Bachelet y Matthei marcan diferencias en sus campañas de cara al ballotage de diciembre

Se acerca el 15 de diciembre y las dos candidatas que se disputan el sillón presidencial marcan diferencias en sus campañas. Evelyn Matthei debuta en segunda vuelta con un nuevo equipo, motivada por acercar sus ideas a la gente; mientras que Michelle Bachelet se muestra confiada por la clara ventaja obtenida este domingo y apela a sumar nuevos rostros a su mismo grupo de trabajo, argumentando que “equipo que gana, sigue”.

Veinticinco días faltan para la segunda vuelta presidencial y el ballotaje que enfrentará a las candidatas de la Alianza y la Nueva Mayoría tiene precedentes que hace que ambas candidaturas trabajen de maneras diferentes.

El 46,67% obtenido por Michelle Bachelet en primera vuelta la deja con un amplio margen de ventaja. La candidata supera ampliamente el 25,01% alcanzado por Evelyn Matthei, motivo por el que los cambios más drásticos han venido desde la vereda oficialista.

Este martes se anunció que el generalísimo de campaña, Joaquín Lavín, abandonaba su cargo dándole el pase a renovados rostros. La noticia comenzó a reforzar aquellos interminables rumores de la distancia que había entre el ex ministro y la vocera de la candidata, la RN Lily Pérez.

La idea de esta última siempre fue imprimir un sello más cercano al trabajo electoral, instancia que quedaría confirmada con la incorporación de las diputadas Karla Rubilar (RN), Andrea Molina (UDI), el electo Felipe Kast (Evópoli) y el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado (UDI), rostros más jóvenes y menos asociados a la tradición de ambos partidos.

Para Delgado la clave será la cercanía, un trabajo centrado en propuestas más territoriales, con fuerte presencia en regiones, según lo que explicó a Radio Universidad de Chile en su primer día como uno de los jefes de campaña.

“Es un enfoque con un mensaje mucho más centrado en lo local. Queremos llegar a las necesidades reales de las personas de cada una de las comunas, regiones y distritos donde visite Evelyn Matthei. Queremos que la gente se sienta interpretada por el mensaje, reflejada, que se pueda leer, que puede tener esta candidatura un efecto espejo, que la gente pueda decir: me siento reflejada por la propuesta de la candidata Evelyn Matthei, y en ese sentido tenemos que trabajar en propuestas muy concretas, muy del día a día”, aseguró el alcalde.

Más de veinte puntos separan a las candidatas. Pese a ello, Delgado se muestra convencido de que se lograrán ir sumando apoyos de gente que en primera vuelta decidió no votar y que ahora, con este nuevo sello, se podrían ver reflejadas en el proyecto país de Evelyn Matthei.

“Equipo que gana, sigue”, dijo una cada vez más sonriente candidata del Pacto Nueva Mayoría, lo que vendría a confirmar la confianza que ronda en el barrio Italia, producto del margen entre ambas votaciones.

Marco Barraza (PC), uno de los encargados programáticos del equipo bacheletista, confirma la continuidad del grupo en segunda vuelta, lo que se verá potenciado por los rostros de los jóvenes diputados elegidos por la coalición: “El foco está puesto necesariamente en captar ese 15%, en primera instancia. Yo incluso creo que hay un porcentaje de la votación de Parisi , – que no obstante estar rotulado como de derecha o ser derecha- también hay planteamientos que se cruzan con los de la Nueva Mayoría. Todo ello, obliga a focalizar esfuerzos de campaña, en términos de propuestas de país, en estas mismas dimensiones de transformación, y así avanzar en un bloque de centro izquierda bien nítido y claro”, apuntó.

Agregando que:“Lo que uno debiese resaltar en esta segunda fase es lo que representa al nuevo parlamento, básicamente porque ahí se da la conjunción entre lo social y lo político, porque ahí existe el alto respaldo ciudadano en materia de transformación”.

