Continúa la apertura económica en Cuba: cambios en el sistema bancario y en el comercio agropecuario

Se reconfiguran mercados agropecuarios cubanos 

Nuevas fórmulas se pondrán en práctica para la red de mercados agropecuarios que funcionarán bajo las siguientes denominaciones: mercados minoristas; puntos de venta; y trabajadores por cuenta propia, carretilleros o vendedores de productos agrícolas de forma ambulatoria.

En el caso de los mercados minoristas serán cuatro las modalidades, según reporta hoy el diario Granma.

Una parte de ellos estarán gestionados por entidades estatales con facultad para operar en igualdad de condiciones que el resto de los establecimientos, y se abastecerán a través de las empresas a las que pertenecen, aunque también podrán comprar en otros lugares para completar sus ofertas.

Los mercados incluidos en este grupo comercializarán los productos agropecuarios, que tienen precios de acopio centralizados, a precios minoristas regulados por las empresas que los administran.

Roberto Pérez Pérez, jefe del grupo de Política Agroindustrial de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, declaró que para el 2014 el Estado fijó precios a ocho productos: arroz, frijoles, papa, maíz seco, boniato, naranja, toronja y tomate— listado que se actualizará anualmente.Asimismo, ofertarán otros productos con precio de venta centralizado —arroz y chícharo— y el resto será a precios de oferta y demanda.

Pérez Pérez aseguró que en un corto plazo no se incrementará la oferta de los productos, ni la tan ansiada disminución de los precios. No obstante, esta transformación resulta imprescindible, pues influirá positivamente sobre los productores, quienes podrán comprobar de una manera directa y transparente las ventajas económicas que ofrecen las nuevas formas de comercialización, añadió.

También existirán los mercados gestionados por cooperativas no agropecuarias, algo que desde hace varios meses ya se aplica en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque.

Igualmente, estarán los mercados que son establecimientos estatales y se arrendarán a las unidades productoras y a trabajadores por cuenta propia, quienes asumen todos los gastos derivados de la actividad económica que ejecutan y venden los productos a precios de oferta y demanda.

La cuarta modalidad se corresponde con los denominados mercados agropecuarios de oferta y demanda —administrados por empresas estatales—, que arriendan espacios y brindan servicios de medios de pesaje, almacenamiento y otros.

Estos mercados comercializarán a precios de oferta y demanda. En una segunda etapa el proceso de reestructuración incluye organizar los “tarimeros” que allí concurren, quienes se convertirán en trabajadores por cuenta propia en la actividad de vendedor minorista de productos agropecuarios, explicó Pérez Pérez.

En el caso de los puntos de venta serán administrados por las unidades productoras, empleando su propia fuerza de trabajo. También podrán pertenecer a agricultores pequeños —propietarios y/o usufructuarios— dentro de su área de producción. La comercialización se realizará a precios de oferta y demanda.

Respecto a la figura del carretillero o vendedor de productos agrícolas de forma ambulatoria, puede comercializar productos agrícolas en la vía pública sin establecerse en un área fija, cumpliendo las regulaciones urbanísticas, las normas de vialidad existentes y lo establecido por los consejos de administración, en cuanto a itinerarios y zonas de accesos para el ejercicio de su actividad.

 

http://www.radiorebelde.cu/noticia/se-reconfiguran-mercados-agropecuarios-cubanos-20131106/

El sistema bancario cubano necesita perfeccionar y ampliar sus servicios

Desde 1997, el Sistema Bancario Cubano está conformado en dos niveles:

Primero: Banco Central de Cuba: Encargado de promover en el marco de su competencia la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, contribuir al equilibrio económico y al desarrollo ordenado de la economía. Es el regulador y supervisor del Sistema Bancario y Financiero.

Segundo: Integrado por 9 Bancos Comerciales y 14 Instituciones Financieras No Bancarias: Estas instituciones tienen carácter autónomo, personalidad jurídica independiente, patrimonio propio y son autofinanciadas. Su objeto es canalizar recursos monetarios temporalmente libres en la economía hacía otros sectores que lo necesiten a través de determinados servicios que se diseñan al efecto.

