Guatemala: comenzó en EEUU el juicio contra el expresidente Portillo por lavado de dinero

El juez Robert Patterson, de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York celebró ayer una audiencia de tres horas y media donde escuchó los argumentos de la fiscalía y de los abogados defensores en el caso que se sigue contra el expresidente Alfonso Portillo.

 

El exmandatario fue extraditado hacia Estados Unidos el 24 de mayo pasado,  señalado de conspirar para lavar  US$70 millones.

 

En dicha audiencia, la fiscalía defendió su moción, la cual es “bastante detallada, concreta y grande”, indicaron fuentes judiciales.

 

En tanto que los abogados defensores David Rosenfeld, Steven Filman y Arthur Jakoby pidieron la desestimación del caso. Según explicó el abogado David Pineda, encargado del caso en Guatemala, el bufete Herrick, el que trabaja en el proceso la defensa de Portillo en Estados Unidos, argumentó que existe una acusación débil.

 

La Fiscalía Federal de Nueva York indica que el exmandatario, que se ha declarado no culpable de todos los cargos que pesan en su contra, convirtió su puesto “de la Presidencia de Guatemala en su cajero automático personal”.

 

Pineda explica que la defensa en Estados Unidos se basa en que “no hay elementos probatorios suficientes para respaldar la acusación, por lo tanto no debería haber un juicio”.

 

Por qué es procesado

 

La fiscalía estadounidense acusa a Portillo de asociación delictuosa para el lavado de dinero, delito que tiene una pena máxima de 20 años en Estados Unidos. El ex Presidente es señalado de conspirar para lavar al menos US$70 millones provenientes del erario, mediante cuentas bancarias en ese país durante su gestión de 2000 a 2004.

 

Según la acusación, Portillo habría utilizado el sistema bancario de ese país para transferir diferentes montos a cuentas de sus familiares, en bancos europeos.

 

Portillo es el primer exgobernante guatemalteco que enfrenta a la justicia estadounidense.  De ser encontrado culpable podría ser condenado a 20 años de cárcel y una multa de US$500 mil, o el doble del dinero implicado en las transacciones ilegales.

 

La extradición de Portillo se produjo después de una larga disputa legal en los tribunales de Guatemala y de Estados Unidos durante los últimos tres años, luego de la acusación presentada por el fiscal federal Preet Bharara, en enero de 2010.

 

Los argumentos presentados en su contra, por el Tribunal del Distrito Sur de Manhattan, Nueva York, el 26 de enero de 2010, detallan 17 transacciones bancarias en ese país,  para depositar US$70 millones en la década de 1999 a 2009, dinero que aparentemente provenía del erario guatemalteco.

 

En junio de 2009, Francia también comenzó las pesquisas contra el exmandatario, caso en el que ya se presentaron varios testimonios de familiares.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20131126/pais/238606/