Petrocaribe, un nuevo cuento con espejitos – Diario El Mundo, El Salvador

El siguiente editorial responde exclusivamente a la visión de este medio

 

El esquema Petrocaribe está concebido para que el Estado o el partido de Gobierno monopolicen la venta y distribución de combustibles.

El FMLN ha puesto nuevamente sobre la mesa el debate sobre el ingreso de El Salvador a Petrocaribe, alabando todas las supuestas ventajas de entrar a ese bloque económico que financia Venezuela. Evidentemente para el FMLN sería la coronación de sus negocios luego del establecimiento del consorcio empresarial Alba Petróleos.

Para alimentar este debate que según el ministro de Economía debe ser sin ideologías, hay que advertir que todos los países beneficiados por el acuerdo Petrocaribe tienen precios de los combustibles por encima de los que pagamos en El Salvador, hasta de $2 por galón. En la vecina Nicaragua, por ejemplo, el galón de combustible se acerca a los $6 y en Cuba hasta $7.

Además, el acuerdo condiciona un endeudamiento estatal que es innecesario y solo aumenta la ya pesada carga que tenemos como país. En este momento, cada empresa importa su combustible y hay una cadena privada de distribución. Cada consumidor paga su combustible y ese dinero paga la cadena de distribución y a los importadores. Es decir, toda la operación mueve el dinero inmediatamente.

Con Petrocaribe, el Estado importaría directamente pero el consumidor le estaría pagando al Estado el dinero que antes iba al distribuidor para que financie su deuda con Venezuela, pero el Estado no lo pagaría a ese país sino hasta en 25 años. Conociendo la experiencia de Alba Petróleos, convertida por arte de magia en “empresa privada”, ya podemos suponer cuál será el camino de ese dinero. Petrocaribe es el equivalente a los espejitos de los conquistadores. Que no lo engañen.

http://elmundo.com.sv/petrocaribe-un-nuevo-cuento-con-espejitos