Organizaciones indígenas piden mayor inclusión en el ALBA

La unidad de los pueblos en el espacio de la Alternativa Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), recuperar y defender la salud ancestral y la educación intercultural, impulsar la soberanía alimentaria y la participación directa en los procesos revolucionarios para hacer los cambios desde los movimientos sociales, y profundizar la lucha contra el racismo, son algunos de los planteamientos que los pueblos originarios plantearán en la Cumbre de Movimientos Sociales del ALBA que se reúne este 29 y 30 de julio en Guayaquil.
Representantes sociales de Ecuador, Bolivia y Nicaragua se reunieron en un taller que se llevó a cabo en la Escuela Politécnica del Litoral, donde abordaron diferentes aspectos que afectan a los pueblos indígenas.
Los representantes indígenas de Bolivia plantearon la necesidad de avanzar en la erradicación de la pobreza extrema, consolidar la soberanía productiva, científica y tecnológica y dar pasos certeros para la integración entre los pueblos sin sometimiento al imperialismo.
En respuesta a la preocupación manifestada en el taller en el sentido de que muchos pueblos originarios corren el peligro de extinguirse e incluso desaparecer, los líderes bolivianos destacaron que,  durante el gobierno de Evo Morales, las 36 nacionalidades que existen en el país se han fortalecido con los programas de educación, salud y participación en las distintas instancias del gobierno.
Desde Ecuador se aborda el tema del cambio de la matriz productiva, destacando que ello implica el impulso de la salud y de la educación; el dilema, en este caso, es atraer el capital transnacional o apoyar al sector de la economía popular, fortaleciendo a las pequeñas unidades de producción.
También se puso énfasis en la necesidad de que el ALBA tenga una política de visibilización e inclusión de los pueblos indígenas, los cuales deben participar con sus propias cosmovisiones y puntos de vista.
Uno de los puntos en que insisten los pueblos indígenas es el referente al fomento de la alimentación tradicional, basada en alimentos sanos, producidos con métodos orgánicos, libres de agro-tóxicos y pesticidas; para ello, señalaron, se requieren políticas de Estado para apoyar la agroecología, la sabiduría ancestral e impulsar campañas  que tengan como eje “la alimentación sana para el buen vivir”.
También se puso énfasis en la necesidad de que el ALBA tenga una política de visibilización e inclusión de los pueblos indígenas, los cuales deben participar con sus propias cosmovisiones y puntos de vista.
Frente a la situación de emergencia que vivió el presidente boliviano Evo Morales el pasado 2 de julio, fecha en que su avión fue impedido de sobrevolar por Francia, España, Italia y Portugal, en circunstancias en que pretendía retornar de Moscú a La Paz, los sectores indígenas mostraron su solidaridad con el mandatario y sugirieron que la Asamblea de Movimientos Sociales se pronuncie en este mismo sentido.
La Cumbre de Movimientos Sociales del ALBA, que cuenta con la participación de mas 200 delegados/as de Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Cuba y de otros países, redactará una declaración final que será entregada a los presidentes del ALBA que se reúnen el 30 de julio en Guayaquil, tras realizar una gran marcha unitaria.

 

http://alainet.org/active/66046