Uruguay y Estados Unidos anunciaron el ingreso de carne ovina al país del norte

Uruguay y Estados Unidos firmaron ayer la protocolización de la comercialización bilateral de cítricos, en tanto se anunció el próximo ingreso de la carne ovina desosada y madurada al país del norte y se inició el trámite para habilitar la carne ovina con hueso.

Los ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, y de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, el viceministro de Agricultura de Estados Unidos, Edward Ávalos, y los embajadores Julissa Reynoso y Carlos Pita firmaron al acuerdo que oficializa la participación de los cítricos uruguayos en el mercado estadounidense.

La firma, que se “hace en el mismo momento en que van navegando hacia el puerto de Philadelphia los primeros cuatro contenedores de productos cítricos uruguayos”, según comentó Aguerre, cierra una larga negociación que buscó reinsertar a los cítricos nacionales en el mercado estadounidense, tras 19 años de estar ausentes.

Las 6.000 cajas de naranjas que fueron embarcadas en octubre llegarán a destino el 15 de noviembre, según estimó Ávalos. El funcionario del gobierno de Barack Obama expresó que espera a su regreso a Washington acudir a la tienda que frecuenta y encontrar en la góndola de frutas la frase “producto de Uruguay”.

 

La ruta de la lana

La exportación de carne ovina al mercado estadounidense planteará desafíos para el sector, según explicó Gianni Bianchi, docente de la Estación Experimental Mario Alberto Cassinoni, en entrevista con el suplemento de la diaria “La Ruta de la Lana”. En la entrevista publicada en agosto, Bianchi explica que el mercado de Estados Unidos capta corderos con 24 kilos de carne -para lo que tienen que pesar más de 50 kilos vivos-, de países como Australia y Nueva Zelanda; en tanto en Uruguay el peso de estos animales oscila entre 34 y 36 kilos (vivos). La raza de los ovinos es determinante para el peso, según explicó el experto.

 

Por su parte Aguerre manifestó que Uruguay tiene intenciones de quedarse con “un segmento” del mercado estadounidense de cítricos, un país que importa unos 600 millones de dólares al año de naranjas, limones y mandarinas.

Lobo suelto, cordero atado

La habilitación del ingreso de carne ovina sin hueso a Estados Unidos “es una etapa más en un proceso que tiene que terminar en el acceso de la carne ovina con hueso”, manifestó Aguerre. El mercado estadounidense es importante “por su tamaño” y “por su hábito de consumo” de carne ovina, amplió el secretario de Estado.

Estados Unidos “importa algo así como 600 millones de dólares de carne ovina, de los cuales 100 millones de dólares son de carne ovina sin hueso y la enorme mayoría es de carne ovina con hueso”, consignó el ministro. En tanto, es en la carne ovina con hueso “donde radica la capacidad productiva y la mejor forma de valorizar” el producto uruguayo, aseguró.

La finalización de las negociaciones para el ingreso de la carne ovina desosada y madurada -Ávalos estimó que en 15 días las normas de habilitación estarán ya publicadas- dio luz verde a la delegación uruguaya para comenzar el trámite por la carne ovina con hueso. Incluso ayer en la misma conferencia, Aguerre entregó el documento que comienza el trámite para realizar el análisis de riesgo.

La negociación de la carne ovina comenzó en junio de 2005, cuando el actual presidente de la República, José Mujica, estaba a cargo de la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca, y el canciller Almagro de la Unidad de Relaciones Internacionales de dicha secretaría. El actual canciller destacó que “en este tiempo” la gestión de mercados internacionales fue fructífera. “Llevamos nueve habilitaciones de productos de origen animal y la décima está por venir”, auguró, refiriéndose a la habilitación de la carne ovina con hueso que comenzó a tramitarse.

Es de esperar que la habilitación de ingreso de la carne ovina con hueso al mercado estadounidense se acelere por la “confianza” que ambos países tienen en los sistemas sanitarios, explicó Aguerre. En tanto, fuentes del MGAP dijeron a la diaria que se trataría de una “ampliación” y no de una habilitación propiamente dicha. Por otra parte, la mayor resistencia de los técnicos estadounidenses se debió a los sucesos de fiebre aftosa que atravesó el país. En este sentido, se señaló desde el MGAP que los ovinos uruguayos están libres, sin vacunación desde 1988.

Todos quieren rancho

El viceministro de Agricultura estadounidense se reunirá el sábado con el presidente Mujica. En el encuentro, Ávalos dijo que estará en el “rancho” del mandatario y que es para él un “honor” celebrar el encuentro. Dijo que su principal intención es que Mujica “entienda que soy una persona de campo”.

Reynoso, por su parte, adjudicó a Ávalos una gestión “consistente” para que ambas habilitaciones -cítricos y ovinos sin hueso- fueran rápidamente avaladas por las instituciones estadounidenses.

La embajadora, que resaltó la labor de los equipos técnicos de ambos países, manifestó la importancia del Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones (TIFA, por la sigla en inglés) con el que se consigue un marco para tratar los temas comerciales, pero resaltó “la amistad entre los pueblos” como un valor a destacar en las negociaciones.

http://ladiaria.com.uy/articulo/2013/11/cordero-a-la-naranja/