Encuesta del Centro de Estudios Políticos da más de 30 puntos de ventaja a Bachelet

En el entorno de la aspirante oficialista a La Moneda aseguran que sabían que el sondeo no era bueno para ella, pero nadie esperaba que fuera tan malo. Y aunque se han intentado explicar las razones de cifras tan bajas, lo concreto es que el polémico estudio refrendó la tendencia que otros anteriores ya venían marcando: que la abanderada de la Nueva Mayoría tiene una amplia ventaja sobre los demás candidatos presidenciales. Cifras que a estas alturas parecen difíciles de superar, dada la historia de los años 2005 y el 2009.

El funesto resultado de la última encuesta del Centro de Estudios Públicos, que le da un 44 por ciento a Michelle Bachelet frente a un 12 por ciento de Evelyn Matthei, no hizo más que profundizar las múltiples diferencias que ya han surgido en los equipos de la abanderada oficialista en este corto período de campaña.

La estrategia, encabezada por el propio Joaquín Lavín, de desacreditar el sondeo de un organismo que, hasta hace un par de años, era el oráculo del sector, no generó un acuerdo unánime, lo que quedó de manifiesto con las posturas asumidas públicamente.

Mientras representantes de la UDI en el comando optaron por invalidar no sólo las cifras, sino también el trabajo de campo, desde el mundo de Renovación Nacional prefirieron ser menos agresivos y centrarse en que las dramáticas cifras en desmedro de su representante se van a revertir en la medida que se acerque la elección presidencial. Aunque todos coincidieron en que dadas las circunstancias en que se realizó el polémico estudio, el desenlace era predecible.

Sin embargo, lo inquietante de las cifras, pese a que se podría argumentar —como de hecho lo hacen en el comando de Matthei— que no tienen valor predictivo, es que reafirman la misma tendencia de otras encuestas que le dan amplia ventaja a la candidata de la Nueva Mayoría. Esto instala la sensación de que Bachelet ya es la ganadora de los comicios de noviembre. Al punto que el 75 por ciento de los consultados cree que ella será la próxima Presidente de la República. Es contra esa sensación ambiente que tiene que luchar el oficialismo en lo que resta de campaña.

Cuando este martes comenzaron a llegar los integrantes del comité estratégico al comando de calle Suecia, alrededor de las 09:00 de la mañana, algunos de ellos ya estaban al tanto de que la encuesta CEP era desfavorable para su abanderada, información que habían recibido desde La Moneda. Pero fue el jefe de campaña, tras participar en una actividad con Matthei, quien realizó las primeras declaraciones, optando por invalidar su aplicación, al afirmar que “desde el punto de vista estadístico y de predicción de una elección presidencial, esa encuesta tiene validez cero”. Algo que resultó demasiado “agresivo” para un sector de la Alianza que sigue pensando que poner en tela de juicio el trabajo de campo de una encuesta como la CEP “no es bueno”. La estrategia por la que optó Lavín no fue analizada en la cita de este jueves y varios integrantes de la instancia aseguran que al análisis de los eventuales resultados del sondeo no se le dedicó mucho tiempo, desplazándolo para el final de la reunión en que se decidió que habría que hacer hincapié en que “durante varios días en los que se estaba aplicando la encuesta, la Matthei no era candidata aún”.

Hay quienes tras las últimas actuaciones de la candidata, particularmente en lo relativo a su reacción ante la pregunta de un periodista y a la respuesta con que salió del pasó —a propósito del “perdón” que pidió el senador de su partido; Hernán Larraín, en el marco de la conmemoración de los 40 años del golpe militar—, estiman que ella “polariza” y las malas cifras no harían más que confirmar esa tesis.

En la cita del comité estratégico, hasta la que llegaron Lily Pérez, Roberto Izikson, Francisco Chahuán, Jovino Novoa, Hernán Larraín Matte, Alberto Espina, Juan Antonio Coloma y Jorge Saint-Jean, “no se habló mucho del tema (de la CEP), cómo será que quedó para el final, cuando casi nos íbamos”, dice un integrante del comité y otro aclara que “ya sabíamos que las cifran serían malas, así es que coincidimos en que había que centrarse en la idea y hacer hincapié en ello, que gran parte de la toma de la muestra se hizo cuando nuestra candidata aún no lo era”. Tras lo cual se levantó la reunión después de una hora y media en que se abordó el despliegue de la campaña en regiones. Lo que da cuenta de que Lavín sólo compartió con la candidata los términos de las duras declaraciones, con el agravante que lo hizo aún antes de conocer las cifras oficiales.

