El Salvador: Organizaciones LGBT reclaman medidas ante incremento de asesinatos de homosexuales

En lo que va del año 11 miembros LGBT han sido asesinados y ningún caso ha sido investigado.

Por Gloria Marisela Morán

Basta ver la reacción de asombro, una sonrisa con morbo que esconde la carcajada que muchos quisieran soltar al ver a un hombre vestido de mujer o a un gay caminar para denotar que  muchos no los toleran, o los ven como los “perdidos de la sociedad”. Las reacciones son muestras claras de discriminación. A algunos los insultan, otros miembros de la comunidad salvadoreña de Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transgénero (LGBT)  han sido golpeados y otros, en el peor de los casos, han sido asesinados brutalmente.

Según las organizaciones LGBTI han sido asesinados 145 miembros, de estos 11 lo han sido en lo que va del año 2013.

Edwin Vásquez, conocida por Tania Santos Vázquez, integrante del equipo de trabajo de la organización COMCAVIS Trans, fue la quinta víctima en este año; también han sido asesinadas la joven trans identificada como Perla Rivas, de 17 años de edad, en un hecho ocurrido en el municipio de San Luis la Herradura, departamento de La Paz;.

Asimismo este año fueron asesinados Adolfo N. conocida como Mónica N., mujer trans comerciante, asesinada en el mes de abril en el municipio de San Marcos; René Emilio Aguirre, asesinado en la playa El Espino, del departamento de Usulután, durante la vacación de Semana Santa; y una mujer trans conocida como Soraya Hernández, asesinada en el caserío El Achotal, del municipio de San Luis Talpa, en el departamento de La Paz.

Según Karla Avelar, de la CONCAVIS TRANS, a raíz de estas muertes y acciones de odios en contra de los LGBT demandaron al Estado ante la  Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el pasado 29 de octubre, en dicha audiencia presentaron  evidencia de la ausencia de normativas para velar por los derechos humanos de los miembros de este sector y por sus seguridad.

Destacaron ante su comparecencia la falta de un sistema judicial que proteja, investigue, sancione y repare los daños ocasionados a las víctimas de la discriminación, del odio por sus preferencias sexuales. También denunciaron que esto trae consigo una situación de impunidad que propicia la repetición de los hechos y deja a las mujeres trans en total desprotección frente a sus victimarios.

Avelar dijo que esperan del Estado salvadoreño que haga justicia y resuelva sobre quiénes son los asesinos de esas 145 personas que pertenecían a esta comunidad.  Aunque lamentó que “en este país la justicia es para los ricos, los pobres son ignorados. Ahora no digamos con los miembros de la comunidad”, refiriendo a que El Salvador es un país “moralista, que trata de ignorarnos”, indicó.

Entre las peticiones que presentaron a la CIDH están que exhorte al Estado salvadoreño a impulsar las reformas legislativas pertinentes para adecuar su ordenamiento jurídico adoptando una Ley de Identidad y Expresión de Género. Asimismo piden la tipificación de los crímenes de odio en el Código Penal.

Una Ley de Identidad que proporcionaría un marco jurídico que propiciará el respeto a la identidad de las personas transexuales y  transgénero. Además garantizará su libre desarrollo en la sociedad.

Los beneficios de la Ley de Identidad serán la rectificación del nombre y sexo en la partida de nacimiento, la obtención de un nuevo documento de identidad, trato digno, reducción del estigma y discriminación por identidad de género, entre otras cosas

En cifras del problema de identidad, según  un informe elaborado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH)  presentado en abril de este año,  el 70 por ciento de las mujeres trans tiene dificultades en el trámite de documentos de identidad emitidos por el Estado y un 44,8 por ciento ha enfrentado dificultades al solicitar el DUI.

El 89 por ciento de las que participaron en el estudio aseguró identificarse con un nombre femenino, pero a pesar de ello no son reconocidas como tal en las instituciones del Estado y en la vida pública.

Pocos son los esfuerzos para brindar seguridad a esta población, uno de ellos es que dentro de la PDDH, debido a la situación de vulnerabilidad y falta de una actuación efectiva de distintas entidades gubernamentales, se constituyó el 17 de mayo del año 2012 la Mesa Permanente de la PDDH sobre los Derechos Humanos de la población LGBTI, en la cual participan organizaciones sociales que defienden los derechos de dicha población, con el objeto de realizar acciones de coordinación, análisis e incidencia política para el respeto de los derechos humanos.

http://www.contrapunto.com.sv/ddhh/demandan-a-estado-proteccion-para-lgbt-ante-cidh