Nicaragua institucionalizará modelo de alianza entre gobierno y empresarios

Daniel Ortega se siente tan a gusto del éxito que le ha reportado el modelo de negociación a puertas cerradas con los empresarios que conforman el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), que quiere institucionalizarlo a través de una ley, para que funcione como un mecanismo permanente de negociación y consenso.

“La idea es que al institucionalizar el proceso, el esquema de reuniones no sea sólo una voluntad política del presidente (de turno), sino que se vuelva un marco jurídico que garantice la permanencia de ese proceso a lo largo del tiempo”, de modo que sus sucesores tengan que hacerlo igual, explicó el empresario Carlos Pellas.

De darle vida a esa norma, la nueva entidad vendría a sustituir de facto las funciones que estaba llamado a ejercer el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (CONPES), creado durante la administración de doña Violeta Barrios de Chamorro, y desaparecido precisamente durante la administración Ortega.

“Muchas veces, lo que se hace al comienzo se retoma después, cuando se ve que es lo lógico. Cada quien hace las cosas a su modo, pero ahora él (Ortega) ve que desde el 2009 esto ha funcionado bien. Tal vez en el 2007 él no creía en estas cosas, pero ha ido viendo resultados”, dijo Antonio Lacayo, ministro de la Presidencia durante la administración Barrios.

Para José Adán Aguerri, presidente del COSEP, la propuesta de Ortega es mucho más sencilla y práctica, y tiende a crear una entidad que facilite la búsqueda de soluciones a los problemas que encuentra a diario el sector privado en el ejercicio de su labor productiva.

Lo que se quiere es “formalizar este esquema para que sea permanente en Nicaragua. Se están trabajando una serie de esquemas (de coordinación gobierno – COSEP), entre ellos, uno que se deriva del mecanismo de la Comisión de Seguimiento, como son los gabinetes sectoriales, que pretenden ofrecer respuestas a los planteamientos que presenten nuestros sectores”, detalló.

La idea es sentar a los representantes de los sectores que tengan problemas, con los ministerios a los que les corresponde responder, para encontrar “respuestas adecuadas”.

Buenos resultados

Por institucionalización se entiende que la comisión de seguimiento dejaría de existir de hecho, para cobrar vida por ley. Aguerri observa que este esquema está vigente desde el 2009, periodo en el que Nicaragua incrementó sus exportaciones en 80%, el empleo creció 35%, mientras el PIB se incrementaba en 4.7% durante los últimos 3 años, mientras el promedio de Centroamérica era de 3.28% en ese mismo lapso.

“Queremos ampliar esos resultados”, explicó el líder gremial.

Los empresarios aprovecharon la cita (la cuarta de ese tipo desde que Ortega ascendió al poder en 2007) para entregarle dos documentos: la matriz que detalla 62 obstáculos al comercio regional, así como la Agenda Cosep 2013 – 2016, que contiene una suerte de propuesta de plan de gobierno.

Este último documento hace énfasis en “cinco pilares de crecimiento para esta segunda etapa: gobernabilidad, infraestructura, el desarrollo de un mercado formal que genere empleo, financiamiento, y la opción de tecnología con asociatividad”, enumeró Aguerri.

A pesar de su importancia, el tema de la gobernabilidad se mencionó al principio y se dejó atrás, para hablar de pesos y centavos.

Lacayo recordó que sobre la elección de funcionarios “se habló al inicio, pero la reunión se fue a temas más puntuales. Si se sigue buscando el consenso, se comenzará a hablar de elecciones libres, una Corte independiente, que se respete la propiedad privada, cooperativa e individual, así como los contratos”, a los que consideró requisitos indispensables para el desarrollo.

Aguerri citó que acerca de la gobernabilidad, “se planteó nombrar los cargos vencidos antes que concluya la presente legislatura; y que los procesos electorales devuelvan la credibilidad al sistema”.

Entre otros temas, se acordó que la reforma al sistema de pensiones se aborde con base en la tesis de los “costos compartidos. El gobierno tiene que pagar su deuda acumulada por varias administraciones, y de hecho, se comprometieron a honrarla, aunque no se definió montos ni plazos”.

También se habló de establecer una “alianza por la educación; de crear leyes particulares que son importantes para el sector privado, competitividad, financiamiento, una ley de garantías mobiliarias, otra de arrendamiento financiero, formalizar las empresas, conseguir más inversión, elevar la productividad, invertir en educación, y que el Estado asuma su rol de facilitador”, más que de controlador.

 

http://www.confidencial.com.ni/articulo/13639/refuerzan-relacion-ortega-empresarios