Nuevas protestas en México contra la reforma energética de Peña Nieto

AMLO pide apoyo del PRD y del PAN

Llama a legisladores de esos partidos a unirse contra la reforma energética; insiste en que es necesaria una consulta ciudadana y exhorta a frenar la reforma fiscal.

Luego de dos intentos frustrados por encabezar mítines en el Zócalo de la Ciudad de México, ayer desde ese lugar Andrés Manuel López Obrador llamó a los legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) a votar conjuntamente contra de las reformas energética y fiscal.

Ante miles de simpatizantes, el ex candidato presidencial propuso detener la reforma energética hasta que se efectúe una consulta ciudadana, así como posponer la reforma fiscal con el objetivo de alcanzar un proyecto más conveniente.

Exhorto respetuosamente a los senadores del PAN y del PRD para que, con absoluta independencia, construyan una alianza con el compromiso de votar conjuntamente en contra de las dos reformas, la fiscal y la energética.” Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional

En las dos ocasiones previas, López Obrador no pudo llevar a cabo mítines en el Zócalo como parte de su movimiento contra los proyectos de reformas, la primera porque la Plaza de la Constitución estaba ocupada por el magisterio disidente y la segunda porque en ese sitio fue instalado un centro de acopio para ayudar a damnificados por huracanes y tormentas en el país.

“Exhorto respetuosamente a los senadores del PAN y del PRD para que, con absoluta independencia, como verdaderos representantes populares, construyan una alianza con el compromiso de votar conjuntamente en contra de las dos reformas, la fiscal y la energética”, pidió el dos veces candidato presidencial por el PRD, partido político del cual ahora está alejado.

López Obrador aseguró que la suma de los votos de los senadores del PAN y del PRD, más los votos de los del Partido del Trabajo y de Movimiento Ciudadano hacen mayoría, por lo que en sus manos, dijo, está la decisión final.

En su mensaje, hizo también un llamado al gobierno federal a empezar por “apretarse el cinturón” y luego hablar de una verdadera reforma fiscal progresiva.

Inató a que se aplique un plan de austeridad republicana para ahorrar 385 mil millones de pesos, eliminando gastos innecesarios y privilegios de los altos funcionarios.

“Estoy consciente que es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados aprobar el Presupuesto, pero la ley de ingresos sí tiene que ver con ambas Cámaras, y el Senado puede eliminar todos los aumentos de impuestos y dejar el mismo déficit del año pasado y, al mismo tiempo, sugerir a la Cámara de Diputados rehacer el Presupuesto con los ajustes que estamos proponiendo.”

El líder del Movimiento Regeneración Nacional confirmó también que las medidas de desobediencia civil que se realizarán en los próximos días consisten en hacer un cerco pacífico alrededor del Senado en cuanto comience a dictaminarse la iniciativa para reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución.

Además, dijo el político tabasqueño, en caso de aprobarse la reforma energética en el Senado de la República se procederá  a organizar otro cerco pacífico alrededor de la Cámara de Diputados, en San Lázaro.

“Estamos enfrentando este desafío de manera pacífica, y así vamos a seguir actuando, porque no queremos la violencia. Sostenemos que con el trabajo de organización y de concientización de los ciudadanos vamos a lograr, más temprano que tarde, la transformación de nuestro país”, expuso en el Zócalo.

También recordó que por tratarse de una reforma constitucional que requiere la aprobación de por lo menos 16 congresos locales, se llevarán a cabo otros cercos pacíficos en los recintos legislativos estatales.

Al concluir su discurso, López Obrador se dijo convencido de que con el aumento de los impuestos y lo que llamó el despojo en el sector energético el país se seguirá hundiendo.

Ante ello, sostuvo, es imperativo sostener el compromiso de luchar hasta revertir las reformas que impiden que en México haya desarrollo, justicia, democracia, soberanía y paz social.

El tabasqueño envía carta al Congreso; la firma también Cuauhtémoc Cárdenas

Los ex candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas enviaron una carta al Congreso de la Unión con el objetivo de exponer que la reforma en materia energética pondrá en riesgo el desarrollo del país.

En la misiva, firmada entre otros por el obispo católico Raúl Vera y el académico Pablo González Casanova, se afirma que la reforma constitucional a los artículos 27 y 28 de la Carta Magna, propuesta por el Ejecutivo federal, implica la enajenación de la renta petrolera e incurre en los delitos señalados en el artículo 108 párrafo segundo constitucional y en el artículo 123 fracción primera del Código Penal Federal.

“Es un momento decisivo para el país. Está en riesgo el futuro de las nuevas generaciones. Ante la gravísima amenaza de ser despojado de sus recursos, el Congreso de la Unión tiene la altísima responsabilidad de representar los intereses del pueblo y sus comunidades”, se indica en el texto.

Además, exhortan a los legisladores a conducirse con sentido patriótico y a no dar la espalda a la historia, a la Constitución y a los intereses de la nación, pues en caso de aprobar dicha reforma, afirman, se constituirá un hecho aún más grave de lo que fue la entrega de Texas en el siglo XIX y, por lo tanto, quedará comprometida la soberanía del país.

Fue el pasado 19 de septiembre cuando Cárdenas Solórzano y López Obrador sumaron esfuerzos con la meta, sostuvieron, de evitar que con la aprobación de la iniciativa de reforma energética promovida por el presidente Enrique Peña Nieto se entreguen los recursos, territorios y riquezas de los mexicanos.

En esa ocasión, mediante una misiva se convocó a la ciudadanía a unirse para evitar lo que calificaron un despojo a la nación y al pueblo que, afirmaron, promueven el gobierno y las corporaciones petroleras transnacionales.

Propusieron cuatro ejes de resistencia pacífica como la oposición a las reformas a los artículos 27 y 28 de la Constitución y a la iniciativa de reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo, además de rechazar “la campaña mediática” contra la lucha de los maestros disidentes y denunciar “la creciente violación a los derechos humanos”.

 

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/10/28/925584