Guatemala: gobierno inicia diálogo con pobladores que rechazan instalación de hidroeléctrica

La instalación de una mesa de diálogo entre autoridades y pobladores en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, en busca de una solución a la conflictividad generada por la hidroeléctrica Hidro Santa Cruz, se inició ayer con un plazo al 30 de octubre para que el Ejecutivo dé respuesta a las solicitudes hechas por los comunitarios y autoridades locales.

Por más de cuatro horas los representantes de las poblaciones de Santa Eulalia, San Mateo Ixtatán, San Pedro Soloma, San Juan Ixcoy, San Rafael y Santa Cruz Barillas se reunieron con el presidente Otto Pérez Molina, autoridades de Gobierno, de la hidroeléctrica y testigos de honor, a quienes presentaron una serie de solicitudes.

Entres las peticiones está la realización de una consulta comunitaria para formalizar el rechazo a la hidroelectrica, suspender el funcionamiento de la empresa mientras dure la mesa de diálogo, que no hayan proyectos petroleros y mineros y el retiro de las órdenes de captura contra los pobladores involucrados en los disturbios generados en el área.

El Ejecutivo se comprometió a enviar el próximo 16 de octubre una comisión del Ministerio de Energía y Minas (MEM), para verificar la existencia de minas, que según los pobladores datan de 1900, pero el Gobierno a-segura que no hay licencias vigentes.

El encuentro, que se desarrolló a puerta cerrada en el Proyecto San José, de la Diócesis de Huehuetenango, se produjo bajo fuertes medidas de seguridad, agentes de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) solicitaron al ingreso no portar encendedores, fósforos, cortauñas, entre otros objetos punzocortantes.

Mientras se realizaba el encuentro se registraron bloqueos en tres municipios del departamento como una muestra de que no es una minoría la que se opone al proyecto, según los pobladores.

Tras concluir el encuentro, el mandatario afirmó que la reunión se desarrolló en términos cordiales, reconoció que hay posturas diferentes pero con voluntad de encontrar soluciones.

“Adelantamos sacar del listado el tema del petróleo y minería, se dice que hay minas con más de 100 años, por lo que vendrá un equipo para ir al terreno a verificar si funcionan”, afirmó el—- -gobernante.

En el tema de la hidroeléctrica el presidente expuso la necesidad que hay de aprovechar los ríos para generar energía limpia, “por lo que propusimos tener un proceso de negociación para buscar acuerdos”.

Una de las condiciones mínimas es que prevalezca la cordura y no se tomen medidas de hecho mientras el diálogo avanza.

“Hemos hecho suficiente para tener armonía en los municipios, pero de nuevo vemos una actitud evasiva del señor Presidente y los ministros en dar respuestas concretas a las solicitudes”, opinó Rigoberto Juárez, representante de la comunidad Maya Kanjobal.

“Qué le vamos a anunciar a la gente, esperaríamos que no hayan, bloqueos pero eso no depende de nosotros si no de la población en general”, afirmó.

Donato Santizo, alcalde de San Mateo Ixtatán, explicó que el retiro de las empresas hidroeléctrica obedece al conflicto generado y las muertes, “en realidad nosotros nos oponemos porque no queremos que corra más sangre en nuestra región”.

Nicolás González, alcalde de San Pedro Soloma y presidente de la Mancomunidad del Frente del Norte de Huehuetenango, indicó que quieren ver una respuesta inmediata en menos de un mes.

El testigo de honor, Álvaro Ramazzini, obispo de la Arquidiócesis de Huehuetenango, dijo que pese a que ve positivo el inicio del diálogo, las partes “indudablemente no quedan satisfechas, si venían con el deseo de salir con acuerdo no fue posible”.

Jorge De León Duque, procurador de los Derechos Humanos, y también testigo de honor, consideró positivo el encuentro, pero señaló que se debe establecer cual será la ruta y los siguientes procesos para darle continuidad y buscar la paz en el área.

http://www.s21.com.gt/nacionales/2013/10/09/se-inicia-dialogo-pobladores-barillas