Mexicanos piden el fin del bloqueo a Cuba frente a la embajada de EEUU

El obispo de Saltillo, Raúl Vera, aseguró que el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos sobre Cuba es unaofensa a Dios y llamó a globalizar la solidaridad, el progreso, la salud, la educación y la alimentación.

En un acto ecuménico y político realizado frente a la embajada de Estados Unidos en México, con motivo del arribo esta semana al país de la caravana de Pastores por la Paz, Vera señaló que para los credos cristianos no es algo extraordinario y fuera de lugar que se exija que los derechos que tienen los habitantes de un pueblo como el cubano sean respetados y liberados de ese conjunto de intereses que han originado un bloqueo que no se mueve, que no desaparece, que está ofendiendo a Dios y no sólo a nuestros hermanos cubanos.

A la manifestación realizada ayer por la tarde acudieron integrantes del Observatorio Eclesial, de Iglesias por la Paz, Mujeres por el Diálogo, del Movimiento Mexicanos de Solidaridad con Cuba y del Frente Popular Francisco Villa, además de representantes de la embajada de Cuba en México.

El pastor metodista César Pérez demandó el término del bloqueo económico de más de 50 años, la libertad de los cinco héroes cubanospresos en Estados Unidos, la devolución del territorio de Guantánamo a Cuba y el cierre de dicha prisión.

Pérez lamentó que Estados Unidos sea un imperio que no tiene corazón y aseguró que quienes se oponen a su política exterior somos la piedra que va a derrumbar a ese ídolo con pies de barro.

Jesús Escamilla, dirigente del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba, resaltó que el acto ecuménico fue una expresión de amor solidariocon los habitantes de la isla y precisó quelo que nos separa no son las ideas sino los intereses económicos de algunos. Asimismo, sostuvo que la resistencia del pueblo cubano durante todas estas décadas del bloqueo es un ejemplopara todos los pueblos.

Vera López mencionó la importancia de las 10 toneladas de de ayuda humanitaria que la caravana de Pastores por la Paz, conformada por ministros cubanos, estadunidenses, canadienses y mexicanos, llevará al pueblo de Cuba y añadió que sabemos que esto no es lo que resuelve la vida del pueblo cubano, quizás nuestras dádivas en este momento sí, y tenemos la obligación de acudir en su ayuda a resolver las situaciones que son producto del bloqueo que se ejerce sobre el pueblo cubano.

El obispo de Saltillo subrayó la capacidad, valentía y el trabajo de los cubanos e insistió en que en este mundo globalizado no sólo deben existirrelaciones comerciales libres, sino también garantía de trabajo digno y de estructuras políticas y económicas que permitan el progreso de todas las naciones.

Consideró que la situación que vive Cuba es algo que debería preocuparnos todos los días, no sólo ahora por la presencia de Pastores por la Paz, y manifestó que confía en que todos los pueblos tengan “total libertad y derecho a la dignidad.

De igual forma, dijo que es fundamental que se restablezcan las relaciones humanas y de justicia entre Estados Unidos y Cuba, pues esto es un abono a la paz.

http://www.jornada.unam.mx/2013/07/18/politica/019n1pol