Lanzan plan para dar apoyo a migrantes guatemaltecos deportados de EEUU

Con el objetivo de dar apoyo psicológico y un trabajo estable a los inmigrantes guatemaltecos que son deportados de Estados Unidos, la Comisión del Migrante del Congreso, entidades privadas y sociedad civil, inauguraron hoy el proyecto “Bienvenido a Casa”.
Este programa se basa en la reinserción laboral de los migrantes en 150 empresas guatemaltecas, las cuales no solo les darán una oportunidad de trabajo sino acceso a microcréditos para que puedan iniciar un negocio propio, informó la directora del Consejo Nacional de Atención al Migrante (Conamigua), Alejandra Gordillo.
“Esta es una coordinación de esfuerzos entre entidades del Estado, privadas y de la sociedad civil. A la llegada al país, los migrantes deberán llenar una ficha con sus datos personales para ingresarlos como trabajador a una empresa según sus capacidades profesionales”, explicó.
Por su parte, Guillermo Montano, representante de una empresa privada, informó que de los 4.000 trabajadores que tienen en la actualidad, el 40 por ciento son migrantes, y dijo que las perspectivas son de contratar a entre 50 y 100 al mes.
Según registros del Consejo Nacional de Atención al Migrante, de enero a la fecha 45.000 connacionales han sido deportados desde Estados Unidos.
Capacitaciones
Gordillo indicó que dentro de este proyecto también se implementará una capacitación para los migrantes y sus familias sobre temas como corte y confección y mecánica, que están incluidos en los 300 cursos impartidos por el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap).
“Estas capacitaciones se realizan gracias a un convenio que firmamos el año pasado con el Intecap, donde se establece que Conamigua pagará el curso”, subrayó.
Para este proyecto se destinarán 500.000 quetzales (63.450 dólares), dijo Gordillo.
Historia de vida
Oscar González, de 34 años, originario del municipio sureño de Villa Nueva, con una voz entrecortada, relató la travesía que vivió en 2001, cuando a la edad de 22 años tomó la decisión de viajar a Estados Unidos para sacar adelante a su familia.
“Le pagué 12.000 quetzales (1.522 dólares) al coyote para que me llevara a la frontera con México, yo viajaba con alrededor de 25 personas, entre ellas mi esposa”, recordó.
Sin embargo, al llegar a la frontera tuvo que pagar 2.500 dólares a otro traficante para que los llevara a los Estados Unidos, donde luego de pedir limosna durante tres meses, pudo conseguir un trabajo en una constructora, donde fue capturado en marzo del 2011 y deportado a Guatemala.
A su llegada al país, González recibió la ayuda de Conamigua y a los tres meses ya tenía un trabajo.
A los dos años regresó su esposa y su hija de 4 años. “Ellas se habían quedado en los Estados Unidos solas, por lo que solicité la ayuda al Estado para que las trajeran y regresaron conmigo”, señaló González.

– See more at: http://www.agn.com.gt/index.php/component/k2/item/10690-%E2%80%9Cbienvenido-a-casa%E2%80%9D-dar%C3%A1-apoyo-a-migrantes-guatemaltecos-deportados-de-ee-uu#sthash.j32wuiof.dpuf

http://www.agn.com.gt/index.php/component/k2/item/10690-%E2%80%9Cbienvenido-a-casa%E2%80%9D-dar%C3%A1-apoyo-a-migrantes-guatemaltecos-deportados-de-ee-uu