A través del Sistema Bancario se realizan todo tipo de transacciones financieras en moneda nacional y divisas en el país y con el exterior.

El Banco Popular de Ahorro (BPA) con 423 y el Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) con 214, son los bancos que cuentan con la mayor red de oficinas de atención al público, con presencia en todo el país. Estos bancos, junto al Banco Metropolitano en La Habana, es donde, operan sus cuentas y realizan las principales transacciones los distintos entes de la economía; las empresas estatales, las distintas formas del sector agropecuario, la población, las nuevas formas de gestión no estatal y más recientemente las Cooperativas No Agropecuarias.

Los otros bancos están especializados en operaciones banca internacional e inversiones. Entre las instituciones no bancarias está CADECA especializada principalmente en el servicio de canje de monedas con presencia también en casi todo el país.

EL SISTEMA BANCARIO EN LAS TRANSFORMACIONES DEL PAÍS

En el marco de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución el Sistema Bancario tiene un importante papel en la ejecución de la Políticas que se aprueban con vistas a la actualización del Modelo Económico:

Política de Créditos (que permite implementar los Lineamientos 50,51,52, 53 y 54) – Está Política está en proceso de implementación, está dirigida a movilizar los recursos financieros del país en función de las proyecciones de la economía. Comprende a todos los sectores y a tenido como principal característica en sus inicios el proceso de renegociación de deudas vencidas de los sectores estatal y agropecuario, así como el acceso al crédito a las personas naturales y a las nuevas formas de gestión no estatal que se establecieron por el Decreto Ley 289 de 2011.

 Créditos otorgados al Sector agropecuario: 623 millones desde la entrada en vigor del Decreto 289 hasta Septiembre

• Créditos otorgados a las personas naturales: más de 1 600 millones de pesos

Esta Política consta de principios que introducen la aplicación de nuevos procedimientos en el trabajo del Sistema Bancario, en cuanto a la conformación de las tasas de interés, los análisis de riesgo para el otorgamiento de los créditos a las personas naturales y el seguimiento de estos créditos, la aplicación de un esquema de garantías en todos los financiamientos que se aprueben, que incluye las reales (basada en la aceptación de bienes materiales como respaldo para los créditos las personas naturales y las Cooperativas No Agropecuarias)

Además de la implementación de la Política de Crédito, otras normas puestas en vigor, han contribuido al incremento del nivel de actividad en los bancos. Podemos mencionar como las más representativas:

• Incremento de las actividades autorizadas a ejercer por los trabajadores por cuenta propia y el aumento continuado de estos trabajadores, los que mensualmente concurren a las oficinas bancarias a realizar el pago de los impuestos.

• La compra venta de viviendas, cuyo pago se realiza mediante la emisión de cheques de gerencia por parte de los bancos.

• El otorgamiento de subsidios por parte de los Consejos de Administración Municipales a las personas naturales para la realización de acciones constructivas de las viviendas, cuya administración la realiza el banco.

• La creación de las Cooperativas No Agropecuarias, cada CNA se constituye en cliente del banco al operar cuentas y tramitar operaciones.

CALIDAD DEL SERVICIO

La aplicación de la Política de Créditos y los nuevos servicios que se incorporaron, conllevaron más afluencia de personas a los bancos, por lo que en La Habana, las capitales de provincia y en algunos municipios del país, la demanda del servicio no puede ser satisfecha con calidad por las oficinas.

Hay que tener en cuenta que los Bancos además de la apertura y operatividad de cuentas y del otorgamiento de créditos, realiza otros servicios de caja como el antes mencionado pago de impuestos y los pagos de la seguridad social. Debemos señalar que en el año 2012 en las instituciones del Sistema Bancario se pagaron el 65.8% de las prestaciones de la seguridad social, llegando en La Habana al 92.1%.

