Presidente de Honduras ve bien la llegada de más observadores internacionales para las elecciones

El Presidente hondureño Porfirio Lobo, calificó de beneficiosa la presencia de observadores de internacionales, incluso de los países miembros de la Unión de Naciones de Sudamérica (Unasur), en el próximo proceso electoral del 24 de noviembre.

“Que vengan de todas partes, si el límite de ellos está en el compromiso de decir la verdad, pero que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) defina un procedimiento en el cual, si una elección es clara, que esa observancia no se maneje de forma política”, advirtió.

Recordó que “en todas las campañas políticas hay dudas, pero lo importante es que el TSE, maneje la elección, que mantenga el control de la autoridad electoral porque si recuerdan, en 2005, el representante de la OEA que vino aquí, era el exembajador estadounidense Frank Almaguer, antes que se contase una urna dijo quien había ganado y eso es delicado”, señaló.

Sobre la última clasificación que hizo sobre Honduras, la firma Standard & Poor´s, expresó que “dos semanas antes de la gran debacle económica que hubo, lo que llaman ellos valoradoras de riesgo, dijeron que quebraron hasta las que estaban en triple A, algo así”.

“Al final, hay que hacer un mejor uso de los recursos, resolver el problema de la deuda interna que es lo que más agobia no sólo a este Gobierno, sino cualquier gobierno que viniera, porque aunque el gobierno no se endeude, el servicio de la deuda es enorme y estas clasificadoras vienen, e insisto, dos semanas antes del gran desastre económico que hubo, cuando se derrumbó la bolsa y todo y calificaron a muchas de estas financieras, esos mismos clasificadores de riesgo como que estaban triple A positivo y no sé qué cosas más”, añadió.

Acotó que “nosotros prácticamente ya estamos finalizando el Gobierno y el único endeudamiento que firmaremos es con China para el proyecto hidroeléctrico Patuca III, es lo único”.

Sobre el incidente que ocurrió durante la firma del Pacto Nacional por los Derechos Humanos, el mandatario indicó que “es normal en toda campaña, siempre ha sido así, tal vez lo que no han estado observando respecto a otras campañas es que alarman un poco, pero todas las campañas han sido iguales, todas; y a medida que se acercan las elecciones, más se encienden las emociones”.

Sobre la muerte de dos trabajadores del transporte este sábado a manos de supuestos extorsionadores en San Pedro Sula, el Gobernante recalcó que “la violencia es algo que nos preocupa a todos y no crea, estamos luchando fuertemente, pero el cubo de espiral que tenía, que venía aumentando 10, 12 por ciento cada año, se detuvo, hay que seguir luchando y todos tenemos que colaborar, todos, es lamentable a lo que ha llega los niveles de maldad, es terrible”.

Advirtió que es importante la presencia de los miembros de las Fuerzas Armadas en las calles dando protección a la ciudadanía porque si se tiene un problema como el que enfrenta la Policía, que aunque se está superando, debido a que el nivel de contaminación era terrible y por eso se necesita la presencia de los militares. “Si usted saca los militares ahorita y los mete a los cuarteles, la vamos a pagar caro todos los hondureños”, reiteró.

Reiteró su posición en el sentido, que para sacarla de la crisis financiero, la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) debe convertirse en una empresa mixta, trabajadores – gobierno para que ellos no pierdan sus derechos y tanto esfuerzo que le han dado a la empresa; que busquen un socio internacional que tenga el 51 por ciento de las acciones.

“La idea mía es que así como se ha hecho en la Empresa Nacional Portuaria y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica que se está concluyendo el proceso, igual se haga en Hondutel”, recalcó el Mandatario quien manifestó su esperanza de concluir ese proceso durante su administración, pero si no se logra, le tocará al próximo gobierno.

Sobre la Ley de Promoción del Desarrollo y Reconversión de Deuda Pública, aseveró que la misma ha sido satanizada por algunos que están acostumbrados a que el Estado les otorgue concesiones y las tienen únicamente para negociar con alguien que aparezca por ahí y el Estado asume todo el riesgo.

Sin embargo, “con esta ley el que invierte tendría que poner plata y si el proyecto le fracasa, simplemente perdió, pero el Estado no pierde y además de eso, si en seis meses no inicia el proyecto, tendría que dejarlo y pasar a otro y de 280 concesiones que el Estado ha dado que no están sirviendo a nadie y sólo las están chineando para ver cuando aparece un inversionista que se las compre”, argumentó.

Sobre las críticas de que esa ley se puede convertir en un mecanismo para el lavado de activos, señaló que lo más importante es la veeduría social, pero la ley es sana y noble.

Advirtió que no comprometerá a su partido o a su candidato presidencial en un problema político antes de las elecciones generales de noviembre próximo y esa ley la aprobó el Congreso Nacional y ahora está para que la envíen al Ejecutivo para que la vete o la sancione.

“Yo no voy a enredar la campaña política del candidato con una ley que tiene la mejor intención, yo lo que le garantizo es lo siguiente que el día de mañana el que gobierne y halle incomprensiva esa ley, se va a dar cuenta porque era necesaria”, señaló.

Añadió que “yo me reúno para socializarla, pero como estamos en la campaña, por mucho que hablemos ahí adentro, cuando salen afuera salen diciendo otra cosa”.

 

http://www.ellibertador.hn/?q=article/presidente-de-honduras-ve-bien-la-llegada-de-m%C3%A1s-observadores-internacionales-para-las-elecc