Plan del ALBA prevé ahorrar hasta un 50% en la compra de medicamentos

En 2008 el Ministerio de Salud ejecutó un presupuesto para medicamentos de más de 133 millones de dólares. Hasta julio de este año se ha invertido alrededor de 170 millones, con una proyección cercana a los 300 millones a finales del 2013

Ahorrar entre el 20 y el 50% del gasto público en medicinas de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA), es el objetivo que prevé alcanzar el Tratado Constitutivo del Centro Regulador de Medicamentos del ALBA y del Registro Grannacional de los Medicamentos ALBA (Albamed), proyecto que impulsa este bloque  para asegurar el acceso a medicamentos esenciales.

Francisco Racines, director de integración regional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador, señaló que se está estudiando los recursos  exactos que emplea la región en este tipo de compras.

Indicó que el proyecto podría iniciar el primer trimestre de 2014 y ampliaría el acceso a los servicios públicos de salud, así como identificar mejor la dependencia de medicamentos y generar políticas industriales regionales de producción de medicinas. “Estaríamos generando nuevas propuestas productivas que dinamizarían la economía”, dijo Racines.

En el caso de Ecuador, explicó que estas políticas permitirían un ahorro público similar a la inversión extranjera directa, que en la actualidad es algo superior al 2% del Producto Interno Bruto (PIB), monto que  pondría en  marcha dinámicas productivas que generarían mayor integración y equidad.

80% de los medicamentos que se consumen en el mercado nacional son importadosEl país tiene un presupuesto de alrededor de $ 3.000 millones para la compra de fármacos, lo que quiere decir que dentro del continente es el primer país que tiene una asignación de recursos tan altos, comparado con Colombia ($ 900 millones) y Perú ($ 400 millones).

“Ecuador tiene un presupuesto de compra que puede llegar a $ 1.300 millones solo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). En conjunto, con los entes gubernamentales que son el Ministerio de Salud Pública (MSP), Defensa y Policía suman un presupuesto de cerca de $ 3.000”, recalcó Agustín Ontaneda, cónsul general de la India en Ecuador, durante la rueda de negocios Pharmexcil 2013, que se realizó en Guayaquil.

El gobierno ecuatoriano, a través del Ministerio de Salud Pública (MSP),  realiza inversiones  importantes en diferentes áreas. Una de estas es en medicamentos, que desde hace seis años ha ido en constante  crecimiento.

Francisco Vallejo, subsecretario Nacional de Gobernanza del MSP, explicó que en 2008 esta entidad ejecutó un presupuesto para medicamentos de más de $ 133 millones; en 2009 fue de $ 137 millones; 2010 con $  178 millones;  2011 registró $211 millones;  2012 llegó a  $ 253 millones; y  hasta julio de 2013 se ha invertido alrededor de $ 170 millones, con una proyección cercana a los $ 300 millones a fines de  año.

Respecto al Tratado -que fue suscrito por los ministros de Relaciones Exteriores de Cuba, Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador-, Vallejo destacó que este es el inicio de un trabajo conjunto entre países que buscan  avanzar en la adecuada provisión de medicamentos.

Esto -dijo- evitaría  gastos  innecesarios de recursos y la compra de medicinas a productores internacionales. “El 80% de los medicamentos que se consumen en el mercado nacional son importados, y el 20% son de producción nacional, es decir, dependemos muchísimo de la importación”, puntualizó Vallejo.

Este 80% comprende materias primas y medicamentos ya elaborados, sobre todo estos últimos. “La parte nacional no es que produce materias primas, sino que también importa las mismas y el resto de la fabricación se realiza aquí”.

Los grandes productores de materias primas para elaborar medicinas son Alemania, India, Suiza, entre otros países.

Precisó que con este proyecto se tendría un mercado más grande y también se daría paso a que cada país que firmó el Tratado se especialice en la  producción de un medicamento genérico para luego intercambiarlos entre sí y lograr el beneficio entre todas las naciones.

Los medicamentos esenciales son aquellos que satisfacen las necesidades prioritarias de salud en la población, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomienda su disponibilidad en los sistemas públicos con garantías de calidad e información y a un precio accesible.

Con el plan se otorgará el Registro Grannacional a este tipo de medicamentos y vigilará el cumplimiento de normas de buenas prácticas de manufactura (BPM), distribución, almacenamiento, importación, exportación y el análisis de laboratorio pre y post registro.

Antonio Quezada, gerente de Difare destacó que si bien el proyecto es un buen intento de cooperación internacional entre los países, hay que pulir bien la situación operativa para la administración adecuada de los medicamentos. “Hay que pensar  cómo van a distribuir las medicinas,  los pagos entre  países, qué nación se comprometerá a poner recursos, si habrá un centro de acopio, o los laboratorios van a despachar individualmente a cada país, es decir, se va a necesitar una logística, un sistema de pagos, y eso va a ser motivo de un acuerdo probablemente más complicado que la misma Alba”, precisó.

Agregó que en Ecuador hay cerca de 200 laboratorios que trabajan como proveedores de medicinas. El proyecto está ahora en fase de estudio para determinar las similitudes y diferencias en las demandas de los diferentes países y establecer qué medicamentos y cantidades pueden ser objeto del plan.

La ALBA está formada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía y Venezuela.

http://www.telegrafo.com.ec/economia/item/plan-de-la-alba-ahorraria-50-en-la-compra-de-medicamentos.html