En marcha contra la corrupción, Maduro propone una nueva ética política

“La corrupción es contrarrevolución”, “Primero Depósito”, “Todos contra la corrupción”, “Honestidad, trabajo y lucha”, “Primero corruptos”, “Fuera los corruptos”.

Estas y otras consignas contra la corrupción y contra los personajes políticos de oposición que la practican fueron plasmadas en las innumerables pancartas que desplegaron ayer quienes manifestaron contra esta vieja práctica, patentizada en la Cuarta República, pero que aún, a pesar del tiempo, mantiene unos cuantos exponentes.

Desde tempranas horas de la mañana de ayer sábado, una gran cantidad de caraqueños y caraqueñas se desplazó hasta las inmediaciones de la Plaza Venezuela, para de ahí partir hasta la avenida Universidad, frente al Palacio Federal Legislativo, y decirle a Venezuela y al mundo que rechazan de manera categórica la corrupción, en cualquiera de sus manifestaciones, y venga de donde venga.

Los marchistas siguieron al pie de la letra la postura que reiteradamente ha tenido el presidente de la República, Nicolás Maduro, en cuanto a que el pueblo debe acompañar al Gobierno en la lucha contra la corrupción.

Precisamente el jefe de Estado, en virtud de la defensa a ultranza que sectores de la derecha y de la Cuarta República manifestaron en favor del diputado Richard Mardo, tras serle allanada el pasado martes la inmunidad parlamentaria en la Asamblea Nacional por presuntos delitos en la obtención y utilización de fondos para sus campañas electorales, hizo un enérgico llamado al pueblo venezolano para que no avalara la manipulación mediática que pretendió hacer la oposición sobre el caso del parlamentario de Primero Justicia.

RESPUESTA A LOS SECTORES CORRUPTOS

Tras el anuncio de los sectores políticos de la derecha de, en primer lugar, realizar una actividad en el estado Aragua en favor de Mardo, pautada para el jueves primero de agosto, y posteriormente una marcha en el este de la capital el día de ayer, la respuesta del pueblo bolivariano fue contundente: convocar una movilización no solo para expresar su rechazo a la defensa al diputado aragüeño, sino para manifestar su respaldo al presidente Maduro en esta batalla.

MÚSICA, PANCARTAS Y ENTUSIASMO

Aproximadamente a las 11 y 45 de la mañana arrancó la movilización. El punto de partida acordado era la Plaza Venezuela, a las 11, pero a esa hora había mucha gente que aún venía desde distintos sitios de la ciudad, por lo que se optó por esperarla.

Muchos de los presentes hicieron un llamado para que la marcha comenzara lo más pronto posible, pues el cielo nublado hacía presagiar la llegada de la lluvia que, finalmente, nunca apareció.

Como se ha hecho costumbre en las manifestaciones en favor del proceso revolucionario, el color predominante fue el rojo, tanto en las franelas como en las gorras y otros atuendos.

La música se hizo presente en todo el recorrido, alternando camiones y camionetas entre las personas cada 50 metros, aproximadamente, con canciones alusivas al Comandante Eterno, Hugo Chávez, a su hijo político, el presidente Nicolás Maduro, y a la Revolución Bolivariana.

También fueron habilitadas tarimas con música en vivo para amenizar la actividad en sus distintos puntos del recorrido. Cabe destacar el escenario colocado en la avenida Libertador, a la altura de la Cantv, donde muchos de los manifestantes hicieron una pausa para rehidratarse y “echar un pie” con el contagioso ritmo del grupo afrovenezolano Herencia Rumbera y su “patarrumba”.

La multitud cantó, bailó, exhibió sus pancartas y afiches, recordó la figura del Comandante Eterno, Hugo Chávez, respaldó a Nicolás Maduro, emitió consignas contra los partidos de oposición, especialmente Primero Justicia, e hizo representaciones en las que ironizó la reacción de la derecha con el allanamiento de la inmunidad parlamentaria al diputado Richard Mardo. “Con mi corrupto no te metas”, se escuchó con frecuencia.

El pueblo bolivariano se mostró unánime en respaldar la decisión tomada el pasado martes por el Poder Legislativo, para así allanar el camino a una investigación a fondo sobre la actuación de Richard Mardo.

También se pudo observar un notable despliegue de banderas. Muchas personas dijeron que era una forma de reafirmar la fe en la República, sus símbolos patrios y el gentilicio.

Casualidad o no, esa bandera patria celebraba su día. Este sábado se recordaba aquella fecha cuando el Generalísimo Francisco de Miranda la izó por primera vez en tierras venezolanas, como símbolo de independencia y lucha contra la oligarquía del imperio español.

El Día de la Bandera se celebra cada 3 de agosto, desde hace siete años, cuando el Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, anunció el cambio, dado que fue ese día, en el año 1806, cuando Miranda izó el tricolor por primera vez en territorio venezolano, al llegar a las costas de Falcón.

Anteriormente se celebraba el 12 de marzo, pero esa fecha, también de 1806, corresponde a cuando Miranda desembarcó en Haití.

Ayer, en manos de miles de venezolanos, el tricolor patrio, el amarillo, azul y rojo con sus ocho estrellas, se convirtió también en ícono de lucha contra un tipo de traidores a la patria: los corruptos.

PUEBLO, COLECTIVOS Y GOBIERNO JUNTOS

Las movilizaciones, actos de masas y distintas actividades del proceso bolivariano se han caracterizado por tener siempre al mismo protagonista: el pueblo.

En esta oportunidad la situación no fue distinta, pues personas de todas las edades, del sector estudiantil, consejos comunales, colectivos sociales y empleados públicos y del sector privado se unieron en una sola voz para decir “no” a los corruptos.

A esta proclama se unieron los representantes del Gobierno Bolivariano, quienes acompañaron de principio a fin a los marchantes.

El vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faria, y varios diputados de la Asamblea Nacional, entre otros, se mezclaron entre la multitud en la ruta que comprendió Quebrada Honda, parte de la avenida Libertador, la plaza Morelos, Bellas Artes, La Candelaria, La Hoyada y la esquina de San Francisco, diagonal al Palacio Legislativo, como punto final.

Cabe destacar la participación del periodista José Vicente Rangel, quien, a pesar de sus más de ochenta años a cuestas y la elevada temperatura, hizo el recorrido de principio a fin y se fotografió, firmó varios autógrafos y ofreció declaraciones a la prensa.

MADURO CUMPLIÓ SU PALABRA

El presidente de la República, Nicolás Maduro, cumplió con su palabra empeñada de participar activamente en la manifestación anti-corrupción. El jefe de Estado se incorporó en el último tramo de la marcha, en la esquina El Chorro cerca de las 2 pm y recorrió varias cuadras de la avenida Universidad.

El Presidente Obrero detuvo varias veces su marcha para abrazar y saludar a muchas personas que iban cerca de él y a otras que se agolparon en las aceras.

El punto final de la movilización fue una enorme tarima colocada en la esquina de San Francisco, donde Maduro ofreció un discurso.

 

http://www.minci.gob.ve/2013/08/caracas-marcho-contra-la-corrupcion/