Chinchilla a Ortega: “No dejaremos que su irrespeto separe nuestros pueblos”

Nicoya. “Para quienes crean que esto se trata de una mera provocación para hacernos perder el tiempo, ¿saben qué lucha ha venido librando este Gobierno en los últimos años? ¿Lo tenemos verdaderamente claro?

”Yo lo que le recuerdo a Costa Rica es que ellos (los nicaragüenses) pasaron de las palabras a los hechos; ellos ya invadieron la porción del territorio de Costa Rica que hoy se encuentra en disputa”.

Con estas palabras, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, defendió su asistencia a la Marcha por la Patria, realizada ayer en Nicoya, Guanacaste, en protesta por las declaraciones del mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

La semana pasada, el presidente del país vecino dijo que podría reclamar la provincia de Guanacaste ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Pese a ello, Chinchilla reiteró la hermandad de Costa Rica con el pueblo de Nicaragua.

“Esta es la voz solidaria y tolerante que dice: presidente Ortega, no dejaremos que su irrespeto separe nuestros pueblos. No caeremos en sus provocaciones, pero tampoco nos mantendremos callados”, manifestó.

El discurso de la presidenta puso fin a una marcha pacífica y un acto cívico realizado frente al templo colonial de Nicoya, en el cual los alcaldes de la provincia ratificaron un “Manifiesto de reconfirmación del grito de la anexión”.

Imagen sin titulo - GN
El discurso de la presidenta puso fin a una marcha pacífica y un acto cívico realizado frente al templo colonial de Nicoya, en el cual los alcaldes de la provincia ratificaron un “Manifiesto de reconfirmación del grito de la anexión”. Pablo Montielampliar

 

Tanto Chinchilla como el presidente del Congreso, Luis Fernando Mendoza, firmaron el documento como testigos de honor.

La caminata previa la lideraron cientos de alumnos de escuelas y colegios de la región, quienes se desplazaron unos 700 metros bajo el fuerte sol, entre bombas, güipipías y música de marimbas.

Diputados del PASE. También se integraron a la protesta en Nicoya los diputados del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) Víctor Emilio Granados, Rita Chaves y Martín Monestel, y el vicepresidente Luis Liberman.

“Sería irresponsable no tomar las declaraciones (de Ortega) en serio. Cuales sean sus motivaciones, la obligación nuestra es proteger la soberanía y no aceptar ninguno de esos enunciados”, dijo Liberman.

El traje blanco con cinto verde que vistió la presidenta Chinchilla durante su visita a Nicoya desencadenó un zafarrancho en el plenario de la Asamblea Legislativa.

La diputada Yolanda Acuña, del Partido Acción Ciudadana, reclamó la coincidencia con los colores del Partido Liberación Nacional.

Esa legisladora, además, criticó que los diputados verdiblancos guanacastecos no estuvieran dispuestos a perder la dieta para acompañar al pueblo nicoyano.

Luis Antonio Aiza y María Ocampo, los aludidos, se defendieron y trataron a Acuña de “mentirosa”, al enfatizar que nunca pidieron permiso para ir y prefirieron quedarse en el Congreso.

“Ahora veo que usted es una perfecta mentirosa”, le gritó Ocampo a Acuña, por afirmar que había preferido no perder ¢50.000 por la sesión. Aiza enfatizó que no era posible que fueran, y solo el presidente legislativo asistió a la marcha en representación de los tres.

http://www.semana.com/nacion/articulo/permanecen-bloqueos-no-acuerdo-frente-paro/354916-3