El Telégrafo (Ecuador): “Nodal: noticias desde nosotros”

Carol Murillo Ruiz

Hace poco escuché decir al periodista argentino Pedro Brieger que mucha de la información internacional que se tiene sobre América Latina y el Caribe se la recepta de diarios europeos cuyos corresponsales en nuestra región reportan hacia allá y, luego, son buscadas desde acá por otros periodistas –perezosos- y lectores –cómodos-. Palabras más, palabras menos.

Quizá  una manera de desconfiar de lo que nuestros medios publican y que nos reconfiguran en el escenario mundial. Y da la casualidad de que en la presente era de las telecomunicaciones cada suceso escogido por la matriz de algún pull de medios globales, uniformiza su enfoque o interpretación. Por ejemplo, cuando Evo Morales fue impedido de volar el espacio aéreo de varios países europeos, la mayoría de nuestros medios, en un acuerdo sigiloso pero no por eso menos evidente, tomó unas precauciones enormes a la hora de informar el desaguisado europeo. Era preferible dar crédito al silencio o la duda de los funcionarios italianos o españoles –que no disimulaban su incomodidad-, que tomar la versión on line del propio presidente boliviano atascado en un aeropuerto de Viena. Peor: ningún medio o periodista latinoamericano, afincado en Europa, se atrevió a averiguar la biografía política del embajador español que fue a visitar a Evo -en esa terminal- para pedirle, con una diplomacia exquisita, que lo invitara a tomar un café en su avión…

Claramente había que bajarle la tensión a un lío que dejaba en cueros a la diplomacia de esos gobiernos y menospreciaba la inmunidad de un presidente del sur. Este es solo un ejemplo de cómo algunos hechos internacionales que hacen la historia de nuestra región –o fuera de ella- son relativizados por el poder mediático glocal.

Por eso me alegra que el mismo Pedro Brieger haya roto el maleficio de informarnos de manera tangencial y nos ofrezca hoy una web de noticias y análisis que nos amplía la perspectiva de lo que somos y hacemos en temas que van desde la política interna de nuestros países hasta asuntos relativos a la integración regional, ambiente, pueblos originarios, economía, género y diversidad, y movimientos sociales. En un sencillo pero completo diseño podemos tener el mapa noticioso de América Latina y el Caribe; que es más grande de lo que imaginamos cada vez que creemos que uno o dos países conforman Centroamérica, que dos islas o tres re-presentan el Caribe y que los Andes son una cordillera sin naciones en el norte del Sur de América, o que Brasil y Argentina resumen el sur del Sur de la misma América.

Me ha llamado la atención, por ejemplo, saber que en República Dominicana el Gobierno de EE.UU. ha nombrado a un embajador abiertamente gay que es, además, activista y defensor de los derechos humanos de los homosexuales. Tal medida ha recibido el rechazo de un movimiento llamado Lunes Negro que agrupa a 37 iglesias evangélicas, y que arguyen que EE.UU. quiere imponer una agenda gay en Dominicana (sic).

¿Quieren saber más? Vayan a Nodal: www.nodal.am, una excelente página para acercarnos en directo a las noticias de nuestra región.

 

http://www.telegrafo.com.ec/mundo/item/nodal-noticias-desde-nosotros.html