Isla Conejo y la defensa de la soberanía – Diario El Mundo, El Salvador

El siguiente editorial responde exclusivamente a la visión de este medio

 

La soberanía de la Isla Conejo debe ser defendida con prudencia, con medios pacíficos, pero no declarándose en “indefensión”.

Un islote de un kilómetro cuadrado no puede ser motivo para una guerra entre dos países hermanos. Eso está claro. Pero que un ministro de Defensa se declare incapaz de la defensa de la soberanía y hasta publique en una entrevista de radio que los objetivos estratégicos de la república pueden ser destruidos por un país vecino en 20 minutos, es inconcebible. Es darse por vencido antes de cualquier lucha.

Sin duda, las declaraciones del ministro de Defensa fueron desafortunadas y nos han puesto en un nivel de indefensión inconcebible para un país. Como bien dijo un reconocido oficial retirado, es una puñalada a la moral de toda una Fuerza Armada y al de toda la nación.

La soberanía de la isla Conejo debe garantizarse por medios pacíficos, con prudencia pero con firmeza y si es necesario acudir a instancias internacionales para aclarar esa situación hay que hacerlo, pero el país no puede estar en estos ciclos permanentes de discusiones territoriales cada cierto tiempo y mucho menos en periodos electorales cuando se sospecha de la instrumentalización del tema. No hay que caer en provocaciones electoreras hondureñas ni las nuestras tampoco.

El Salvador tiene ya demasiados problemas como para estar sumándole tensiones inútiles con los vecinos. Los salvadoreños ya conocemos las penurias de la guerra y el desarrollo del militarismo que provocó tantos problemas en el país, esos son momentos superados que no deben repetirse.

http://elmundo.com.sv/isla-conejo-y-la-defensa-de-la-soberania