Dado la necesidad de que el Sistema Bancario se adapte a los requerimientos que demanda la actualización del modelo económico, brindando un servicio de calidad, se aprobó la aplicación del perfeccionamiento institucional el que se desarrolla en dos etapas; una en BCC en proceso de implantación y otra en el resto de las instituciones del Sistema que en el proceso de diagnostico y propuesta de solución a los problemas, donde se diagnosticó el deterioro de la calidad del servicio y se analizan propuestas de solución.

Mención necesaria es la situación que presenta la red de cajeros automáticos (ATM) donde la disponibilidad requerida para garantizar un servicio estable no se ha alcanzado. Este año se adquirieron 200 ATM que se encuentran en proceso de instalación para reponer los equipos de tecnología más atrasada e incrementar la red, fundamentalmente en La Habana aunque se extendió el servicio a las provincias que no contaban con estos equipos. Pese a que se observan mejoras en el servicio todavía no se alcanza el índice necesario.

La entrega de tarjetas se incrementará en correspondencia a la disponibilidad y eficiencia de la red, aunque la utilización de la tarjeta magnética como medio de pago está limitado, utilizándose generalmente para extraer dinero efectivo de los ATM, lo cual agrava aun más la situación de estos equipos.

El desarrollo de la Banca Electrónica que incluye el funcionamiento de los ATM y el hacer extensivo el uso de la tarjeta magnética para que sirva como medio de pago al recibir bienes y servicio también forma parte de la estrategia de trabajo que se proyecta dentro del proceso de perfeccionamiento, pero deberá ser progresivamente en la medida que se creen condiciones para ello.

FINANCIAMIENTO A PERSONAS NATURALES

Como todo nuestro pueblo conoce los finales de la década de los años 90 y principios de los años 2000 los créditos personales estuvieron deprimidos; producto de la propia situación económica que atravesaba nuestro país; y es a partir del año 2005, cuando los bancos insertados en el Programa de la Revolución Energética, financiamos a las familias cubanas en términos y condiciones preferenciales, para la compra de los efectos electrodomésticos; que sustituyeron a los de alto consumo energético; y otros artículos del hogar.

Por este concepto se otorgaron créditos a más de 3 millones de nuestras familias ;y es importante destacar que estas personas que se acogieron a esta facilidad crediticia ya han reembolsado al banco más del 60% de lo financiado, con una recuperación del 96% de lo que debió pagarse por los deudores al banco, hasta la fecha.

Para facilitar el pago de las mensualidades de estos créditos a personas no vinculadas laboralmente, creamos la figura del Gestor-Cobrador de créditos, que brinda este servicio a domicilio.

A partir del año 2011 se realizó un intenso proceso de preparación en toda nuestra red de oficinas con vistas a dar respuesta a las tareas vinculadas con la instrumentación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y que implicaban la participación del banco.

La preparación entre otros aspectos incluyó, capacitación del personal, revisión de nuestras estructuras, modificación en los procedimientos, programación en los sistemas informáticos –contables, revisión y propuestas de medidas para asimilar las tareas con calidad en el servicio y control interno razonable.

En correspondencia con los lineamientos 50, 51, 52, 53, 54 de la Política Económica y Social aprobada en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, entra en vigor el Decreto Ley No-289 el 20 de diciembre de 2011 y se dictaron por el BCC, Resoluciones que amparan el otorgamiento de créditos y la apertura de cuentas corrientes a personas naturales; y se mantiene permanente intercambio con las diferentes estructuras del banco, para conocer los aspectos a modificar; y que inciden en un mejor desarrollo de la tarea, trabajándose entre otros ;en los siguientes temas:
• Reducción de la documentación relacionada con cada solicitud de crédito.

• Lograr una mayor adecuación de las garantías a exigir, en correspondencia con las características de cada operación de crédito personal y su solicitante.

• Se evalúo en cada oficina, la estructura y organización del servicio, así como la necesidad de personal, a partir del incremento de clientes que acuden a nuestras dependencias.

• Se habilitaron áreas especializadas para tramitar los créditos y atender a los clientes en las localidades de mayor demanda de solicitudes de créditos. Hoy en 10 capitales provinciales existen estas oficinas de trámite.

