El presidente Piñera alista plan para enfrentar los resultados electorales de la Alianza

Hasta la residencia presidencial de Cerro Castillo (en Viña del Mar) se trasladará el viernes el Presidente Sebastián Piñera. El Mandatario espera pasar el fin de semana acompañado de algunos de sus íntimos amigos, entre ellos Carlos Alberto (“Choclo”) Délano, quien forma parte del denominado “tercer piso”.

La distendida salida -que según altas fuentes de La Moneda no estaría exenta de análisis político- será la antesala de una ardua jornada electoral el domingo para el gobierno.

En Palacio existe conciencia de que el resultado de la elección presidencial y parlamentaria marcará el pulso de la relación con la Alianza en los cuatro meses que restan de administración.

Así, aunque en La Moneda apuestan por que Evelyn Matthei logre pasar “por un estrecho margen” al balotaje, en La Moneda reconocen que, de no cumplirse el pronóstico, se iniciará un duro debate sobre las responsabilidades, donde varios apuntarán al gobierno.

“Creo que sí va a haber segunda vuelta”, dijo ayer Piñera, en una entrevista en radio Duna.

En La Moneda temen una arremetida por parte de RN en caso de ver “mermada” su actual representación parlamentaria, aun cuando la abanderada consiga seguir en carrera.

La tensión se instaló con anticipación entre la colectividad que lidera Carlos Larraín y el gobierno. Sobre todo, luego de que el senador por Valdivia dijera en una entrevista a La Tercera que fue un “error” bajar la candidatura de Laurence Golborne. Ayer, Piñera retrucó sus dichos, argumentando en la entrevista radial que “no aportan en nada a lo que estamos tratando de construir”. Larraín no esperó la respuesta: “Ojalá La Moneda hubiera tenido la misma preocupación por Evelyn en septiembre”.

Escenario de confrontación que podría abrirse al interior del propio partido, entre la directiva y figuras del denominado sector “piñerista”, en el que ubican a personeros como los senadores Lily Pérez y Alberto Espina.

Aunque existe también preocupación por la reacción de la UDI, en Palacio ponen sus fichas en que el gremialismo privilegie una “reflexión del conglomerado” con menos dureza hacia el Ejecutivo.

Bajo dicho escenario, La Moneda se ha dedicado en las últimas horas a tomar resguardos para el día de la elección. En la misma entrevista radial y explicitando el diagnóstico que ha hecho en privado, Piñera tomó distancia de las responsabilidades del gobierno en los comicios. “Aquí hay que distinguir roles. La principal responsabilidad del gobierno es gobernar bien (…) y en eso hemos estado. La principal responsabilidad de los partidos son las elecciones, y en el caso de la selección de candidatos, sin perjuicio de que todos salieron del gabinete (…) las decisiones las tomaron los partidos y tienen que hacerse responsables”, dijo. Con todo, el Mandatario agregó que, siendo parte de la Alianza, en caso de un fracaso en la presidencial, “todos vamos a tener que hacer examen de autoconciencia y de autocrítica”.

Con la idea de contener los flancos en su propio sector, el Ejecutivo privilegió también un fuerte respaldo a Matthei el día de los comicios. Así, se mandató a los secretarios de Estado sectoriales a trasladarse, pasadas las 17 horas, al Hotel Intercontinental. A esa misma hora está previsto que el Presidente y su comité político arriben a La Moneda. Ahí se decidirá el posible traslado de los ministros políticos al centro de operaciones oficialista y la eventualidad de que Piñera realice un punto de prensa, pasadas las 21 horas, en la sede de gobierno.

 

http://www.latercera.com/noticia/nacional/2013/11/680-551468-9-la-moneda-alista-plan-para-enfrentar-resultados-electorales-de-la-alianza.shtml