Pese a ello, desde el comando también explican que no era necesario hacer un análisis en profundidad del tema, por cuanto desde que se anunció que la encuesta seguía adelante a pesar de la bajada de Pablo Longueira, se sabía que las cifras serían adversas para Matthei. En ese contexto, ya había un cierto consenso respecto de cómo abordar la situación. De ahí que, según comentan, las palabras de Lavín y de otros integrantes del comando, se pueden interpretar como un ataque al CEP, en realidad lo que se critica y se busca poner en duda, dadas las circunstancias en que se realizó el sondeo, es su validez predictiva. Porque, en lo que coinciden varios de los integrantes del comité estratégico, es que la polémica pregunta abierta acerca de “¿Quién le gustaría a usted que fuera la o el próximo Presidente de Chile?”, resulta comunicacionalmente perjudicial y no tendría validez predictiva. Ello, porque también están concientes, en el entorno de Matthei, de que aunque esta CEP no tiene validez predictiva de voto, sí muestra una tendencia y es que el candidato que a estas alturas del año está mejor posicionado es, según las muestras del 2005 y del 2009, el que finalmente gana la elección. Un escenario que en la derecha nadie quiere que se instale.

Sobre todo porque ya a estas alturas no todo era miel sobre hojuelas en el comando oficialista. Al punto que hay parlamentarios que observan con preocupación que la figura de Matthei no ha generado el entusiasmo que se sospechaba en un primer momento. De hecho, tras la encuesta no faltaron los autoflagelantes a los que les preocupa que la abanderada marque menos que ellos mismos en sus distritos.

Y a pesar de que algunos dirigentes insisten en que las cifras de la CEP “no reflejan la realidad actual”, también están conscientes de que podría estar comenzando a reproducirse un escenario similar al que botó a Golborne. De ahí la importancia de la intervención de la vocera del comando, la senadora RN Lily Pérez, que en un tono que algunos calificaron como de “arenga” se centró en generar un estado de ánimo positivo, señalando que “aunque los resultados de una encuesta puedan ser negativos hoy día, eso lo vamos a dar vuelta, porque tenemos el ánimo y tenemos la mejor candidata (…) Chile tiene que saber que contamos con la mejor persona, la mejor mujer para tomar las decisiones que a Chile le importan. Y esa es Evelyn Matthei”.

Por otra parte, un representante de RN que admite que estos episodios no contribuyen a un buen estado de ánimo, se atreve a especular que “el peor escenario es para La Moneda, si la Matthei marca eso, porque La Moneda la impuso y con eso bloqueó la posibilidad de que (Andrés) Allamand fuera candidato”.

Adicionalmente, hay quienes tras las últimas actuaciones de la candidata, particularmente en lo relativo a su reacción ante la pregunta de un periodista y a la respuesta con que salió del paso —a propósito del “perdón” que pidió el senador de su partido; Hernán Larraín, en el marco de la conmemoración de los 40 años del golpe militar—, estiman que ella “polariza” y las malas cifras no harían más que confirmar esa tesis.

En todo caso está por verse qué efectos, si es que los tuviere, provocará en el comando oficialista la polémica encuesta. Sobre todo si se hace la lectura de que, aunque tal vez no tenga validez predictiva, las cifras están marcado una tendencia que es urgente revertir para salvar el objetivo principal: las parlamentarias. Aun cuando desde el comando insisten en que digan lo que digan las encuestas “vamos a pasar a segunda vuelta”.

 

http://www.elmostrador.cl/pais/2013/08/30/cep-confirma-gran-ventaja-de-bachelet-y-comando-de-matthei-patalea-por-balde-agua-fria-de-la-encuesta/

 

Gobierno desestima números de la encuesta del CEP

La ministra Cecilia Pérez afirmó que “la mejor encuesta es la que uno escucha en la calle, donde nos dan cuenta que, cada vez se está reconociendo más el trabajo del gobierno”.

“Esta encuesta ha tenido inconvenientes en el último tiempo, pero sin perjuicio de eso, son los comandos los que hacen sus propios análisis”, agregó la vocera de Gobierno.

La ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, se refirió a los resultados logrados por el gobierno y las fuerzas del oficialismo en la última versión de la encuesta CEP, dada a conocer este mediodía.

Al respecto, Pérez afirmó que “los votos se cuentan el día de la eleccion y ninguna carrera esta ganada, y por cierto siempre pueden haber muchas sorpresas”.

Nota completa: http://www.latercera.com/noticia/politica/2013/08/674-540154-9-gobierno-y-resultados-de-encuesta-cep-los-votos-se-cuentan-el-dia-de-la-eleccion.shtml

ENCUESTA COMPLETA: http://web.vrserver2.cl/cepchile/EncuestaCEP_JulAgo2013_completa.pdf