Comienza en Jamaica la II Reunión de Ministros de Energía de la CELAC

La Segunda Reunión de Ministros de Energía de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) comienza hoy en el Centro de Convenciones de esta ciudad jamaicana con la atención puesta en la seguridad e integración energética.

La cita, de dos días, abre con la Reunión Técnica de Funcionarios de Alto Nivel, encargados de analizar asuntos relacionados con los procedimientos y aprobar la agenda que posteriormente desarrollarán los ministros.
Según indicaron los organizadores, los delegados debatirán temas relacionados con la Seguridad e Integración Energética Regional y prepararán la Declaración Preliminar de Montego Bay.

Las palabras de apertura estarán a cargo de Julian Robinson, ministro de Estado para la Ciencia, Tecnología, Energía y Minas de Jamaica.

El encuentro ministerial forma parte del Plan de Acción 2013 del bloque, cuya presidencia pro tempore está a cago de Cuba hasta el 2014, cuando será sucedida por Costa Rica.

Según funcionarios diplomáticos que participan en esta reunión, el Plan de Acción de la Celac para este año incluye avanzar en la instrumentación de la Estrategia Energética, adoptada en el primer encuentro efectuado en Lima, Perú, en noviembre de 2012.

En la cita participan representantes de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Barbados, Cuba, Haití y el país sede, entre otro, además de funcionarios de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), que funge como asesor técnico de la Comunidad en ese tema.

La cumbre fundacional de la CELAC tuvo lugar en Caracas, Venezuela, los días 2 y 3 de diciembre de 2011, en presencia de Presidentes y Jefes de Gobierno de los 33 países independientes de América Latina y el Caribe.

En esa ocasión, Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, refirió: La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es nuestra obra más preciada.

“Simbólicamente, consolida el concepto de una región unida y soberana, comprometida con un destino común. En términos estratégicos, nos brinda el instrumento político requerido para aunar voluntades, respetar la diversidad, resolver diferencias, cooperar por el bien de nuestros pueblos y solidarizarnos los unos con los otros”, agregó.

 

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1984621&Itemid=1