• Seguimiento a las razones que originan las solicitudes de créditos no aprobadas que no superan el 2%; lo que permite intercambiar sobre sugerencias a aplicar en esos casos.

• Se evalúa permanentemente y toman medidas sobre el servicio en las oficinas bancarias; extendiendo el horario de atención a los clientes de 8.00 de la mañana a 7.00 de la noche, de lunes a sábado; en las 56 oficinas de todo el país que lo requerían.
En cumplimiento de esta política bancaria los bancos del sistema, hemos aprobado más de 155 mil solicitudes de financiamientos, con un importe que supera los 1 600 millones de pesos cubanos; fundamentalmente dirigido a la compra de materiales de la construcción y pago de mano de obra para acciones constructivas.

Los bancos además, financiamos las necesidades de recursos financieros, derivadas de eventos climatológicos y otros sucesos adversos. Por ese concepto, se financiaron en las provincias de Santiago de Cuba, Holguín, y Guantánamo, a más de 140 mil damnificados del huracán Sandy.

En lo que respecta a los Trabajadores por Cuenta Propia nos queda mucho por hacer para lograr vincularnos con este segmento de clientes, para brindarles todos los servicios bancarios habilitados para ellos, y que puedan ser de gran utilidad en el desempeño de su gestión.

Se ha trabajado en acciones de intercambio con ellos, hemos realizado visitas, entrevistas, encuestas y otras vías que nos posibiliten conocer sus necesidades y expectativas con relación al banco, para poder satisfacerlas; de lo que se ha derivado la flexibilización de algunas condiciones, en correspondencia con las característica de la operación financiera.

Ejemplos de las modificaciones son el monto mínimo a solicitar; inicialmente se previo 3 000 pesos cubanos, y hemos tenido autorizaciones para otorgar montos inferiores ,ajustados a las necesidades de los solicitantes; en los tiempos máximos de pagos de los créditos de inversiones ,y los periodos de gracia ,también hemos ajustado estos a las características del financiamiento.

Hasta la fecha hemos otorgado créditos a más de 550 trabajadores por cuenta propia que ejercen diferentes actividades; destacándose los elaboradores de alimentos con un 33% de las solicitudes presentadas y mayoritariamente estos créditos se solicitan para financiar inversiones.

Los financiamientos a las personas naturales tienen que ser un traje a la medida de las necesidades del cliente, asesorado siempre por el banco; para tener identificado entre ambos ,el importe y los términos en que nuestro cliente devolverá al banco el préstamo, con sus propio ingresos.

DE TARJETAS Y CAJEROS

 

El serviciode cajeros automáticos en Cuba comenzó en 1997 con cajeros de procedencia francesa y luego, en 2004, se adquirió un lote de China, que es la tecnología con la que trabajamos actualmente, aunque se utilizaron otras también y los problemas en la adquisición de piezas de repuesto dificultaron en los comienzos las labores de reparación.

La baja disponibilidad de los cajeros automáticos de manera particular en la provincia La Habana, provocada por problemas de obsolescencia tecnológica, técnicos, de comunicaciones y organizativos, haciéndose más crítico este servicio de los cajeros automáticos entre los días del 8 al 12 de cada mes por coincidencias en la fecha de pago de salario de un grupo importante de sectores.
Podemos decir que son insuficientes los canales de distribución del servicio bancario fundamentalmente en las cabeceras provinciales y de manera particular en la capital.
Todo esto ha tenido un impacto negativo en la calidad del servicio que brindamos, que se traduce por lo general en largas colas y oficinas congestionadas de personas que permanecen por tiempo prolongado y que se agudiza los dos primeros días de pagos de jubilados y pensionados y los últimos días de pagos de impuestos por los trabajadores por cuenta propia.
Mejorar la calidad del servicio que prestamos a la población en general, constituye una de nuestras principales insatisfacciones y el principal reto que tienen los trabajadores y dirigentes de estos tres bancos sobre todo los trabajadores y dirigentes del Banco Metropolitano en la Capital.

