Venezuela: Laboratorio de otra vía pacífica al socialismo – Por Aram Aharonian

La Revolución Bolivariana es un segundo laboratorio latinoamericano de la vía pacífica al socialismo, después de la (frustrada) experiencia de Salvador Allende en Chile. Seguramente, el modelo venezolano será tomado en cuenta en cualquier intento de (re) construcción socialista, como el allendista fue tomado por la socialdemocracia europea cuatro décadas atrás.

Algunos analistas señalan que la Revolución Bolivariana –pacífica, democrática- atraviese la crisis del cierre del ciclo reformista. Para Toby Valderrama (1), si bien se conquistó el gobierno, las leyes, las relaciones sociales, económicas y políticas, la cultura, siguen siendo burguesas, y para transformarlas se necesita de un segundo esfuerzo.

Hoy pareciera que el presidente Nicolás Maduro impone su propio estilo en la conducción de la cosa pública –superada la etapa “afrancesada” que le hizo perder 800 mil sufragios- y se va fortaleciendo ante un Henrique Capriles por momento se desvanece, al menos como líder de la supuesta “unidad” opositora y busca aire político en la derecha latinoamericana y mundial.

Maduro parece tener una lectura pragmática de la coyuntura que lo ha llevado a crear puentes con sectores productivos y mediáticos, acometer el gobierno de calle, enfatizar en la corrupción, convocar al Gran Polo Patriótico, la coalición bolivariana y hacer las paces con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos. Mientras, enfriaba el proceso de normalización de relaciones con EEUU, tras declaraciones de la aspirante a embajadora de Washington ante la ONU.

No cabe la menor duda que la muerte de Hugo Chávez dejo huérfanos a todos los venezolanos, unos por amor, otros por odio. Pero ambas fuerzas, bolivarianos y antichavistas, más que dedicarse a apostar por el triunfo de cada uno, pareciera ser más importante garantizar el fracaso del otro.

La socióloga Maryclén Stelling señala que la oposición observa, casi con envidia, las masivas protestas en Brasil y reclaman al candidato antichavista su incapacidad de conducir el país a la calle y demandar, desde allí, el respeto a lo que cree fueron los resultados electorales.

Hoy Venezuela vive otro proceso preelectoral, hacia los comicios municipales del 8 de diciembre. Las expectativas de las bases del Psuv sobre la celebración de elecciones primarias se vieron nuevamente frustradas, aun cuando inicialmente se había abierto un proceso de selección bastante democrático. Ahora la dirigencia optó nuevamente por la dedocracia y la frustración crece.

Por cierto, la estrategia de una “primavera árabe” en Venezuela se ha desinflado, luego del 14 de abril y su estela de fallecidos y heridos. Pero el peligro principal para el gobierno son ahora los votos, que siguen –de acuerdo a las encuestas- en franca huída, ante el descontento por la ineficiencia, la ineficacia y el burocratismo.

Mientras, Capriles parece haber caído en su propia trampa sobre la “ilegitimidad” de Maduro, en una postura que los aísla de muchos sectores opositores y deja a su partido Primero Justicia, jugando en el borde del abismo “primaverista”. Así, el Movimiento al Socialismo, anunció que debatirá si van con la MUD en las municipales o con sus propios candidatos.

Es más: es incomprensible que Capriles haya felicitado a la dirigencia de Paraguay que sigue en su posición contra el ingreso de Venezuela al Mercosur. No es propio de quien ha aspirado a la presidencia actuar en contra de un interés nacional, que trasciende la lucha partidista, señala el politólogo opositor Leopoldo Puchi.

En medio de la campaña preelectoral, la Mesa de Unidad Democrática anunció que espera 7.500.000 votos el 8 de diciembre, 168 alcaldes (50% del total) y 1.100 concejales lo que le daría a la oposición una brecha de 12% sobre el oficialismo.

Desde espacios académicos, mediáticos y de ONGs nacionales y foráneas se insiste en la posibilidad del reencuentro, reconciliación y “reconstrucción de los venezolanos, y abundan los autoproclamados “mediadores”. Y, así, se organizan eventos que” repiten y consagran la polarización.

Entre la construcción del socialismo y la corrupción

Retomando las últimas instrucciones de Chávez en su último consejo de ministros, en octubre pasado (2), Maduro reconoció que tiene una deuda con la comuna (se supone que el poder comunal sería la base de la construcción del socialismo) y con el programa de gobierno de Chávez.

El director del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, se preguntó : ¿Qué se ha hecho con la comuna? ¿Se ha avanzado en su constitución? ¿Cuántas se han formado en estos 100 días de gobierno? ¿Cuántas están en formación? ¿En algún estado se ha cumplido la cuota correspondiente? ¿Cómo marcha el proceso de creación de consejos comunales? ¿Cuál es el balance del seguimiento que el Ministerio de las Comunas hace a uno y otro proceso, el de las comunas y el de los consejos comunales?

El plan de Chávez consideraba un crecimiento anual aproximado de 450 comunas, como parte de “…la transformación del sistema económico, para la transición al socialismo bolivariano, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas”.

Ni siquiera el combate a la corrupción parece fácil, pese a la decisión presidencial, que ha llevado a algunos pocos funcionarios y empresarios beneficiados a la cárcel. Maduro debió salir a expresar públicamente su respaldo absoluto al presidente de Indepabis (organismo contralor de precios y defensa del consumidor), Eduardo Saman, a quien pidió mantenerse firme en su lucha contra las mafias que provocan el desabastecimiento.

La declaración del mandatario ocurrió un día después de que se publicara en Gaceta Oficial una resolución del Ministro de Comercio que dejaba sin efectos facultades especiales para designar y destituir directores y personal de confianza de esa institución.

 

Notas: 

1) Toby Valderrama, ¿Es posible la vía pacífica?, Punto Final de Chile, edición 785 del 12 de julio de 2013

2) Aram Aharonian, Las últimas instrucciones de Chávez, http://questiondigital.com/?p=12958

http://questiondigital.com/?p=16265