Canciller reclamó a Uruguay suspender la autorización a UPM y volver al diálogo

Según el trabajo realizado por los integrantes argentinos que participan del monitoreo, Botnia contamina el río Uruguay con fósforo y fenoles. El Gobierno reclamó a Uruguay que revea la decisión de permitirle una mayor producción.

El gobierno nacional solicitó formalmente al Uruguay que retrotraiga su decisión de otorgar a UPM-Botnia permiso para aumentar su producción y que vuelva a la mesa de diálogo. Así lo informó el canciller Héctor Timerman en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que dio a conocer el informe completo sobre las mediciones hechas en la pastera. La planta lleva seis años funcionando y la de ayer fue la primera confirmación oficial de que contamina. Según el trabajo de los dos integrantes argentinos del comité científico que realiza el monitoreo, Botnia está contaminando el río Uruguay con fósforo y fenoles y causando un daño ambiental con la alta temperatura de su efluente. Además, se han detectado de manera intermitente cantidades de cromo y níquel por encima de lo permitido.

El canciller dijo que no llevará inmediatamente la denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. “Le mandamos a Uruguay dos mensajes, éste es el tercero. Voy a esperar un par de días”, contestó en la sala de prensa cuando le preguntaron cuándo planteará el reclamo ante el tribunal internacional.

El informe completo se puede consultar en la página web de la Cancillería. En sus puntos principales, denuncia:

– La temperatura del efluente supera en un 60 por ciento la condición natural del río Uruguay. Es de 32 grados promedio, mientras que la temperatura media del río es de 20 grados. Hay que recordar que se trata de un efluente de enorme magnitud: vuelca al río 709 litros por segundo, 61 millones de litros por día.

– Se encontraron fenoles (sustancias tóxicas) en contenidos superiores a los permitidos en once oportunidades sobre un total de 27 ingresos a la planta.

– En todos los muestreos se detectó que la pastera está contaminando el río con fósforo.

– En cuatro oportunidades, los análisis encontraron excesos de níquel y en cinco, de cromo. En este último caso, en una cantidad cuatro veces mayor a la permitida.

– Por otra parte, los análisis alertaron sobre la presencia en el efluente y en los desagües pluviales de endosulfán, un compuesto de uso prohibido por su alta toxicidad.

Otro aspecto de la denuncia es el de las limitaciones puestas al monitoreo. Los funcionarios de la CARU, el organismo binacional cuya delegación argentina preside el embajador Hernán Orduna, se quejan de no haber podido poner en marcha todavía controles acordados hace casi tres años. Entre ellos está la instalación de dos jaulas con almejas, una antes y otra después del efluente, para que funcionen como organismos de alarma. Las almejas, por su sensibilidad a los tóxicos, darían una mayor garantía de la calidad del agua, a la vez que harían de protección a la diversidad de especies.

Vale recordar que hasta ahora nunca se han podido hacer visitas sorpresa a la planta. Las autoridades uruguayas piden que los ingresos sean anunciados a la Dinama (la dirección de ambiente oriental), que a su vez avisa a la empresa de la visita del comité científico. El trámite está llevando actualmente unos diez días, tiempo en el que, denuncian los argentinos, la transnacional puede corregir eventuales irregularidades en el vuelco del efluente antes de que el comité llegue para tomar las muestras.

En la misma situación que la jaula con almejas, hay una sonda perfiladora para hacer mediciones que fue comprada hace un año y todavía no ha podido ser instalada por la oposición de las autoridades uruguayas. El sitio en el que debería ponerse es 50 metros aguas abajo del caño por el que la pastera tira su efluente.

El trabajo fue realizado por los dos integrantes argentinos del comité científico que monitorea a la pastera, el ingeniero Esteban Lyons y la doctora en ciencias químicas Mabel Tudino.

