Martinelli pidió perdón por envenenamiento masivo que causó 400 muertes en 2006

Durante entrega de cheques a sobrevivientes del envenenamiento con jarabe tóxico, el mandatario no pudo contener las lágrimas y rompió en llanto. Mientras, aprovechó para anunciar el pago del décimo tercer mes adeudado a los empleados públicos durante la invasión de 1989.

Emotiva fue la entrega de la pensión vitalicia a 104 afectados del envenenamiento masivo por dietilenglicol.

Durante el acto, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, no pudo contener las lágrimas y pidió perdón -en nombre del Estado- a cada uno de los sobrevivientes y familiares de las víctimas del jarabe tóxico.

“Yo no tengo palabras para pedirles a ustedes disculpas a nombre del Estado y de quienes debieron haberlo hecho”, expresó el mandatario. Frase que repitió a cada uno de aquellos a quienes les hizo entrega de su cheque.

Reconoció que las disculpas no son suficientes y que nada de lo que hagan justifica la pérdida de una vida humana, ni siquiera la pensión, pero “por lo menos es un paliativo”, dijo.

Unas 2,300 personas al mes se atienden en el Centro de Toxicología de la CSS.

Martinelli no dudó en recordar que con todo y que esa tragedia sucedió en el gobierno anterior, “que no se tomó la libertad de dar la cara”, en esta administración han salido a enmendar todos “los entuertos” que dejaron los gobiernos anteriores, adelantado con esto que el 13 de diciembre harán efectivo el pago del décimo tercer mes adeudado a funcionarios.

Entre tanto, los primeros beneficiados con la pensión vitalicia recibieron 6,600 dólares, correspondientes al pago mensual desde enero hasta noviembre.

Se informó que ya se tiene un próximo pago listo, con el que se beneficiarán 62 afectados más.

El ministro de Salud, Javier Díaz, recordó que la pensión vitalicia, de acuerdo con lo establecido en la Ley 20 del 26 de marzo de 2013, será revisada cada dos años y que si es necesario subirla, se hará.

Asimismo, resaltó que se tiene proyectado cinco años más de análisis para aquellos que salieron negativo, por la posibilidad de que puedan presentar a futuro problemas debido a la grave intoxicación, de tal manera que puedan beneficiarse con esta ayuda económica.

Por su parte, el director de la Caja de Seguro Social (CSS), Guillermo Sáez Llorens, sostuvo que a medida se vayan incorporando nuevos afectados y cumplan con toda la documentación, se irá haciendo entrega de los cheques.

De igual forma, dijo que para seguir haciendo los pagos mensuales se les recomendará a los beneficiados una cuenta bancaria para depositarles el dinero, pero mientras se les llamará para comunicarles a qué agencia del Seguro deben acercarse para retirar el cheque.

Sáez Llorens aceptó que se han dado pasos importantes, pero que todavía faltan cosas por mejorar en la atención de los pacientes.

Como en todo, hubo quienes se mostraron un poco disconformes, porque a su juicio, los primeros que debieron recibir este pago eran los que siempre se mantuvieron en las calles en la lucha para lograr que este beneficio fuera una realidad.

Gabriel Pascual, presidente del Comité por el Derecho a la Vida y la Salud, agradeció este reconocimiento, pero solicitó a las autoridades y al futuro presidente no olvidarse del tema y de la salud en el país. “El objetivo fundamental no se ha completado, pero se está en ese proceso”, concluyó.

 

http://www.panamaamerica.com.pa/notas/1674039-presidente-martinelli-pide-perdon-los-envenenados-