Nuevo Código Penal tipifica el femicidio y el sicariato pero sigue penalizando el aborto

El COIP incorpora más de 20 nuevos delitos

Los crímenes contra la naturaleza e informáticos son parte del avance en materia jurídica que propone el proyecto de ley, compuesto por tres libros. Los dos primeros: Infracción Penal y Procedimiento, se aprobaron el domingo con 99 votos

Más de 70 cambios se efectuaron en el articulado del Código Orgánico Integral Penal (COIP) en los cuatro días que duró el debate en el pleno de la Asamblea Nacional para la aprobación de 669 artículos correspondientes a tipificación de delitos y procedimiento penal.

El proyecto de ley incorpora nuevos crímenes como el feminicidio, el enriquecimiento privado no justificado,  la no afiliación a la seguridad social, entre otros.

Rosana Alvarado, presidenta (e) del Legislativo, destacó la tipificación de esos y otros delitos como la  violencia intrafamiliar que en ocasiones se encuentra invisibilizada. “El Código Penal debe responder a lo que la sociedad necesita y eso solamente podrá demostrarse cuando entre en vigencia”, afirmó.

Se tomaron en consideración los cambios en el artículo 146 de la mala práctica profesional, para que sean los protocolos y normas técnicas nacionales e internacionales los que determinen si hubo o no negligencia.

El artículo 146 fue uno de los más discutidos en la Asamblea, y recibió varias observaciones por parte de los doctores, por la manera como estaba originalmente planteado.

El nuevo Código Orgánico Integral Penal también sanciona delitos como el sicariato, genocidio, etnocidio, apartheid, tráfico de migrantes, rebelión, actos de odio, incluso los delitos contra la naturaleza y el medio ambiente.

También incluye los delitos contra la seguridad de los activos de los sistemas de información y comunicación. De esa manera, se sancionará la revelación ilegal de base de datos, así como su  interceptación, la transferencia electrónica de activo patrimonial, el ataque a la integridad de sistemas informáticos, y los accesos no consentidos a un sistema telemático, o de telecomunicaciones.

Esta nueva tipificación pretende crear un marco legal que impida que continúen  los delitos informáticos, ya sea en las empresas públicas o privadas en el país.

El código también contempla sanciones por el engaño al comprador respecto a la identidad o calidad de las cosas vendidas, delito conocido como “cachinería”.

Para el asambleísta Gabriel Rivera, con la aprobación del COIP se abandona un sistema caduco, en donde no solo es importante la responsabilidad objetiva, sino la subjetiva. “El cuerpo recoge los avances de los debates dogmáticos penales de las últimas décadas”.

DATOS

En el proyecto de ley se realizaron 77 cambios en torno a principios procesales; reincidencia; expulsión y prohibición de retorno al territorio ecuatoriano para personas extranjeras; suspensión de la licencia de conducir; delitos y contravenciones de tránsito;  actos de odio;  tráfico de migrantes;  testaferrismo y otros.

Entre los nuevos delitos se incorporó la “Tentativa de asesinato contra la o el Presidente de la República”, tipificado en el artículo 335 con prisión de 10 a 13  años.

Continúa pendiente la aprobación del Libro Tercero relacionado con la rehabilitación de las personas privadas de la libertad

INFOGRAFÍA DE LAS REFORMAS DEL CÓDIGO: http://www.telegrafo.com.ec/images/eltelegrafo/Policial/2013/15-10-13-pleno-asamblea.jpg

 

http://www.telegrafo.com.ec/justicia/item/el-coip-incorpora-mas-de-20-nuevos-delitos.html

 

Los colectivos de mujeres se declaran en resistencia

En un manifiesto hecho público ayer expresaron: “Rechazamos la aprobación del COIP porque lejos de responder a las necesidades que tiene la población, y descartando totalmente las propuestas presentadas por las organizaciones de mujeres, se ciñe a los credos personales del presidente Correa y grupos que promueven la eliminación de los derechos.

Mientras la mayoría de la población, el 64% de ecuatorianos y ecuatorianas están de acuerdo con la despenalización del aborto en casos de violación, el Ejecutivo coloca otra vez por encima su voluntad, misma que no está encaminado a mejorar la calidad de vida de las mujeres pobres, le recordamos al Presidente que este es un tema de salud pública, y que la definición de las políticas públicas deben responder al carácter laico del Estado.

Rechazamos la forma de hacer política implementada por este Régimen, que reemplaza debate por fidelidad al Ejecutivo o al partido, el chantaje y la imposición son las expresiones políticas de los  de siempre.

La aprobación de este código muestra otra vez que en el Ecuador no existe autonomía de poderes, la sumisión del bloque legislativo de AP es vergonzosa.

Rechazamos el doble discurso de este Gobierno, que coloca a las mujeres como objeto, los múltiples y reiterados mensajes son claros: las bellas y sumisas son las únicas que pueden hacer política. Quienes tenemos la osadía de disentir, de debatir, de no estar de acuerdo somos gorditas horrorosas, majaderas, malcriaditas, proabortistas, viejas.

Exijimos reconocimiento a nuestra actoría política, las mujeres ni somos malcriaditas ni somos manipuladas. Las múltiples y diversas formas de expresarnos y hacer política deben ser respetadas, no aceptamos que se nos infantilice, ni aceptamos excusas ridículas que colocan por encima de la vida a un acto cívico; la ética nunca podrá estar por debajo de los rituales militares masculinos. Le recordamos al Presidente que nosotras no somos sus hijas y que él no es un patriarca, a pesar de que actúa como tal. Las mujeres somos ciudadanas deliberantes, actoras políticas que día a día, y a través de la historia construimos este país. ¿De qué democracia hablan si todo disenso es traición? ¿Qué socialismo es aquel se sigue mirando a las mujeres como seres incompletas que necesitan tutela?

Miramos con profunda preocupación las expresiones del presidente en la última sabatina, donde a cuenta de “mantener un acto cívico” llama a sus seguidores a reaccionar en contra de quienes tengamos expresiones políticas que no respondan a la línea gubernamental. Denunciamos la práctica de intolerancia y confrontación que está implementando este régimen. Y le hacemos responsable de nuestra integridad física.

Llamamos al Defensor del Pueblo a pronunciarse y no guardar silencio cómplice, igualmente llamamos a los organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud a expresar su opinión sobre la ley aprobada”.

 

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/los-colectivos-de-mujeres-se-declaran-en-resistencia-592873.html