Guatemala: víctimas premiadas en Europa piden fin a la impunidad del dictador Ríos Montt

Indígenas de las comunidades ixiles supervivientes del conflicto armado en Guatemala (1960-1996), que recibirán mañana el premio Solidar Silver Rose en el Parlamento Europeo, instaron hoy a la Unión Europea (UE) a expresar una mayor firmeza ante los casos de impunidad en su país.

Indígenas de las comunidades ixiles supervivientes del conflicto armado (1960-1996), que recibirán mañana el premio Solidar Silver Rose en el Parlamento Europeo, instaron hoy a la Unión Europea (UE) a expresar una mayor firmeza ante los casos de impunidad en su país.

 

Las comunidades ixiles, representadas por el Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), recogerán el galardón que otorga la plataforma de ONG Solidar por su contribución a la justicia social y a la solidaridad en el mundo en una ceremonia en la sede de la Eurocámara en Bruselas.

 

“Somos víctimas del conflicto armado interno. Necesitamos la justicia”, indicó en una entrevista con Juana Sánchez Toma, una mujer ixil víctima de la violencia en y que testificó en el proceso por genocidio y crímenes de guerra en contra del expresidente de facto del país centroamericano José Efraín Ríos Montt.

 

Sánchez explicó en el juicio que fue raptada, golpeada y violada repetidamente durante semanas por soldados en el municipio de Nebaj, en el departamento de El Quiché, donde también murió su madre a consecuencia de las violaciones a las que fue sometida.

 

“Me siento satisfecha de recibir el premio por la justicia (…) Queremos aplicar la ley contra Ríos Montt y que haya acceso a la justicia. Es él quien dio la orden a todos los ejércitos para el genocidio”, aseguró.

 

El general retirado de 87 años fue condenado a 80 años de prisión en mayo pasado por el genocidio desatado por el Ejército bajo su mando entre 1982 y 1983 en contra de los indígenas de la etnia Ixil, pero la sentencia fue revocada días después por la Corte de Constitucionalidad que ordenó repetir el juicio.

 

El director del CALDH, Juan Francisco Soto, explicó que “para nosotros es muy importante y gratificante el hecho de recibir este reconocimiento”.

 

CALDH es una de las organizaciones más activas en la tarea de encontrar resoluciones legales a los abusos de los derechos humanos cometidos durante el conflicto interno en Guatemala, el cual dejó más de 200.000 muertes y desapariciones de civiles a lo largo de 36 años, según datos de la ONU.

 

En opinión de Soto, aunque la sentencia a Ríos Montt “no sea firme, sí que la hubo y se probó el genocidio”.

 

En un momento en que la parte económica del acuerdo de asociación entre la UE y Centroamérica está a punto de entrar en vigor en Guatemala, dejó claro que “es importante que la UE le solicite al Estado guatemalteco que pueda haber certeza jurídica en el país. Para poder hacer negocios es necesario”.

 

Para Soto, el sistema judicial guatemalteco “ha avanzado en alguna medida” y ha registrado “algunos avances”, pero aún es necesario luchar para erradicar la impunidad en el país.

 

“Que la UE haga un pronunciamiento claro y contundente para que se respeten los derechos humanos en Guatemala”, pidió, al tiempo que solicitó que, lo antes posible, haya un nuevo proceso a Ríos Montt “respetando las reglas procesales y los derechos de todas las partes”.

 

Añadió que la cuestión será ver, “si se dicta una sentencia parecida, si se va a respetar igualmente la decisión del tribunal”.

 

Sánchez y Soto se reunirán en su visita a Bruselas con representantes de la Comisión Europea, el Consejo de la UE y eurodiputados de todos los grupos parlamentarios antes de continuar una gira por Europa para sensibilizar sobre el caso que les llevará también por Holanda y Reino Unido, además de a Madrid, Ginebra y París.

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20131015/pais/236168/