Guatemala: con reclamos al gobierno, organizaciones campesinas, indígenas y sindicales conmemoraron la Revolución de Octubre de 1944

El alto costo de la vida, la inseguridad, respeto a la libre organización sindical y no más militarización del Estado fueron algunas exigencias que miles de sindicalistas, estudiantes y trabajadores hicieron al Gobierno, durante la marcha que conmemoró el 69 aniversario de la Revolución del 20 de Octubre de 1944.

La marcha, que se inició a las 8.30 horas, recorrió la avenida Bolívar y pasó frente a la sede central del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) para enfilar por la Sexta Avenida hasta la Plaza de la Constitución, donde se leyó un manifiesto.

En el documento, dirigido al presidente Otto Pérez Molina y a los empresarios del país, se indica que Guatemala tuvo una segunda oportunidad para resolver los grandes problemas señalados el 29 de diciembre de 1996, cuando se firmó la paz.

Los manifestantes recordaron los 69 años del movimiento cívico-político que hizo verdaderos cambios, los cuales procuraron bienestar y desarrollo económico, social, político y cultural.

José Pinzón, de la Central General de Trabajadores de Guatemala, expresó que es importante valorar la autonomía municipal y de la Universidad de San Carlos (Usac), la carretera hacia el norte, el Puerto Santo Tomás de Castilla, el Código de Trabajo y la Seguridad Social, que son fruto de la Revolución.

En la provincia

Que cese la inseguridad, el costo elevado de la canasta básica y que haya más oportunidades de empleo fueron algunas de las demandas que cientos de personas aglutinadas en varios sindicatos afiliados a la Unión de Trabajadores de Quetzaltenango (UTQ) lanzaron en conmemoración de la Revolución, a su paso por calles y avenidas de Xela.

Oswaldo Saquich, coordinador de la UTQ, señaló que más que una conmemoración la marcha está enfocada en la exigencia de una mejor atención por parte del Estado.

“Hay mucha injusticia con la gente, donde sobresale la inseguridad que vivimos los quetzaltecos, pero para la gente del Gobierno solo en la capital implementan planes de seguridad. Otro aspecto es que hay una exigencia de la población para que se respeten los recursos naturales y no que se estén brindando a sabor y antojo las licencias para megaproyectos a transnacionales”, dijo Saquich.

A la marcha también se unieron estudiantes del Centro Universitario de Occidente (Cunoc), quienes pidieron justicia por los más de 15 universitarios asesinados en los últimos tres años. El último caso fue reportado a inicios de este mes, cuando fue muerto Roberto Palacios, al salir de un banco, luego de que le robaron Q273 mil a él y a dos acompañantes suyos.

La marcha comenzó frente al Cunoc, zona 3, y culminó frente a la Municipalidad, en la zona 1 de la ciudad altense.

En las principales calles y avenidas de Rabinal, Baja Verapaz, estudiantes de la Facultad de Humanidades de la Usac, junto al Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), también se manifestaron.

Con pancartas, centenares de universitarios recordaron los aportes de la Revolución, aunque en esta época no cumplan el fin con que fueron creados.

Erwin Xitumul, líder estudiantil, indicó que es importante destacar el movimiento revolucionario de hace 69 años porque no solo dejó una universidad autónoma, sino también un IGSS y una reforma agraria que, aunque no se puso en práctica, existió en esa época de primavera democrática.

Miembros de Codeca indicaron que siguen en la lucha para que se nacionalice la energía eléctrica, por lo que se unieron a esta marcha, único medio por el cual consideran que se da a conocer la voz del pueblo, “que sigue sufriendo la indiferencia de los gobiernos que se mantienen al servicio de un solo grupo en Guatemala”.

Piden servicios

Campesinos, sindicalistas, universitarios y población en general organizaron un caminata pacífica en las calles y avenidas de la cabecera de Retalhuleu, para conmemorar el 69 aniversario de la Revolución.

Cerca de 300 retaltecos, representantes de organizaciones como el Frente Nacional de Lucha, el Movimiento Regional de Resistencia Popular, la Usac, Juventud Revolucionaria en Resistencia y sindicatos de diferentes instituciones manifestaron inconformidades, a través de pancartas y megáfonos.

Entre sus reclamos figuraron las denuncias contra algunos funcionarios, la mala atención médica de la que varias personas han sido objeto en las dependencias de Salud y, además, les exigieron a las autoridades que se resuelva la problemática de la industria cañera, ya que las comunidades no permitirán que se siga quemando caña y se contaminen los ríos.