Asesinan a camarógrafo que había sido secuestrado por la policía en 2010

Sin vida fue encontrado el camarógrafo Manuel Murillo en un paraje solitario de la colonia Independencia de la capital de Honduras.

Al momento del hallazgo, el ahora occiso presentaba tres impactos de bala en su cabeza; el calibre de los casquillos es desconocido.

Hasta el momento, se desconocen las causas por las fue ultimado el camarógrafo. Murillo dejó dos niños de 9 y 7 años.

Cabe recordar que el fallecido laboró para Globo TV y en la actualidad trabajaba con uno de los aspirantes a cargos de elección popular en Francisco Morazán.

Mientras laboró para la casa televisora, fue objeto de secuestro por dos miembros de la Policía Nacional en un punto de la capital, hecho ocurrido en febrero de 2010.

Denunció en ese entonces que los dos funcionarios policiales le exigieron que entregara vídeos sobre protestas populares, caso contrario, su familia sería asesinada sin contemplaciones.

Tras la privación ilegal de la libertad que padeció el fallecido, declaró que fue amenazado de muerte en varias ocasiones, por lo que grabó a ambos individuos.

“Temo por mi vida, esa gente me sigue buscando y mi hijas y mi madre corren riesgo, a veces no puedo ni dormir porque hay demasiada movilización de vehículos y motos a altas horas de la noche en las cercanías de mi casa que queda en la esquina, a veces pienso que van a entrar y hacernos daño”, dijo al Cofadeh en su momento.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), otorgó medidas cautelares al afectado, el que nunca se cumplió.

Con este crimen, se eleva a 36 los comunicadores sociales liquidados durante el decenio 2003-2013; la mayoría ocurrieron tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

 

http://www.ellibertador.hn/?q=article/urgente-asesinan-camar%C3%B3grafo-hondure%C3%B1o-en-un-punto-solitario-de-tegucigalpa

Conforman en Honduras la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales

Con el objetivo de crear un espacio para la expresión de la solidaridad, el intercambio de las ideas en medio de la violencia e inseguridad y buscar mecanismos para enfrentar la censura y control informativo, en medio del contexto hondureño donde 36 periodistas han fallecido violentamente en la última década, se conformó la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales en la capital hondureña (RAPCOS-Tegucigalpa).

El proceso surgió como resultado del apoyo prestado por la UNESCO en el Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC), orientado a examinar el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la Cuestión de la Impunidad, la situación de la libertad de expresión en la zona, los sistemas de alerta y los protocolos de seguridad.
En la jornada, desarrollada el 17 de octubre reciente, participaron más de 30 profesionales de la comunicación quienes debatieron sobre la importancia de estar organizados, como una forma de prevención.
Para Regina Osorio, presidenta de la Junta Directiva de RAPCOS-Tegucigalpa, “este es un compromiso necesario”, por lo que aseguró que buscará la forma de consensuar los esfuerzos para prevenir la violencia contra el gremio.
La mesa redonda de Catacamas sucede aquellas de Tegucigalpa y La Ceiba, organizadas por C-Libre, una organización no gubernamental por la libertad de prensa, que obtuvo un subvención para promover la Red de Alertas y Protección de los Periodistas y Comunicadores Sociales, conocida como RAPCOS.
Entre las medidas propuestas por la asamblea se encuentran la promoción de la  sensibilización sobre la inseguridad que viven los comunicadores, la posibilidad de articular acciones con periodistas de la región latinoamericana, cambios en el marco legislativo, la integración de miembros de la sociedad civil a las redes de apoyo para periodistas entre otras.
La Junta Directiva de RAPCOS-Tegucigalpa quedó conformada así: Presidenta Regina Osorio, vicepresidente, Marvin Palacios; secretario, Carlos Paz, tesorera, Iris Mencía y fiscal, Andrés Molina. Luego de la elección los cinco fueron juramentados en sus cargos, por el director ejecutivo del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Héctor Longino Becerra.
Hasta la fecha C-Libre ha conformado seis RAPCOS a nivel nacional, en San Pedro Sula, Puerto Cortés y el Litoral Atlántico (norte); Catacamas, Olancho (oriente) y Nacaome, Valle (sur) y en Tegucigalpa. Para el cierre del 2013 se espera que se hayan conformado ocho a nivel nacional.