Paraguay: se realizó el congreso unitario sindical, campesino y social

Después de la acreditación de más de 1000 delegados de las bases sindicales y sociales se dio inicio al congreso unitario de trabajadores y campesinos convocado por la CUT A, la CNT, el Frente Social y Sindical y la Coordinadora de Organizaciones sociales e indígenas del Paraguay (COCIP). El congreso tuvo por lema: “Por un Paraguay con Justicia Social.”

Asistieron en calidad de invitados referentes de las Confederación Sindical de las Américas y de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur.

También asistieron los senadores Sixto Pereira y Hugo Richer del Frente Guasu y Miguel López Perito de Avanza País, así como Ricardo Canese parlamentario del MERCOSUR.

Este congreso unitario de trabajadores y campesinos, por un lado, es un hecho inédito en nuestro país y marca un punto de convergencia de las luchas sociales, pero por otra lado es una propuesta de los sectores sindicalizados y campesinos de entablar un proceso de diálogo con los poderes del Estado alrededor de cuatro puntos que las organizaciones consideran importante para un desarrollo con justicia social. Estos cuatro puntos que se discutieron en el congreso y que mañana serán abordados en una cumbre con los tres poderes del Estado son: Modelo de Estado, Combate a la Pobreza, Política Impositiva y Reforma Agraria.

Si no existen sindicatos fuertes, no habrá democracia en el Paraguay

En la apertura del congreso hicieron uso de la palabra diferentes representantes de las agremiaciones convocantes al congreso.

Bernardo Rojas, secretario general de la CUT A, haciendo referencia a unas declaraciones pasadas del presidente de la república, Horacio Cartes, que había mencionado a los sindicatos como “obstáculos para el desarrollo”  dijo que muy por el contrario las organizaciones sindicales del país han presentado a los gobiernos anteriores sus propuestas de desarrollo para la generación de empleo decente, pero que no fueron oídos nunca. Mencionó además que los sindicatos son los principales custodios de la democracia, “si no existen sindicatos fuertes, no habrá democracia en el Paraguay”, dijo.Agregó Rojas, que con el documento que se pretende presentar a los tres poderes del Estado se demuestra la intención de los sindicatos de establecer un diálogo social, “pero si no quieren dialogar nos van a encontrar en la calle, enfrente combatiéndoles”, mencionó.

Informó que ya se ha establecido diálogo con el presidente del congreso y con el presidente de la corte, así como con el vicepresidente de la república, no así con el presidente del ejecutivo. “No quiere hablar con nosotros” puntualizó Rojas.

La Lucha contra la pobreza no pasa por instalar Maquilas

A su vez, el representante de la CNT, Juan Torales expresó que el congreso unitario quiere convertirse en el puntal de lucha de los trabajadores para mejores condiciones de vida y de trabajo en el país.Torales hizo referencia a las amenazas del gobierno de reducir el Estado y el empleo público. En otra parte de su discurso hizo alusión a la necesidad de presentar una plataforma concreta de lucha al neoliberalismo y a la derecha de nuestro país que se encuentra perfilando un modelo de desarrollo que beneficia a los grandes agroexportadores, latifundistas y especuladores. “Tenemos que ser consientes de la necesidad de acumular fuerzas entorno a esa plataforma, por eso este congreso unitario será de fundamental importancia” dijo.

“Nosotros desde el movimiento sindical, desde el movimiento campesino y desde los movimientos populares consideramos que la lucha contra la pobreza no pasa por instalar Maquilas, no pasa por las privatizaciones, no pasa por la alianza pública privada que se quiere instalar”. Expresó.

Más adelante consideró que el combate a la pobreza debe pasar por la transformación profunda del modelo de Estado basado en la agro exportación, el latifundio, la especulación financiera, el contrabando y la piratería. “Este modelo tenemos que erradicar.” Puntualizó.

Destacó que el modelo de Estado que se propone desde las organizaciones sindicales y campesinas es un modelo de lucha frontal al modelo neoliberal, prebendarista y clientelista.

En otra parte de su discurso Torales dijo que en nuestro país no existe libertad sindical, “prueba de ello son los compañeros de la línea 30 que están de huelga hace más de 40 días, 9 de ellos crucificados y 4 en huelga de hambre. De cada 10 sindicatos que se organizan 7 son liquidados por las patronales en connivencia con las autoridades del trabajo. Es la realidad que vivimos,  criminalización de la lucha social, persecución permanente y sistemática al movimiento sindical” Manifestó.

Recordó que hace poco la organización sindical logró dejar en “stand by” un proyecto regulatorio del sector eléctrico, asimismo recordó la lucha contra las privatizaciones llevadas a cabo en el año 2002.

También manifestó que el movimiento sindical no solo está en lucha sino que tiene capacidad propositiva, lo que se puede ver en el documento que mañana se quiere presentar a los tres poderes. Asimismo hizo mención que el gobierno no ha invitado aún al sector trabajador a dialogar y que esté diálogo surge a instancias de los trabajadores y campesinos.

Una coyuntura de derecha

A su momento, Luis Aguayo, en representación de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Paraguay (COCIP) dijo que ya la gran concurrencia de los diferentes sectores a este congreso marca el éxito del mismo.En su discurso hizo alusión a la coyuntura nacional donde la derecha del país se encuentra cercenando garantías constitucionales. Recordó la Masacre de Curuguaty, señalando a está como punto de asenso de la actual derechización del país. “Sabemos que la derecha planificó esa tragedia dentro del plan de golpe parlamentario que se llevó a cabo, con el fin de truncar el proceso democrático construido por nuestro pueblo.” Dijo.

Aguayo, hizo mención a la intervención de la embajada norteamericana y las multinacionales en el golpe de Estado, cuyo objetivo habría sido, según él, la no recuperación de las tierras malhabidas, más de 13 millones de hectáreas.

También rememoró a los más de 129 dirigentes campesinos asesinados impunemente desde 1989.

Dijo que el golpe parlamentario aceleró la liberación de las semillas transgénicas y la entrega de nuestros recursos a capitales multinacionales. Manifestó, también que las elecciones del cual surgió como presidente Cartes, fueron unas elecciones “amañadas” para restituir a la derecha nacional en el poder. “Y este gobierno para nada menciona la Reforma Agraria.” Puntualizó.

“Dicen que la Reforma Agraria es un término desgastado. Y yo digo desgastados son los sucesivos gobiernos de los partidos tradicionales que han robado a nuestro país”. Agregó.

Más adelante Aguayo mencionó la militarización de los departamentos de Concepción, Amambay y San Pedro, dentro de un plan de restricción de los derechos de los trabajadores, campesinos e indígenas. Dijo que con tanquetas, militares y balas no se solucionarán los problemas de los pobladores de estos tres departamentos. “Ya tuvimos 35 años de dictadura, y sabemos eso.” Destacó.

Para finalizar dijo que el mayor enemigo es el sectarismo entre trabajadores y campesinos. “Eso tenemos que superar con la herramienta unitaria, por eso es importante este semilla que estamos plantando hoy. Esto que sembramos hoy no es propiedad privada de los organizadores, los organizadores son solo facilitadores para que los distintos sectores de las organizaciones ya sea del campo o de la ciudad, vayamos juntos en su construcción con el objetivo de plantear la propuesta de la visión de los trabajadores.”

http://ea.com.py/se-realizo-hoy-el-congreso-unitario-sindical-campesino-y-social/