Centroamérica: EEUU exige “medidas no populares” y “cambios institucionales” a cambio de nuevos fondos

Embajadora estadounidense en El Salvador prometió nuevos fondos si se realizan “cambios institucionales”

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, detalló este miércoles, que continúa el proceso del país para obtener un segundo desembolso de los fondos de la Corporación de la Cuenta del Milenio, pero recalcó que para tal fin es fundamental el respeto a la institucionalidad en el país.

La diplomática enfatizó que aún no han sido superaros todos los obstáculos en el proceso de gestión de los fondos y que la decisión definitiva será dada a conocer a mediados de septiembre próximo cuando la junta directiva de la Cuenta del Milenio sesione.
Además confirmó el siguiente paso a dicha reunión sería someter a ratificación de los fondos ante el Congreso estadounidense.
“Para buscar los beneficios tan especiales como el Asocio para el Crecimiento, como el Fomilenio, estamos buscando cambios en El Salvador a largo plazo. Esos cambios incluyen respeto a la institucionalidad, buena gobernabilidad, transparencia y ética”, reiteró Aponte.
La funcionaria estadounidense dijo que la visión de su país para El Salvador es “amplia” y buscan que se  fortalezca y se respete la institucionalidad del país, un crecimiento sostenible y la generación de los empleos que se necesitan a nivel nacional.
“Esperamos es que todas las instituciones sean fortalecidas y sean fuertes, que haya respeto entre ellas, de esto estamos hablando. Los procesos no han terminado, hay consultas legislativas que suceden en diferentes momentos. Seguimos esperanzados que esto tenga un final feliz porque todos queremos lo mejor para El Salvador a corto mediano y largo plazo”, añadió la embajadora.
Respecto a las declaraciones del presidente Funes, quien aseguró que no se encuentran en riesgo los fondos del segundo compacto de Fomilenio, tras las diferencias entre las Salas de la Corte Suprema de Justicia, Aponte expresó que respeta la opinión del mandatario y que mantiene una gran esperanza de conseguir  dicho apoyo económico para El Salvador.

EEUU pide a Honduras aplicar “medidas no populares” para dar más fondos

Honduras firmó un convenio con la Cuenta del Milenio para acceder al apoyo del Programa Umbral, que donará L312 millones.

Tegucigalpa. El Programa Umbral firmado ayer entre Honduras y Estados Unidos dejará al país fondos por 15.6 millones de dólares (L312,000,000), los cuales se utilizarán para mejorar indicadores que le 1permitan al país acceder a una segunda donación multimillonaria de ese organismo.

Pero para que Honduras pueda tener acceso a un segundo compacto de la Corporación Desafío del Milenio (MCC, por su sigla) el próximo gobierno deberá aplicar “medidas no populares” en materia financiera.

El acuerdo fue suscrito por la ministra de la Presidencia, María Guillén, y Sheila Herrling, vicepresidenta de la MCC, en Casa de Gobierno. El presidente Porfirio Lobo firmó el documento como testigo de honor.

 

Reformas impopulares

El Programa Umbral será destinado a mejorar la gestión financiera pública y apalancar las alianzas público-privadas durante los próximos tres años. De esa forma se pretende mejorar los indicadores en los que Honduras salió reprobado, entre ellos el de control de corrupción, que le impidieron lograr una nueva asistencia financiera de la MCC.

Marco Bográn, director de MCC Honduras, dijo en conferencia de prensa en la embajada estadounidense que los cambios legales que se deben hacer para cumplir con el Programa Umbral posiblemente generen malestar entre los políticos.

“Las reformas que estamos buscando son mucho más agresivas en finanzas públicas. Son reformas difíciles de llevar a cabo, no son populares, no son reformas que encuentran apoyo político fácil”, expresó Bográn.

La reforma sobre la gestión financiera contempla hacer cambios en la ejecución del presupuesto, nuevos controles en la adquisición de bienes y servicios, mejoras en la capacidad de pago con una veeduría de la sociedad civil.

Otra línea de trabajo será generar transparencia a las alianzas público-privadas para apoyar al Gobierno en la generación de inversiones compartidas con el sector privado.

 

Recuperación

Honduras ejecutó 205 millones de dólares de un primer compacto entre 2005 y 2010 destinados a obras de infraestructura y apoyo financiero a pequeños productores. Pero durante los gobiernos de Manuel Zelaya (2006-2009), Roberto Micheletti (2009-2010) y Porfirio Lobo no se superaron los indicadores claves para acceder al segundo compacto, como el de control de corrupción. En la evaluación de 2013 de la MCC, el gobierno de Lobo fue aplazado en 5 de los 23 indicadores examinados: política fiscal, derecho y acceso a la tierra, creación de empresas, libertad de información, control de corrupción, efectividad del Gobierno y predominio de la ley.

Pero la MCC consideró que el Ejecutivo había hecho algunos esfuerzos considerables para mejorar la calificación y concedió a Honduras uno de los cuatro Programas Umbral que ha dado.

El Programa Umbral dura tres años, pero es posible que Honduras tenga derecho de solicitar un segundo compacto antes de ese tiempo, indicó Sheila Herrling, vicepresidenta de la MCC. Esta iniciativa “es un honor (para Honduras) que no se debe tomar a la ligera” porque pocas naciones logran que se les otorgue, consideró.

El reto de mejorar los indicadores es más complicado para Honduras porque subió de categoría de país de ingreso bajo a bajo medio y por esa razón la Cuenta del Milenio le exige mejor puntuación.

La recalificación de Honduras es “agridulce” porque indica que ha mejorado su situación económica, “y esa es la parte dulce”, pero lo “amargo” es que ahora debe competir con otros países doblemente ricos por otro compacto, evaluó Herrling.

 

http://www.laprensa.hn/honduras/381985-97/medidas-impopulares-pide-eua-para-dar-m%C3%A1s-fondos