Mujica ordenó retirar las tropas uruguayas de Haití por no cumplir con la convocatoria a elecciones

En 90 días, Uruguay dejará de estar presente en Haití a través de sus militares integrantes de las fuerzas de paz de la ONU.

La decisión ya había sido adoptada hace días por el presidente José Mujica y comunicada ayer en la sesión del gabinete ministerial a los integrantes de las carteras.

El Presidente y el gobierno han advertido que Haití ha incumplido con el cronograma establecido en el marco de las Naciones Unidas en cuanto a la convocatoria de elecciones para elegir al nuevo gobierno. Y por ello, Uruguay entiende que ya no tiene razón de ser la presencia de militares uruguayos cuando en el propio país poco se ha hecho para dar soluciones a la situación política que vive la isla.

El próximo paso que dará Uruguay en este proceso de desmantelamiento militar en Haití, que insumirá unos 90 días, es la comunicación oficial a la Organización de las Naciones Unidas de esta decisión ya firme y la información que se les dará a los países vecinos, como Argentina y Brasil, integrantes también como Uruguay de la Minustah.

La misión a la que se adhirió Uruguay se instaló en Haití en el año 2004. Desde entonces, el Poder Ejecutivo ha remitido al Parlamento sucesivos permisos para revalidar su permanencia militar bajo el amparo de la ONU y sus fuerzas de paz. En el próximo mes de diciembre, el 31, se debería prorrogar la misión militar actual, enviando un nuevo contingente.

Voceros del gobierno señalaron ayer a LA REPÚBLICA que “nada tuvo que ver” la reunión que el presidente José Mujica mantuvo días atrás con el senador haitiano Moise Jean-Charles para determinar el retiro de las tropas en aquél país. Este senador realizó una gira por los países de la región evaluando la posibilidad de retiro de las tropas. “Los militares de Brasil, Argentina y Uruguay no son realmente los que ocupan mi país, sino que son los que han enviado Francia, Canadá y los norteamericanos”, aclaró en su momento el legislador haitiano.

La fuente consultada aseguró que la decisión del gobierno estriba en el hecho de que Haití ha pospuesto reiteradas veces su compromiso y obligación en convocar a las elecciones nacionales.

Uruguay ha venido aplicando un retiro paulatino de militares. Comenzó con las fuerzas de aire y posteriormente con efectivos de la Armada. Desde entonces, los únicos que permanecían en Haití eran militares pertenecientes al Ejército Nacional, en un número cercado a los 1.000.

La fuente del Poder Ejecutivo destacó también que no se procederá al recambio de militares por profesionales, como oportunamente desde el mismo Frente Amplio se propuso. “Si hacemos eso no hay quien los cuide”, dijo, recordando que “Uruguay ya aportó en su momento a profesionales civiles en Haití, como técnicos de OSE y a funcionarios de la Corte Electoral”. Estos fueron decisivos para la instalación de las plantas potabilizadoras portátiles y para asesorar en cuanto a los procesos electorales, respectivamente.

 

http://www.republica.com.uy/tropas-de-haiti/