Gobierno de Guatemala reconoce que en 2013 han muerto 62 niños por hambre

El Gobierno de Guatemala reconoció hoy que en lo corrido del año han muerto en el país al menos 62 niños menores de cinco años, como consecuencia de las condiciones de desnutrición severa generada por el hambre.

El titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Gobierno, Luis Monterroso, dijo a los periodistas que unos 9.700 menores más han sido diagnosticados con cuadros de desnutrición crónica.

“La cifra que tenemos es que han fallecido por desnutrición 62 niños en este año (…) y hay reportados un total de 9,786 casos de desnutrición crónica”, detalló Monterroso.

En Guatemala, según cifras oficiales, uno de cada dos niños menores de cinco años sufren de desnutrición crónica como consecuencia de la pobreza que padecen el 52 % de los 15 millones de habitantes.

Un informe presentado la semana pasada por el Proyecto Estado de la Región y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, señala que Guatemala es el país más “desigual” de la región centroamericana, y uno de los más “inequitativos” de América Latina.

El 10 % de la población más rica de este país recibe proporciones cercanas al 40 % del ingreso total del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual agrava las condiciones de pobreza, anotó el informe.

Monterroso dijo que el Gobierno del presidente Otto Pérez impulsa programas de combate a la pobreza por medio de la dependencia que dirige y el Ministerio de Desarrollo Social y aseguró que los efectos de éstos se verán reflejados en los próximos meses.

El principal programa de Pérez, denominado “Ventana de los cien días”, tiene como objetivo garantizar la alimentación y servicios de salud para las madres desde los primeros meses de gestación, para evitar que el niño nazca con desnutrición y la sufra durante sus primeros años de vida.

“Los primeros dos años de vida del niño son vitales para evitar la desnutrición”, destacó Monterroso.

En la mayoría de los casos las muertes de los niños por desnutrición se han debido a la negativa de los padres de acudir a los centros asistenciales para que los menores reciban atención médica, según el funcionario.

Las comunidades más afectadas por el hambre y la pobreza son las habitadas por indígenas que carecen de los servicios básicos de agua potable, centro de salud y escuela.

http://www.s21.com.gt/nacionales/2013/08/28/gobierno-reconoce-que-2013-han-muerto-62-ninos-hambre