Uruguay: anuncian recorte de gastos ministeriales para elevar presupuesto educativo

El ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, explicó los fundamentos de los recursos asignados a la educación en el proyecto de Rendición de Cuentas.

El ministro de Economía Fernando Lorenzo señaló que la acción conjunta del gobierno y la bancada del Frente Amplio permitió acordar un recorte de gastos de todos los ministerios por un monto de 216 millones de pesos sin afectar las políticas públicas para financiar el aumento del 3% en la Universidad de la República a partir del año próximo.

Esto equivale a un recorte del 5,8% de los gastos de funcionamiento de los ministerios. “La acción conjunta del Poder Ejecutivo y la bancada de gobierno ha tenido como resultado un aumento de los recursos destinados a la educación, este es un desafío que el Poder Ejecutivo y la bancada están dispuestos a asumir”, señaló el ministro.

Con relación a los otros sectores de la enseñanza, Lorenzo sostuvo que “quienes han participado en la lucha sindical conocen bien la importancia y el valor de los convenios colectivos. Son una herramienta fundamental para avanzar en la concreción de las reivindicaciones de los trabajadores. Y mirados desde el lado de quienes tenemos responsabilidades de gobierno, son una herramienta para dar estabilidad y previsibilidad a la gestión”.

Consultado respecto a si estaba conforme con el esfuerzo realizado, sobre todo en la asignación de recursos a la educación, Lorenzo dijo que “jamás estoy conforme, y aún menos cuando se trata de evaluar el esfuerzo en un área tan valiosa y socialmente valorada como es la educación. Pero creo que es muy importante tener claro cuál era el punto de partida, mantener el rumbo y valorar los avances realizados”.

En cuanto a si el esfuerzo realizado es suficiente, el ministro sostuvo que seguramente son necesarios más recursos así como mejoras y reformas en muchos aspectos que hacen a la institucionalidad, la gestión, la carrera docente, los contenidos educativos y tantos otros aspectos. “Mi papel, en tanto ministro de Economía y Finanzas, es asegurar la provisión de los recursos fijados a partir de la priorización realizada y que estos, como no puede ser de otra forma, se inscriban en el marco general de la política fiscal. Porque la educación es una prioridad, pero también son importantes la salud, la seguridad y, en general, la provisión de bienes públicos de calidad. Mal haríamos en fragilizar la política fiscal y comprometer irresponsablemente la continuidad de las políticas públicas.

“Cuando el Frente Amplio llegó al gobierno, en el año 2005, los recursos presupuestales asignados a la educación pública representaban apenas un 3,2% del PIB, una cifra del orden de los 450 millones de dólares de la época. Nosotros pusimos a la educación en el primer lugar entre las prioridades presupuestales desde el inicio, de manera que los recursos públicos aplicados en la actualidad ascienden al 4,7% del PIB actual, una cifra que alcanza casi los 2.500 millones de dólares”, recalcó.

ANEP

“El presupuesto de la ANEP de este año representa un 3,3% del PIB, o sea una proporción incluso superior a la que tenía toda la inversión en educación cuando gobernaban los partidos que hoy están en la oposición. Jamás, desde la recuperación de la democracia, la inversión en educación ha estado tan alto en tanto prioridad presupuestal”, explicó Lorenzo.

Duro cruce a propuesta de Larrañaga

El ministro salió duramente al cruce del líder de Alianza Nacional Jorge Larrañaga, quien se reunió con la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza para presentarles una propuesta con el cometido de otorgarle mayores recursos a la educación.

“Esta la única propuesta existente hasta el momento, tendiente a contemplar las aspiraciones presupuestales de la ANEP y destrabar el conflicto que actualmente atraviesa la Educación Pública”, había señalado Larrañaga.

Al respecto, Lorenzo fue categórico: “Me alegra que la valorización de la educación se haya extendido a sectores políticos que antes no la tenían como prioridad. Me refiero, por ejemplo, a los sectores políticos que ahora se muestran tan interesados en “encontrar”, como si estuvieran por allí perdidos y olvidados, recursos para la educación”.

“Claro está, reconozco que los sectores políticos que desmontaron durante los años ‘90 la negociación colectiva tienen dificultades para comprender su utilidad social”, agregó.

Consultado sobre la severidad de esas afirmaciones, Lorenzo sostuvo que “mire, en primer lugar, no me olvido de la situación con la cual nos encontramos, al llegar al gobierno en el año 2005, en materia de asignación de recursos para la educación. Me encuentro entre quienes siempre piensan en positivo y para adelante, pero me parece poco consistente recibir lecciones de parte de quienes tuvieron la oportunidad de concretar en actos aquello que ahora tanto valoran y no lo hicieron”.

“Me resulta difícil entender el repentino interés de algunos sectores políticos en fortalecer presupuestalmente a la ANEP. Sobre todo teniendo en cuenta que, durante estos últimos años, han llovido las críticas sobre el esfuerzo de fortalecimiento de la educación pública que ha estado llevando adelante el Frente Amplio desde el gobierno. Son los mismos sectores que, por otro lado, se han cansado de decir que no existía correspondencia de clase alguna entre los recursos asignados y los resultados obtenidos”.

 

http://www.republica.com.uy/fondos-para-udelar/