En el análisis de las campañas, la cientista y académica, Francisca Quiroga asegura que en ambos casos se verá un fuerte personalismo de las candidatas, apostando por reformas comunicacionales, estéticas, que resulten “cosméticas”, más que reales intervenciones a lo que existe, ello por dos razones: En el caso de la Alianza se centra la necesidad de captar votos, para remontar la diferencia, por ello se apelaría a nuevos rostros.

A juicio de la analista, “se va apelar a Evelyn Matthei como la mujer con carácter, decisión, la seguridad del empleo. Se van a ver los grandes temas, se tocará la inequidad, no la desigualdad porque hay matices de lenguaje en ambas palabras, y la posibilidad de intervenir en algunas acciones, pero siempre desde la seguridad del empleo y el crecimiento económico como los grandes ejes. Se va a hablar de las libertades individuales, pero centrado en lo mercado céntrico”.

Lo de la Nueva Mayoría, en tanto, seguirá el camino de reforzar la imagen de Michelle Bachelet, potenciándola con los dirigentes estudiantiles, fórmula que aseguraría validación social, explicó la analista: “Claramente van a potenciar a los dirigentes estudiantiles, pero también ahí es una cuestión de renovación estética, pero que los que van a estar atrás va a ser el mismo equipo personal. Bachelet es muy de sus equipos cercanos, ese equipo sigue liderando su agenda personal. No va a ver rediseño global, sí van a buscar un mayor acercamiento, trabajo de cercanía con los medios, medidas más comunicacionales que de rediseño”, puntualizó.

De esta forma, al igual que en una primera etapa, los históricos dirigentes de la ex Concertación no serían los principales acompañantes de la candidata, dándole el paso a rostros más validados en la actualidad. Asimismo, en la Alianza, las nuevas caras acompañarían una imagen con el fin de acercarse a aquellos sectores que en la campaña de primera vuelta no votaron por Evelyn Matthei –quien enfocó su primera mitad en el voto duro del sector- para así sumar apoyos, explicó Francisca Quiroga.

Valiéndose de las ausencias de Andrés Allamand y Manuel José Ossandón -ambas cartas de RN- en la campaña oficialista, Francisca Quiroga ejemplificó las distancias entre ambas coaliciones: “Eso habla de las lógicas de las dos coaliciones políticas. En el caso de la Nueva Mayoría, que tiene la trayectoria de la Concertación, cuando son los momentos electorales son capaces de ponerse de acuerdo, son más disciplinados. En el caso de la Alianza, siempre ha existido una pugna más fratricida entre ambos, Ossandón, Allamand, también Larraín tienen agendas propias, por lo que de incorporarse sería de manera tangencial, ya que sería inconsistente con el rol y los discursos críticos que han tenido y por las historias personales que los vinculan con Matthei”, explicó.

Segundas vueltas históricas

En lo histórico, recordemos que en las elecciones presidenciales de 1999, donde se enfrentaron Ricardo Lagos (PPD) y Joaquín Lavín (UDI), por primera vez desde el retorno a la democracia hubo segunda vuelta. En un estrecho margen de 47,96% contra un 47,51%, ambos candidatos debieron enfrentarse en enero de 2000, donde Lagos se impuso con un 51,31%.

El enfrentamiento entre Michelle Bachelet (PS) y Sebastián Piñera (RN) en 2006 fue otra épica segunda vuelta. En la primera ronda, la candidata concertacionista alcanzó el 45,96% de la votación, contra el 25,41% de Piñera, en el ballotaje las cosas se acercaron, pero Michelle Bachelet volvió a imponerse por un 53,36% de las preferencias.

El triunfo de Piñera en 2010, también fue en segunda vuelta. El 44% obtenido por el ahora presidente en la primera votación no le alcanzó para derrotar a Eduardo Frei (DC) en una única instancia.

De esta manera, el balotaje se instaura como una práctica común a las elecciones presidenciales en el país. El resultado y cuánto se puedan estrechar los márgenes se verá el próximo 15 de diciembre, donde juega un nuevo factor, llamado voto voluntario, que trae aparejada la abstención.

 

http://radio.uchile.cl/2013/11/20/candidatas-definen-formulas-para-segunda-vuelta