Multitudinaria “caravana contra la impunidad” exige desafuero a senador

Alrededor de la 19:00, la ciudadanía con gritos, bocinazos y agite de banderas, empezó la denominada caravana contra la impunidad en la Costanera de Asunción. La protesta de la gente tiene por finalidad exigir el desafuero del senador Víctor Bogado, requerido por la justicia en el proceso iniciado en su contra por la Fiscalía por los delitos de presunta estafa al Estado y cobro indebido de honorarios.

Una importante cantidad de personas en sus vehículos hicieron el recorrido de protesta por la Costanera, en rechazo a la impunidad en el Congreso del senador colorado Víctor Bogado, cuyo desafuero no fue posible gracias a los votos de 23 senadores.Ciclistas y motociclistas encabezaron la caravana de repudio contra los legisladores que protegieron a Bogado.Las personas llegaron al lugar con automóviles, motos, bicicletas e incluso a pie, pidiendo el castigo al senador de la ANR, imputado por los fiscales René Fernández, Liliana Alcaraz, Claudia Criscioni y José Dos Santos por cobro indebido de honorarios y estafa. Además a su “niñera de oro” Gabriela Quintana Venialgo.

 

Los manifestantes gritaban en coro “basta de impunidad”, “fuera senarratas”, entre otras fuertes frases dirigidas contra los 23 legisladores que dejaron impune a Bogado, cuyo desafuero fue requerido por el juez de garantías de la capital, abogado Julián López.

 

Los personas se dirigirán hasta la calle Colón, y de allí hasta las plazas ubicadas frente al Congreso Nacional, donde también gritaban “basta de impunidad”. La Policía Nacional calcula unos 8000 a 1000 vehículos que asisten a la manifestación.

Frente al Congreso, ya entrada la noche, se congregó una gran cantidad de personas, exigiendo el fin de la impunidad. Algunos en sus discursos exigieron el desafuero del senador Víctor Bogado y castigo ejemplar a los corruptos.

 

El pasado viernes con papel higiénico en manos las personas también se manifestaron frente al Congreso de la Nación. El fin de semana, locales comerciales y sanatorios decidieron cerrar sus puertas a los 23 senadores.

También hubo manifestación de indignados en Ciudad del Este y Enarcanación. En ambos lugares hubo una gran respuesta de la ciudadanía.