Pudiéramos decir que para dar respuesta a los problemas identificados, necesitaríamos solo en La Habana ahora mismo más de 30 oficinas bancarias con todo su personal y logística que esto implica, pero esa solución no es realista, entonces debemos trabajar en garantizar los servicios bancarios que demanda el presente y futuro inmediato a través de:

– Revisión de las medidas organizativas internas: forma parte del perfeccionamiento institucional del Sistema Bancario ya mencionado.

– Incremento de los canales de distribución: dígase, nuevas oficinas, instalación de nuevos cajeros automáticos, incremento de los terminales de punto de venta (TPV) y el uso de la banca telefónica en una primera etapa.

– En medio de las limitaciones el estado ha priorizado la adquisición de grupo importante de cajeros automáticos y piezas de repuestos con el objetivo de sustituir los obsoletos y otro grupo destinado a incrementar el servicio, en la actualidad están instalados y funcionando 498 cajeros automáticos en todas las provincias, de ellos 343 en La Habana. El índice de disponibilidad de los mismos es de un 85.8 % superior a igual periodo del año anterior de 78.2 %, trabajamos en que este índice sea superior al 90.0 %.

Se impone hacer un mayor uso de las facilidades que brindan los cajeros automáticos, dentro de ellas:

– extracción de efectivo en ambas monedas,
– consultas de saldo,
– canje de monedas al tipo de
– cambio de CADECA, transferencia entre cuentas de tarjetas de cualquier banco
– pago de servicio de momento solo en la Capital, de electricidad, teléfono, agua, pago
de impuestos, recibos de los pagos realizados por la Banca telefónica.

– La ampliación de nuevas tarjetas de banda magnética estará dirigida fundamentalmente jubilados y pensionados y paulatinamente a otros sectores en la medida que se concluya con la instalación de nuevos cajeros y el nivel de disponibilidad de los mismos sea superior al 90 %.

– Banca Telefónica
Este servicio que de momento se presta solo en la capital debe jugar un papel más activo como vía para mejorar la calidad del servicio de la población y contribuir a disminuir la cantidad de dinero en efectivo en nuestras transacciones de bienes y servicios.
TELEBANCA puede utilizarse desde cualquier teléfono privado o público y permite el pago de más de una factura, que puede ser suya o de otra persona, con cargo a la cuenta de la tarjeta magnética del que lo solicita si el saldo disponible lo permite.
Le facilita el pago de los servicios de:
ETECSA (pagos de facturas en CUP y CUC de todo el país, sin límites en el importe)
La ONAT (Licencias de cuenta propia, pago de chapa de autos y motos).
Aguas de la Habana. (Solo el importe facturado por la empresa)
La Electricidad. (Solo el importe facturado por la empresa)
Transferencias (entre cuentas de un mismo banco, Propio cliente.)
Consulta de saldo. (Tarjeta asociada a BT)

En todas las modalidades de pagos se puede realizar tipo de cambio.

Todos los pagos de servicio deben realizarlos preferiblemente 72 horas antes de la fecha de vencimiento.

Esta tarjeta puede estar asociada a dos cuentas las cuales tienen que ser de diferente moneda (CUP y CUC). Las tarjetas deben ser solicitadas por los clientes en la sucursal bancaria donde tienen su cuenta.
Las 24 horas tiene a su disposición la RESPUESTA DE VOZ INTERACTIVA que permite realizar consultas de saldos en CUP y CUC asociado a BT, tasas de cambios, cambio del PIN de Telebanca e información de carácter general.
TELEBANCA puede utilizarse desde cualquier teléfono privado o público y permite el pago de más de una factura, que puede ser suya o de otra persona, con cargo a la cuenta de la tarjeta magnética del que lo solicita si el saldo disponible lo permite.

– Las terminales de puntos de venta (TPV): Debemos promover el uso de las tarjetas de banda magnética en la adquisición de bienes y prestación de servicios ya sean estas emitidas en CUC o CUP.

 

http://www.cubadebate.cu/especiales/2013/11/07/el-sistema-bancario-cubano-necesita-perfeccionar-y-ampliar-sus-servicios/