Argentina: brutal agresión a asambleístas que se oponen a la instalación de una planta de Monsanto

Por Lucrecia Fernández. A dos meses del acampe en Malvinas Argentinas en el predio donde la multinacional Monsanto pretende instalarse, hubo un nuevo intento de desalojo. La patota de la UOCRA, junto a Infantería, con saña y brutalidad dejaron una veintena de heridos.

Eran alrededor de las 7.00 am del jueves cuando en el campamento Primavera sin Monsanto, mientras muchos dormían, salvo los que quedaron haciendo guardia, sufrieron un ataque. Frente a la toma que se ubica en la entrada principal -siempre hay una posta de policías- pero esa mañana no estaba. Dos colectivos estacionaron, bajaron unas 60 personas entre hombres y mujeres miembros de una patota de la UOCRA (Unión Obrera de la Construcción). Rápidamente se dispusieron a amedrentar, tirar piedras y con amenazas y golpes fueron ingresando al campamento. La policía y la guardia de infantería que se acercaron hasta el lugar, solo auspiciaron de espectadores.

El feroz ataque de la patota continuó con armas de fuego, palos y piedras, amenazaron y destruyeron todo a su alrededor. “Se robaron objetos personales de los chicos, cámaras de fotos, computadoras, documentos, nos quemaron alimentos, nos quemaron alimentos, destruyeron prácticamente todo” denunció Eduardo Quispe de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida. Una vez de atacar este puesto, se dirigieron a unos 400 metros donde está el acampe que impide el ingreso de los camones con material, allí la situación fue peor. Los asambleístas fueron arrastrados, apaleados y agredidos con golpes de puño y varios jóvenes quedaron heridos por cascotes al punto de que luego tuvieron que ser trasladados para recibir puntos a causa de las heridas.  Otros tuvieron que ser enyesados por presentar quebraduras. Todo frente a la policía que actuaba ya- a esa altura de la mañana- como un escudo de la patota.

No conforme con la brutal golpiza que se efectuaba, este grupo organizado de la UOCRA llego al lugar con mujeres para que agredieran específicamente a las mujeres del acampe, en este sentido Celina Molina, de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, declaro que mientras estaba siendo golpeada en el suelo, Ariel Gutierrez delegado de la UOCRA le indicaba a las mujeres a quien golpear: “les dijo a esa sáquenla, y de repente vinieron encima mío varias mujeres y comenzaron a golpearme y arrástrame por el piso”.

La situación se torno insostenible cuando la guardia de infantería dejo de liberar la zona y se incorporo a la represión, actuando como mano derecha de la patota y cuidándole las espaldas, reprimió con balas de goma e ingreso ferozmente a uno de los campamentos, haciendo caso omiso de los reclamos de los acampantes a quienes les habían sustraído todo.

Justificar lo injustificable

En el acampe quedó una veintena de heridos, y Sofía Gatica fue llevada descompensada en una ambulancia, luego de que hace solo unos días fue amenazada de muerte y atacada por dos hombres a la salida de su trabajo.

En conferencia de prensa, Adrián Vilaplana, gerente de Asuntos Corporativos de Monsanto salió inmediatamente a un cruce de declaraciones, desmintiendo los dichos por los asambleístas y lo reportados por varios medios de comunicación. Según Vilaplana, nada fue verdad, y por el contrario las personas que llegaron a Monsanto en colectivos eran “trabajadores y trabajadoras de la obra que siempre van, pero que esta vez se encontraron con que los acampantes estaban violentos esa mañana y no los dejaban pasar, y así comenzaron los hechos”, dijo a varios medios radiales de Córdoba. Puntualizo además que se le pidió a la policía que “restablezca el orden y la armonía”. Sin embargo hay videos y fotos de los “trabajadores” armados y encapuchados, también se pudo determinar que los colectivos en los que se trasladaron hasta Malvinas Argentinas eran colectivos oficiales del gobierno de De La Sota.

Rio Cuarto dijo NO

El pasado 22 de noviembre el intendente Juan Jure, de Rio Cuarto, localidad ubicada al suroeste de la provincia de Córdoba, rechazo la posibilidad de que Monsanto se instale al sur de esa ciudad, ya días atrás la UNRC se había opuesto a la instalación, como así también el colectivo Rio Cuarto Sin Agrotoxicos.

“Tenemos la moral bien alta”

Aun cuando parte del campamento quedo parcialmente destruido, la Asamblea Malvinas Lucha Por la Vida, realizo una asamblea luego de la brutal represión sufrida y decidió seguir con el acampe, se reorganizaron volvieron a levantar carpas, y uno a uno los heridos una vez dados de alta fueron regresando.

Paralelamente en la ciudad de Córdoba Capital se realizo a las 18 hs desde Colón y Cañada una movilización multitudinaria, que si bien en un principio era para reclamar justicia por Alejandro Godoy, joven víctima del gatillo fácil en barrio Barranca Yaco, por parte de un oficial de infantería hace solo una semana atrás, se confluyo también en repudio a los hechos sucedidos en Malvinas Argentinas en la mañana.

http://www.marcha.org.ar/1/index.php/nacionales/94-ambiental/4737-la-patota-de-monsanto