En la conferencia en la Casa de Gobierno, Timerman estuvo acompañado por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quien no hizo declaraciones. El canciller insistió en que el permiso otorgado a UPM-Botnia para aumentar su producción viola el fallo de la Corte de La Haya, que emitió su dictamen en base a una producción anual de un millón de toneladas de pasta de celulosa. Con la ampliación, la pastera pasará a 1,3 millón por año. Recordó que, además, el permiso viola el estatuto del río Uruguay, que establece que las decisiones que afecten al río deben seguir un mecanismo de consulta y acuerdo. Finalmente, consideró que la medida tomada por el presidente José Mujica, por sobre todo, “privilegia los intereses de UPM-Botnia sobre la historia de dos pueblos hermanos”.

En cuanto a las medidas que tomará el gobierno argentino, el ministro reafirmó que “en la última semana hemos solicitado por canales informales que Uruguay retrotraiga su decisión sobre el aumento de producción y volvamos a discutir el tema ambiental sin obtener respuesta alguna hasta el momento”. Por eso, insistió en que “en esta ocasión el gobierno argentino solicita formalmente al gobierno uruguayo que retrotraiga la decisión y continuemos en la mesa del diálogo”.

 

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-230964-2013-10-10.html

 

INFORME DEL GOBIERNO ARGENTINO SOBRE LA CONTAMINACIÓN DE UPM-BOTNIAhttp://www.mrecic.gov.ar/userfiles/informe_de_divulgacion_y_resumen_ejecutivo_del_informe_de_los_integrantes_argentinos_del_cc_de_resultados_monitoreo_de_upm_final.pdf

 

Gobierno uruguayo dice estar tranquilo ante decisión de Argentina de ir a La Haya

“Hay que aplacarse. Nosotros estamos muy tranquilos del caso sólido que tiene Uruguay, que las decisiones fueron tomadas ajustadas al derecho, de acuerdo a los procedimientos técnicos correspondientes y en defensa de los intereses del país”, expresó el prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, sobre el conflicto con Argentina, por UPM.

Cánepa se refirió este miércoles al conflicto con Argentina por la decisión de Uruguay de habilitar una mayor producción de celulosa a la empresa UPM. “Hay que aplacarse”, pidió el jerarca.

“Nosotros estamos muy tranquilos del caso sólido que tiene Uruguay, que las decisiones fueron tomadas ajustadas al derecho, de acuerdo a los procedimientos técnicos correspondientes yen defensa de los intereses del país”, aseguró Cánepa.

Dijo que Uruguay debe estar tranquilo y esperar la evolución de los temas.

En ese marco, el canciller argentino, Héctor Timerman aseguró que su país “rechaza la decisión unilateral del gobierno uruguayo, porque privilegia los intereses de UPM por sobre la historia de dos pueblos hermanos”.

“Le mandamos a Uruguay dos mensajes, este es el tercero. Voy a esperar un par de días, antes de volver a llevar el caso a la Corte de La Haya”, aseguró Timerman a la prensa argentina.

Temas de más urgencia

Por otro lado, Cánepa aseguró que “ahora mismo” hay otros temas en las agendas de ambos países que son de “mayor urgencia”.

“La planta ya está trabajando, veremos si Argentina resuelve que este diferendo, que podemos seguir conversándolo, tiene que ir a otro ámbito. Iremos al ámbito que se plantee”, sentenció.

Consultado por las consecuencias que el tema podía tener para Uruguay, por las trabas comerciales que impuso Argentina, Cánepa respondió que “esas trabas no se las impuso a Uruguay, sino en general a todos los países”.

“Son decisiones de política económica del gobierno argentino que debido a su desarrollo, toma decisiones que generan perjuicios a la fluidez del comercio, no sólo con Uruguay, con todos los países del mundo”, sentenció.

“No generemos lo que no existe. Ese es un tema puntual que está encapsulado, que hay que tenerlo como una discusión puntual que no debe afectar el resto de la relación bilateral que tenemos”, aclaró Cánepa.

 

http://www.lr21.com.uy/politica/1134895-gobierno-dice-estar-tranquilo-ante-decision-argentina-de-ir-a-la-haya