Ecuador fortalecerá bancos comunales que otorgan créditos a las comunidades indígenas

La organización de las comunidades ecuatorianas está reflejada en los bancos comunales, que asignan créditos mensuales a los habitantes de esas zonas bajo reglas creadas por ellos, pero la Superintendencia de Economía Popular Solidaria (SEPS), regulará a esos grupos financieros.

El objetivo de esas estructuras financieras comunales es el impulso de emprendimientos, pero esas bancas comunales creadas en pueblos de indígenas Saraguro en la provincia de Loja, fronteriza con Perú, otorgan créditos que alivian el consumo local, pero no alcanzan para empujar los negocios.

Aquello es un factor en contra de los bancos comunales instalados en localidades como Kiskinchir a tres kilómetros del centro de la ciudad de Saraguro, uno de los 16 municipios de Loja, en donde viven 300 personas, quienes ven en esas entidades una “opción financiera solidaria” con sus necesidades.

María Bermeo, presidenta del Banco Comunal Kiskinchir, expuso que inicialmente eran caja de ahorro, una figura financiera que también es común en comunidades ecuatorianas. No obstante, el Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos de Ecuador (Codenpe), tres años y medio atrás brindó asesoría y reglas jurídicas basadas en la Junta del Fideicomiso de Cajas Solidarias, explicó Bermeo.

El respaldo legal permite que los créditos asignados tengan un interés anual parecido al de entidades financieras reguladas. Sin embargo, en el VI Foro Latinoamericano de Banca Comunal efectuado en agosto pasado en Guayaquil, asociaciones como la Red Financiera Rural se mostraron positivas ante la propuesta de sumarse a las instituciones reguladas por la Superintendencia de Economía Popular.

A escala nacional cifran 10.000 estructuras financieras comunales, con fuerte presencia en la Sierra. Por otro lado, sumando todos los clientes de esos bancos comunales hay 180.000 ecuatorianos que mantienen créditos en esas entidades. El porcentaje de morosidad o cartera vencida oscila entre 4 y 5%, reportó la Red Financiera Rural en el foro latinoamericano.

La presidenta del banco comunal Kiskinchir informó a la Agencia Andes que el tener esas entidades asegura el bienestar de la comunidad. Sin embargo, María Bermeo reconoce que los créditos dados no contribuyen al desarrollo de emprendimientos. “Queremos mantener nuestro banco, queremos asesoría, necesitamos ayuda y reglas claras”, subrayó la dirigente.

Kiskinchir tiene 130 clientes, de ellos 65 son socios del banco comunal, el capital que manejan es de USD 80.000 y otorgan créditos de 3.000 y 5.000 dólares para un plazo máximo de tres años al 15% anual de interés. Las cuotas mensuales que cancelan habitantes de esa comunidad indígena fluctúan entre los 80 y 150 dólares.

Además, el banco comunal de Kiskinchir cuenta con ventanillas y personal de atención, una similar realidad tienen los 15 bancos comunales registrados en Jefaturas, Tenencias y gobiernos rurales de Saraguro.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente.http://www.andes.info.ec/es/noticias/ecuador-fortalecera-emprendimientos-regulando-finanzas-comunidades.html

 http://www.andes.info.ec/es/noticias/ecuador-fortalecera-emprendimientos-regulando-finanzas-comunidades.html