Correa denuncia “campaña criminal” de Chevron contra Ecuador

“Vamos a enseñarles a estos tipos (de Chevron) que Ecuador es un país pequeño pero con dignidad y sabremos defender al país ante los ataques que han emprendido a nivel internacional”, dijo el presidente Rafael Correa respecto a la campaña de desprestigio que inició la compañía petrolera estadounidense Chevron

Esta empresa ha invertido USD 400 millones en su campaña contra Ecuador. “Chevron inició una campaña de mentiras que han sido amplificadas por cierta prensa. Han dicho que la sentencia ha sido redactada por terceros, que los peritos están comprados”, agregó el mandatario durante el Enlace Ciudadano 333, emitido desde la serrana localidad de La Maná.

Para esta campaña de desprestigio –dijo Correa- Chevron ha contratado a abogados como el copropietario del diario El Universo y articulista de ese medio, Hernán Pérez Loose, que ya asesoró a la petrolera Oxy, que intenta estafar al país con otro juicio.

“Ecuador tiene un gobierno de izquierda así que decidieron atacar a Correa como el izquierdista, el dictador, con el apoyo y la complicidad de prensa nacional. Eso es lo que posicionan en Estados Unidos, allá nos han hecho un gran daño porque no nos conocen. América Latina sí nos conoce y por eso nos cree y vamos a responder”, agregó el mandatario.

“Nos están atacando directamente. Yo ya no voy a esperar más. No vamos a permitir que nos desprestigien y que agredan al país. Ecuador responderá con toda su fuerza para defender nuestro pueblo, nuestra gente, nuestra dignidad”, aseguró.

La empresa Texaco (posteriormente adquirida por Chevron) realizó operaciones de extracción petrolera en la Amazonía ecuatoriana entre 1964 y 1990. La transnacional fue demandada por ocasionar severos daños ambientales que no fueron reparados.

Tras cerca de 20 años de proceso judicial, en enero del 2011, una corte ecuatoriana sentenció el pago de 9 mil millones de dólares a los demandantes y decidió que este valor sería duplicado en caso de que la empresa estadounidense no pida disculpas por las afectaciones al medio ambiente. Chevron no cumplió con la sentencia y ahora está obligado a pagar unos USD 19 mil millones.

Para hacer efectivo el cobro, los demandantes presentaron acciones de reconocimiento de la sentencia ecuatoriana en Argentina Canadá y Brasil, donde la petrolera tiene activos, para poder proceder al embargo y de esta manera garantizar el pago.