“La esclavitud contemporánea se llama consumismo. Es una enfermedad de masas que es funcional a los intereses de la acumulación” – José Mujica, presidente uruguayo

El mismo día en que el Parlamento dio la sanción definitiva a la ley de minería de gran porte, el presidente José Mujica envió un mensaje a la población sobre la importancia que su gobierno le concede al medio ambiente, afectado en muchos casos por la demanda excesiva generada por las políticas consumistas. “La esclavitud contemporánea se llama consumismo. Es una enfermedad de masas que es funcional a los intereses de la acumulación”, sostuvo, agregando que ese “consumo desaforado de masas es imposible para el mundo, sobre todo porque la naturaleza no resiste la civilización del use y tire”, advirtió en su audición en las emisoras del Sodre.

Subrayó que no se puede agredir permanentemente a la atmósfera, “no se puede despreciar el agua ni el medio ambiente. Nos damos cuenta de que la verdadera lucha ecológica es una lucha política”, dijo defendiendo los planteos de los grupos ecologistas a los que definió como “honrados”, aunque “intentan mitigar apenas las consecuencias de esta civilización consumista”. Por tercera vez consecutiva, Mujica habló sobre lo que él considera la “pérdida de la libertad”, que es el consumismo exacerbado. “Es una enfermedad de masas funcional a los intereses de la acumulación”, dijo, y lo calificó como “una esclavitud contemporánea”.

Sostuvo que el sistema capitalista “necesita multiplicar permanentemente el consumo, innovar en los productos que presenta persiguiendo su objetivo: la acumulación. Todo se hizo mercado, desde el nacimiento hasta la muerte”. Agregó que resulta difícil separar en la conciencia de la gente las categorías de consumo básico de los otros que son inducidos por la presión social y el marketing, “que produce una conciencia del triunfo para quienes tienen éxito profesional, reconocimiento e ingresos económicos que aseguren el alto consumo. Aseguró que quienes son pobres y no pueden asistir a la feria del consumo caen en el autodesprecio y la exclusión”.

http://www.republica.com.uy/la-esclavitud-contemporanea-se-llama-consumismo/