestantes exigían a las autoridades del Alma Mater, principalmente a la rectora, Julieta Castellanos no permitir que se envíe un proyecto de ley que dicen ya fue aprobado en el seno del Consejo Universitario.

Ante la situación, de inmediato llegó al sector un comando de policías que conminaron a los estudiantes a liberar la vía, pero los universitarios omitieron el llamado de los uniformados, que cumplido el tiempo prudencial que les dieron decidieron desalojarlos.

GAS Y PIEDRAS
Los policías lanzaron gas lacrimógeno contra los estudiantes que se defendieron lanzado piedras y refugiándose en el interior de la máxima casa de estudios y cerraron los portones de acceso por alguna horas.

Sin embargo, los antimotines lograron llegar hasta la entrada peatonal de la universidad desde donde les lanzaron granadas de gas a los estudiantes que desde los parqueos le devolvían los artefactos y una gran cantidad de piedras.

“Estamos en contra del Proyecto de Ley de Educación Superior que fue elaborado por las autoridades de la UNAH en conjunto con las universidades privadas, a quienes se les pretende entregar lo que constitucionalmente se la ha otorgada a nuestra universidad