“Mi secuestro demuestra la soberbia de los países europeos”, Evo Morales.