Organizaciones sociales, estudiantiles y sindicales de Brasil protestaron contra la licitación del mayor yacimiento de petróleo del país

Integrantes de movimientos sociales, estudiantes, profesores, petroleros, black blocs y varios otros indignados realizan acto de protesta en las cercanías del Hotel Windsor Barra, en la playa de Barra da Tijuca (Río de Janeiro), desde la mañana de este lunes (21), donde ocurrió a las 14h la licitación del Campo de Libra, mayor campo de petróleo de Brasil.

 

Inclusive con todas las protestas, huelgas y reclamos la licitación fue realizada en cerca de 50 minutos y tuvo como vencedor a un consorcio conformado por la estatal Petrobras, Shell Brasil (20%), Total (20%), CNOOC (10%) y CNPC (10%) El bloque ofreció a la Unión 41,65% del petróleo producido, porcentaje mínimo definido en contrato. La Petrobras se quedará con el 40% del petróleo extraído; el mínimo previsto era del 30%.

 

De ropas negras y con la bandera nacional los manifestantes salieron a las calles para intentar impedir la primera licitación del presal y para mostrar toda su indignación por el incumplimiento de las promesas de campaña de la presidenta Dilma Rousseff, que en 2010 afirmó que sería un delito contra Brasil intentar privatizar a Petrobras y el presal, por ser éste el pasaporte del país hacia el futuro.

 

La exigencia es también que todos los recursos oriundos del presal, y no sólo el 15% de los royalties, sean destinados a educación, salud, vivienda digna y energías limpias, o sea, que este dinero sea puesto al servicio de la población brasilera.

 

Los manifestantes no estuvieron solos. En el lugar, desde la medianoche del domingo, 1.100 hombres de la Fuerza Nacional, policía militar, civil y guardia municipal intentaron impedir que los manifestantes sobrepasen el área delimitada; aún así la población avanzó y recibió como respuesta bombas de gases lacrimógenos y balas de goma. Los manifestantes arrancaron carteles de metal que cumplían la función de aislamiento y los usaron como escudos.

 

Ni siquiera la prensa se salvó. Un automóvil de la Red Record fue tumbado e incendiado. Por lo menos seis personas quedaron heridas, sólo en el período de la mañana.

 

Por la tarde, en la Candelaria, los black blocs convocaron a otra manifestación, esta vez con el tema “Un millón contra la subasta, la opresión y por la educación”, apoyando también a los profesores de la red municipal y estadual de Río de Janeiro que se encuentran en huelga por reajustes salariales y mejores condiciones de trabajo. El acto ocurrió a lo largo de la Avenida Rio Branco y terminó en Cinelandia.

 

Los petroleros decidieron cruzar sus brazos desde el último jueves (17), y así presionar a la presidenta para que cancele la licitación. Según informaciones de los sindicatos de la Federación Única de Petroleros (FUP), la adhesión a la huelga es del 90% al 100% en las unidades operacionales, con fuerte participación de los trabajadores tercerizados y del sector administrativo. El paro es por tiempo indeterminado.

 

El Campo de Libra, ubicado en la cuenca de Santos (SP), es el mayor campo de petróleo del país y guarda riquezas estimadas en 1,5 billones de dólares. La licitación es parte de la primera rueda de disputas bajo el régimen de compartir la producción, áreas para explotación de petróleo y gas natural en la región brasilera del presal.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?boletim=1&lang=ES&cod=78290