Guatemala: ministro pide transición hacia un mercado regulado de drogas

El ministro de Asuntos Exteriores de Guatemala, Fernando Carrera, subrayó hoy en Londres la importancia de que se produzca “una transición hacia un mercado regulado” de drogas para combatir el problema del narcotráfico.
El canciller participa desde ayer en un seminario del Grupo Británico de la Unión Interparlamentaria en el que diputados de 30 países debaten “la reforma de las políticas de drogas” y las experiencias de cada nación en los últimos 18 meses, particularmente en el marco de la OEA (Organización de Estados Americanos).
En una entrevista con Efe, Carrera explicó hoy que el mensaje que su Ejecutivo quiere transmitir es la necesidad de que haya una transición hacia un “mercado regulado” de drogas consideradas ilegales.
“Debemos hacer una transición hacia un mercado regulado de lo que hoy consideramos drogas ilegales para poder controlar, por un lado, los efectos de salud que causan, de una manera más efectiva -explicó el ministro- y, por otro, para poder controlar también la producción y el tráfico”.
Según Carrera, con esa “regulación” se lograría también “destruir en gran medida el poder económico que obtienen las mafias” actualmente.
Para ello, el titular de Exteriores de Guatemala apuntó que “la cooperación internacional tiene que seguir existiendo”.
“No podemos abandonar esa cooperación internacional porque va a seguir existiendo el lavado de dinero, la trata humana, el tráfico de armas ilegales, el contrabando de productos de todo tipo (…), algún tipo de drogas o variantes que vamos a considerar ilegales y muy importante, va a seguir existiendo la integración de los mercados del mundo”, dijo.
“Tenemos una responsabilidad de seguridad frente a nuestros ciudadanos”, señaló Carrera, para precisar que la postura del Gobierno de Guatemala “no es un llamamiento a abandonar la lucha contra el crimen tradicional”, sino “todo lo contrario”.
Mientras el Ejecutivo de Otto Pérez Molina considera clave que haya un consenso y un diálogo internacional sobre este problema, Carrera señaló que dentro de Guatemala “se van a llevar a cabo reformas en el marco del sistema existente” aunque opinó que “eso no va a hacer que el sistema funcione mejor, sólo parcialmente mejor”.
En este sentido, mencionó la llamada Comisión Nacional para la reforma de la política de drogas, cuyo objetivo es “hacer recomendaciones dentro de Guatemala, sin violar las convenciones internacionales”.
“Pero mientras seamos un país de esquema prohibicionista, vamos a seguir siendo un país de tránsito de drogas ilegales y nos van a seguir midiendo a nivel internacional por cuánta cocaína capturamos”, advirtió.
Preguntado por la política sobre drogas aplicada por el Gobierno de España, Carrera encontró “elementos positivos” en el modelo español y destacó su “mayor énfasis en el enfoque de salud y prevención” y que “entiende mejor que no todas las sustancias se pueden tratar igual”.
“La política española es bastante abierta frente al cannabis y la marihuana y bastante más intolerante frente a otras drogas más duras”, dijo.