Ecuador profundiza su relación comercial con China: en lo que va del año exportó 483,5 millones de dólares

China es considerada la segunda potencia económica mundial, posición que alcanzó luego de 3 décadas de apertura gradual. Ecuador busca ampliar el mercado con el gigante asiático y disminuir su balanza comercial negativa.

La relación comercial con Ecuador se inició en la década del 80, según recordó el director de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China, Gustavo Cáceres, y en general se trata de un intercambio económico complementario. “Ellos nos venden manufactura y nosotros materias primas”, señaló.

Hasta septiembre de este año, Ecuador exportó a China 483’569.051 dólares. En contraparte, nuestra importación en el 2012 ascendió a 2.609’115.390 dólares.

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), el primer producto de exportación ecuatoriana a China es el petróleo, con $ 305’671.009. Ese país es el quinto destino de crudo ecuatoriano.

Sin embargo, no se conoce si en estas cifras está incluida la venta anticipada de crudo a través de varios contratos con Petroecuador.

Le siguen en importancia materiales relacionados al cobre y oro, con más de 60 y 10 millones de dólares, respectivamente, mientras que el banano generó 8’712.036 millones en exportaciones y los camarones, $ 7’696.032 millones. Las rosas tuvieron una importante acogida con un total de $ 408.082.

La mayor cantidad de productos que Ecuador importa desde el país asiático son vehículos, autopartes, computadoras y electrodomésticos, y cientos de artículos más.

El incremento de las relaciones bilaterales con la República Popular China ha sido visible en cifras. En 2005, Ecuador apenas exportó un total de 7’371.014 dólares, con un envío total de banano de 899.045 dólares.

La participación en los últimos años de las empresas chinas en proyectos estatales en materia de petróleos, minas y energía también ha puesto en evidencia el acercamiento de ambos países.

Así, la visita del canciller Ricardo Patiño, que culminó ayer a esta república, reportó novedades, entre ellas ‘conversaciones avanzadas’ para concretar acuerdos petroleros, particularmente el de la Refinería del Pacífico, en donde se espera procesar derivados del petróleo.

También, la firma de un acuerdo en materia de aviación comercial que dotaría a Ecuador de 14 frecuencias aéreas, y la invitación a más de 100 empresas a instalarse en el país.

Ingreso de productos
El canciller Patiño dijo que la visita tuvo un balance positivo y detalló que en conversaciones con las autoridades de comercio de China se ha logrado avanzar para permitir el ingreso de productos de oferta exportable ecuatoriana a ese país.

“Me parece importante la apertura del mercado, pero es fundamental seguir insistiendo en la promoción de nuestros productos en China y en que esa exportación se haga efectiva”, señaló Luis Rosero, analista económico, quien consideró además que se debe trabajar en equilibrar la balanza comercial, aprovechar los intereses que tiene la empresa asiática en el país.

“Considerando su población, con el 0,05% de ese mercado sería suficiente para nosotros”, expresó.

Refiriéndose a la gestión de Patiño, el director de la Cámara Ecuatoriano-China recalcó que siempre es necesario ampliar relaciones bilaterales y, en especial, proponer atracción de turismo e inversiones que son rubros de servicios que “debemos explotar en el futuro en esta relación”.

“Las proyecciones son muy halagadoras si consideramos los sectores de construcción, energía, turismo, alimentos que serán los de más atracción para los empresarios chinos”, señaló Cáceres.

Para Rosero es un mercado atractivo y no explotado que bien podría complementar a otros como el de Estados Unidos y la Unión Europea.

Patiño mencionó que durante el viaje invitó a los empresarios chinos “a conocer las potencialidades de su país y participar en el cambio de su matriz productiva” con, por ejemplo, la inversión en el procesamiento e industrialización de los bienes primarios ecuatorianos, como el banano o el camarón, que “tienen la más alta calidad en el mundo”.

El canciller ecuatoriano aseveró también que China está interesada en desarrollar un proyecto de minas de oro en su país y que actualmente al menos 60 empresas chinas vienen trabajando en Ecuador en minería, infraestructura o petróleo.

“Nuestro país tiene ingentes recursos naturales y la necesidad de construir una infraestructura pública indispensable. Estamos a la expectativa de que empresas y financiamiento chino lleguen pronto”, apuntó.

La República Popular China tiene una superficie aproximada de 9,6 millones de km2 y su desarrollo se ha basado en una política de atracción de inversiones y exportación de todo tipo de producto industrial.

Esto la ha convertida en la mayor fábrica del mundo, en la primera en exportación mundial y, por ende, la ha catapultado como la segunda economía en el mundo.

http://www.telegrafo.com.ec/economia/item/ecuador-exporto-a-china-4835-millones-de-dolares.html