El bolivarianismo, a reconquistar Honduras – Por Grupo de Estudios Estratégicos (España)

En junio de 2009 las instituciones de Honduras depusieron al presidente de la república, Manuel Zelaya, que se empeñaba en celebrar una consulta sin base legal para abrir un proceso constituyente saltándose el procedimiento de reforma de la Ley Fundamental y las cláusulas pétreas que ésta contiene, en especial la prohibición absoluta de la reelección presidencial.

El año anterior Zelaya, del Partido Liberal, se había unido al ALBA deHugo Chávez. Éste y sus aliados montaron una barahúnda, en la que participaron los progres y los acomplejados de centro-derecha de las Américas y Europa, y afirmaron que se había producido un golpe de Estado. En España sólo unos pocos, entre ellos el GEES, realizaron un análisis acertado, que luego confirmaron los hechos. Unos meses después se celebraron las elecciones previstas, que ganó un candidato de partido de la oposición, el actual presidente, Porfirio Lobo. El mismo proceso se repitió en 2012 en Paraguay, donde el Congreso destituyó al exobispo Fernando Lugo, abandonado hasta por sus aliados.

En estos años el bolivarianismo se ha preparado para reconquistar Honduras. El 24 de noviembre los hondureños renovarán la Presidencia y el Congreso. Zelaya, al que Lobo tuvo que permitir el regreso al país para que se le levantasen las sanciones aplicadas por la OEA, no puede presentarse, por lo que ha montado el partido Libertad y Refundación (Libre), con su esposa, Xiomara Castro, como abanderada.

Según las últimas encuestas, Xiomara es la candidata más popular (28%), seguida de Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción (21%). Como las elecciones son a vuelta única y gana la minoría mayoritaria, el enfrentamiento entre los candidatos antizelayistas es el principal factor que facilita la victoria de Xiomara. La primera medida sensata sería que Nasralla y los candidatos de los partidos Nacional y Liberal se comprometiesen a retirarse en favor del mejor situado.

La izquierda bolivariana ya se está preparando para conquistar el poder. Una delegación del Foro de Sao Paulo, formada por representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (el de Maduro), el Partido Comunista de Brasil, el PRD de México, el Frente Sandinista de Nicaragua y el FMLN de El Salvador, firmó el pasado día 14 la Declaración de Tegucigalpa, en la que se invitaban a sí mismos a supervisar las elecciones y anticipaban el triunfo de Xiomara Castro:

Además, hay denuncias, una de ellas hecha por el obispo de Estelí(Nicaragua), de que el Gobierno sandinista de Ortega manda armas a través de la frontera a los matones de Zelaya. Bien puede ocurrir que los sicarios de Zelaya impongan a tiros el triunfo de Xiomara, como hicieron los frentepopulistas en España en febrero de 1936.

Xiomara Castro ha asegurado que promoverá una nueva Constitución, la revisión y derogación de los contratos con empresas extranjeras y el fin de la dictadura de 120 años (sic) del bipartidismo. Es decir, una mezcla de los métodos y la demagogia de Chávez con medidas caras a la izquierda de corbata, como el aborto y el matrimonio homosexual.

Aunque esta amenaza empieza a denunciarse fuera del país, la OEA, Estados Unidos, España y la UE parecen no enterarse del conflicto que puede estallar en Honduras.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos

http://www.libertaddigital.com/opinion/gees/el-bolivarianismo-a-reconquistar-honduras-69565/