Países del Caribe expusieron en la ONU sobre el legado de la esclavitud

A más de 200 años de la abolición de la trata transatlántica de esclavos, el legado de ese fenómeno continúa a través de la pobreza, el subdesarrollo y el racismo, advirtieron en Naciones Unidas varios países.

La Asamblea General de la ONU dedicó su XXXV plenaria del actual período de sesiones al seguimiento de la celebración del bicentenario de la abolición, foro que comenzó con un pronunciamiento de su presidente, William Ashe.

El diplomático de Antigua y Barbuda lamentó que la tragedia de la esclavitud siga vigente para muchas personas, mediante formas sutiles que incluyen la desigualdad socioeconómica, el odio, los prejuicios y el racismo.

Entre los principios que inspiraron a la Carta de las Naciones Unidas, se encuentran los de igualdad y no discriminación; mientras que la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclama que todos nacen libres e iguales, y que la esclavitud y la trata deben prohibirse en todas sus formas, recordó.

A nombre del grupo Africano, Etiopía calificó el legado de la esclavitud de institucionalizado.

Ese crimen, el más grave cometido contra la humanidad, continúa como una fuente de explotación, humillación, parcialidad, odio, discriminación, prejuicio y racismo contra los pueblos africanos, expresó Tekeda Alemu, representante permanente etíope en la ONU.

Según Alemu, el flagelo de la trata transatlántica de seres humanos ha dejado “una marca inhumana y bárbara que permanece como una cicatriz en la conciencia colectiva”.

Los africanos y sus descendientes han sufrido por siglos ese crimen, por lo que recordar a las víctimas es una obligación; mientras que quienes lo combatieron deben considerarse una eterna inspiración y motivación para encarar los retos actuales y futuros, dijo.

Por su parte, el representante permanente de Cuba, Rodolfo Reyes, llamó la atención sobre la vigencia del discurso pronunciado por Fidel Castro en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras Formas conexas de Intolerancia, celebrada en Durban, en 2001.

Entonces, el líder histórico de la Revolución cubana señaló entre las consecuencias “de aquella barbarie que duró siglos” la pobreza, el desempleo, el analfabetismo, las enfermedades y la mortalidad infantil, entre otras calamidades que azotan a los pueblos del Tercer Mundo.

A su turno en la plenaria, la India convocó a la comunidad internacional a no olvidar nunca lo sufrido por más de 15 millones de personas durante 4 siglos, en aras de impedir la repetición del fenómeno.

La Asamblea General acogió la convocatoria de los países a un mayor compromiso con el levantamiento aquí de un memorial en homenaje a las víctimas de la trata de esclavos, una obra del arquitecto haitiano Rodney León, llamada El arca del regreso.

Haití estimó en la Asamblea que con el monumento se reconoce la lucha de los ancestros por erradicar ese orden cruel, inhumano y degradante, que fue el sistema colonial y el esclavismo”

 

http://www.cadenagramonte.cu/index.php/articulos/ver/37150:advierten-en-onu-sobre-consecuencias-de-la-esclavitud-para-la-humanidad