Trinidad y Tobago: renuncias golpean al partido gubernamental

El gubernamental Congreso Nacional Unido (UNC) de Trinidad y Tobago enfrenta hoy serios desafíos tras la renuncia de varias de sus figuras relevantes, pese a los comentarios optimistas de la primera ministra Kamla Persad-Bissessar.

La vicepresidenta del Senado Lyndira Oudit abandonó este martes su cargo y sumó su voto a la oposición al anunciar que podría ingresar al Partido Liberal Independiente, de Austin “Jack” Warner, antiguo líder del UNC.

Oudit siguió los pasos del exministro de Justicia y diputado Herbert Volney, quien dejó este lunes a su organización política.

Pero Persad-Bissessar minimizó el caso, al afirmar que la senadora ejerció su derecho democrático a elegir al partido más acorde con sus posturas.

“No tengo más comentarios sobre el caso”, expresó la jefa del gabinete a periodistas.

Asimismo, rechazó la celebración de elecciones anticipadas como exige el líder opositor Keith Rowley y afirmó que la coalición de cuatro partidos que gobierna cumplirá con sus cinco años de mandato.

Persad-Bissessar también negó reportes de prensa sobre su supuesta intención de remodelar el gabinete, decisión que consideró prematura.

El Congreso Nacional Unido y su líder sufrieron un duro revés la pasada semana tras la victoria de Warner en las elecciones especiales por un escaño al parlamento por el distrito de Chaguanas West.

Warner, envuelto en un escándalo por corrupción, abandonó ese partido por discrepancias con Persad-Bissessar.

 

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1742171&Itemid=1